Embargados los bienes de una empresa por emplear ilegalmente a 44 conductores. Fotos

Embargados los bienes de una empresa por emplear ilegalmente a 44 conductores.

@Samuelsoni_cg.- Una investigación, coordinada por la Fiscalía de la localidad italiana de Piacenza y realizada por la Brigada Móvil de la Jefatura de Policía de Piacenza en colaboración con la Policía de Tránsito de Trento y Piacenza y con la Guardia di Finanza, ha permitido descubrir un entramado criminal llevado a cabo por los gerentes de una empresa de transportes -de la que no se ha proporcionado el nombre al estar bajo investigación,  que reclutaba extranjeros extracomunitarios de manera ilegal para emplearlos como conductores “en condiciones de explotación”.

La operación conocida con el nombre en clave «Hermes» se ha saldado con 17 personas investigadas, una de las cuales ha sido detenida, por supuestos delitos de contratación ilegal, la complicidad en la inmigración ilegal y la falsificación de documentos públicos. Además, se ha ordenado el embargo preventivo de la empresa de transportes y de otra empresa imputable a la primera. Hay un total de 44 camioneros extranjeros identificados durante la investigación como víctimas del delito de contratación ilegal, personas en situación de extrema necesidad gracias a las cuales los investigados se pudieron lucrar.

Embargados los bienes de una empresa por emplear ilegalmente a 44 conductores

La operación se inició en 2020 tras las investigaciones realizadas tanto por la policía de Piacenza como por la Policía de Tránsito de Trento a raíz de la detención de un camionero brasileño, que era empleado de la empresa, y que había mostrado documentación griega falsa en un control de carretera en Trento. La investigación condujo a los agentes hasta la sede de la empresa donde descubrieron el lugar donde se alojaban los conductores, en unas condiciones totalmente insalubres. Además, el patio de la empresa era utilizado para realizar actividades ilegales de mecánica y reparación de neumáticos.

Embargados los bienes de una empresa por emplear ilegalmente a 44 conductores

Según informa la Polizia di Stato en un comunicado, la empresa contrató a ciudadanos no comunitarios, en su mayoría brasileños, que deseaban trabajar en Italia (previo pago a la empresa de alrededor de 500 euros), a los que proporcionaba documentos de identidad y carnés de conducir falsos, por los que tenían que pagar hasta 2.500 euros. Una vez endeudados, firmaban un contrato de trabajo con nombre falso y comenzaban a trabajar como camioneros para la empresa, en unas condiciones degradantes tanto de empleo como de vivienda. Entre viaje y viaje, los conductores dormían en la cabina del camión en la sede de la empresa, pudiendo hacer uso en algunas ocasiones de los contenedores de obra que había en las instalaciones.

Embargados los bienes de una empresa por emplear ilegalmente a 44 conductores

Aprovechando el estado de necesidad en que se encontraban los camioneros, por encontrarse irregulares en territorio italiano, con documentos falsos y sin ningún otro contacto ni alternativa laboral en Italia, la empresa explotó su desempeño laboral imponiendo jornadas extenuantes. El análisis de los tacógrafos incautados por la policía de tráfico a numerosos conductores, reveló casi un millar de infracciones al código de circulación en un periodo de examen de apenas tres meses, principalmente por incumplimiento de los tiempos de conducción y descanso; llegando a apodar a uno de los conductores como «El kamikaze», porque conducía en cualquier situación sin importarle el riesgo. De hecho, la empresa obligaba a los trabajadores a hacer un uso indebido de los tacógrafos, para no ser descubiertos durante los controles.

Los salarios que recibían los conductores eran muy inferiores a los previstos en el convenio nacional y totalmente desproporcionados con respecto a la actividad realizada. Los sueldos lo recibían en negro, de los que se descontaba una cantidad si no realizaban horas extras o se retrasaban en los plazos de entrega. Además, los trabajadores tenían que pagar las cuotas por los documentos falsos y costear el alojamiento en la base de la empresa, así como hacerse cargo de los daños de los vehículos causados en accidentes de tráfico durante las extenuantes jornadas de trabajo.

Embargados los bienes de una empresa por emplear ilegalmente a 44 conductores

Con las restricciones de la pandemia, la empresa comenzó a contratar ciudadanos turcos y moldavos, que no necesitaban aportar documentación falsa, ya que eran contratados a través de una empresa de transporte fantasma con sede en Bulgaria, gestionada por las mismas personas, para desvincularles de la empresa italiana. Este desplazamiento transnacional fue suficiente para permitir su libre circulación por territorio italiano.

A la investigación de la policía se unió la de la Guardia di Finanza, que descubrió varios delitos administrativos y fiscales. Al final de la investigación, el juez de instrucción de Piacenza dictó cinco medidas cautelares (un ingreso en prisión, dos arrestos domiciliarios y dos obligaciones de presentarse ante la policía siempre que sean requeridos) e investigó a otras doce personas que se encuentran en libertad. Los delitos más graves de los que se les acusan son la contratación ilegal, la complicidad en la inmigración ilegal y la falsificación de documentos públicos. Además de las detenciones, el magistrado ordenó el embargo de los bienes de la empresa.

Fotos: Polizia di Stato

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas