Incompetentes esclavistas. «Camionero García». Opinión

Incompetentes esclavistas

Aunque el tema esté muy manido y se haya dicho de todo sobre ello no debemos olvidarnos de la situación que vive el sector respecto a la falta de conductores y de relevo generacional. En este tema, como en otros, se demuestra la incapacidad de la patronal para cambiar las cosas y así hacer de esta profesión una actividad atractiva para los demandantes de empleo.

Y digo incapacidad porque lo han demostrado ante sus clientes que han sido unos empresarios incapaces para trasladar los costes reales a sus precios de servicio, han sido sumisos y complacientes para con los abusos de los cargadores, han sido exigentes en exceso con sus trabajadores, hasta el extremo, en muchos casos de obligar a incumplir la legalidad vigente, amenazar constantemente con el despido, descontar dinero de la nómina por roturas y hasta por dormir en la cabina del camión. No han regalado nunca nada y sin embargo se les ha permitido toda clase de tropelías, eso sí con la complicidad ignorante de sus trabajadores, todo hay que decirlo.

Que no se ofenda nadie de esta realidad, porque es una verdad incontestable sobre muchos de los empresarios de este país y si no es así, se pueden ver en muchas de las ofertas de trabajo que hay a diario en las diferentes páginas de empleo o en el propio SEPE, donde las condiciones son de precariedad absoluta y sobrepasando la ilegalidad.

Ya sean grandes o pequeños empresarios, todos acuden a situaciones de abuso para decir a sus trabajadores que no se puede pagar más o que hay que estar más tiempo de viaje, sin hacer ni siquiera una reflexión para cambiar las cosas. Esto demuestra la incapacidad de muchos de estos empresarios que más bien son camioneros con camiones que ofrecen la precariedad que ellos han recibido cuando fueron conductores por cuenta ajena, pero multiplicada por dos.

En las grandes empresas y gracias a los comités de empresa se controla más el abuso, aunque como sucede en muchos casos, estos comités están en connivencia con la propia empresa, dando así lugar a persecuciones por presentar listas no afines, con las consabidas represalias, sí, lo que se llama persecución sindical.

Todo muy ético y legal y que raya la desvergüenza ya, es la oferta en terceros países para venir a trabajar a España.

Un país con unos 90.000 trabajadores desempleados con carnet para conducir camiones, cuya patronal ofrece puestos de trabajo para esta actividad en Chile, Perú, Colombia, etc., en unas condiciones engañosas cuando no esclavistas. Hay que ser malintencionado para hacer este tipo de cosas en un país que es la cuarta economía de Europa y que pretende estar a la cabeza de los estados donde la calidad de sus trabajadores sea excelente.

Entre todos debemos hacer una reflexión, pero fijense, los trabajadores ya la han hecho, nadie o casi nadie quiere subirse a un camión y lo que sí hay es cambio de conductores entre empresas, lo que demuestra que no hay unas condiciones mínimamente adecuadas para hacer del trabajo una actividad duradera en el tiempo y esto lo vemos hasta en empresas donde se respeta y vigila mucho el convenio y los acuerdos adquiridos.

A la administración, que ni está ni se se le espera, le toca empezar a escuchar a los trabajadores y sus representantes, porque ya está bien de pasar veladamente ante los abusos en estas empresas, unas veces por falta de inspectores y todas porque no les sale de los cojones investigar qué es lo que pasa en el sector del transporte de mercancías por carretera, sector que sufre una accidentalidad y mortalidad por encima de la media de todos los sectores.

Pudiera ser que los empresarios se den por ofendidos, pero estos tienen la piel muy fina para lo que quieren, saben de sobra de estas prácticas en sus propias empresas y esta estrategia tiene fecha de caducidad, el tema es que a la generación actual de empresarios se la suda, porque el verdadero problema va a estar en una década y ellos ya estarán mas que bien retirados para esas fechas. Todo esto si no se pone remedio antes, porque lo de los camiones autónomos no va a ser una realidad ni a corto ni a medio plazo, primero por la seguridad en carretera y luego porque tampoco son tan versátiles para las exigencias de los demandantes de servicio de transporte.

Soluciones hay, claro que sí, pero las empresas, dirigidas por incompetentes empresarios prefieren que papá estado les ponga la solución encima de la mesa y además que corra con la responsabilidad de convertir al estado en cómplice de sus prácticas esclavistas.

Más artículos de opinión de Camionero García  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas