Coches de segunda mano, prácticamente nuevos y con etiqueta medioambiental C

Coches de segunda mano, prácticamente nuevos y con etiqueta medioambiental C

Hace unos años, la DGT (Dirección General de Tráfico) determinó que los vehículos (coches, motos, furgonetas, camiones…) fueran identificados y catalogados de más a menos contaminantes. Para lograrlo, la idea escogida fue otorgar a cada vehículo una etiqueta cuya letra y color sirvieran para distinguir en qué grado dicho vehículo era respetuoso con el medioambiente. En función de la letra y del color asignados, unos medios de transporte y otros eran organizados según su nivel de contaminación. Actualmente, según el área de España en que se circule, la etiqueta C es o no obligatoria. En Madrid, por ejemplo, es necesario disponer de esta etiqueta para la circulación en la zona centro y en las áreas más contaminantes. De lo contrario, pueden aplicar sanciones económicas, como también sucede en Barcelona. 

En concreto, la etiqueta C (o etiqueta «verde») se expide para vehículos de combustión interna que cumplen con las políticas de las últimas emisiones EURO (un conjunto de normas definidas por los Estados Miembros de la Unión Europea). Adquirir un automóvil nuevo con esta etiqueta hoy día es relativamente sencillo, ya que los últimos modelos de fabricación se desarrollan teniendo la política medioambiental presente (lo que hace un tiempo no era habitual). Sin embargo, encontrar coches de segunda mano con etiqueta C y a un precio razonable es algo bastante más difícil. Uno de los problemas de comprar vehículos de segunda mano es precisamente que los coches son antiguos y que si se quiere un modelo más reciente, que cumpla con las políticas de emisiones cero y que, además, no cueste mucho dinero, se convierte en misión imposible. 

Afortunadamente, como alternativa se encuentran los coches de segunda mano procedentes de servicios de renting. El renting ofrece una amplia y variada oferta de coches de ocasión: prácticamente nuevos, con su correspondiente etiqueta medioambiental C y a un precio bastante competitivo. 

¿En qué consiste el renting? 

Este término procedente del inglés significa «alquiler». En concreto, se refiere al alquiler de coches a largo plazo. De esta forma, a cambio de pagar una cuota mensual, el usuario dispone de un coche con todos los gastos de mantenimiento incluidos. Además, también (en función de las condiciones del renting escogido), la cuota incluye otros servicios como: el seguro, la matriculación y la gestión de multas. 

Renting de coches de segunda mano 

El renting puede ser de vehículos nuevos o seminuevos. En el caso del renting de coches de segunda mano, los vehículos que pueden alquilarse cuentan con un uso previo. Por lo demás, salvando esto, la cobertura y garantías del vehículo son las mismas que las del resto: aquellos que son nuevos. Normalmente, el alquiler cubre de 6 a 12 meses. En cuanto a las características de los coches de segunda mano, conviene saber que su antigüedad es limitada, han sido utilizados por un solo conductor, el kilometraje recorrido está controlado y es limitado, y además se ha comprobado que su estado es apto para la conducción (así que han sido revisados y están listos para su uso).

Ventajas frente a los vehículos de compra

  • Han sido revisados exhaustivamente: todos los coches que se ofrecen en un renting pasan por una revisión técnica pormenorizada de forma previa a que se ofrezcan al usuario.
  • En cuanto a la equipación, aunque tienen ciertas limitaciones con respecto a los modelos nuevos, disponen de los mismos sistemas de seguridad, avances tecnológicos y asistencia a la conducción de cualquier coche nuevo del mercado.
  • La inspección del vehículo es responsabilidad de la compañía de renting, que se ocupa de gestionar todas las inspecciones técnicas y periódicas por las que el vehículo debe pasar para comprobar así su adecuado funcionamiento. De este modo se garantiza una experiencia de conducción óptima.
  • Se trata de vehículos completamente actualizados. Aunque sean modelos de segunda mano (utilizados previamente por un único conductor), han sido testados y se ha verificado que cumplen con todos los requerimientos exigidos por la DGT.
  • La cuota de renting cubre todos los servicios relativos al mantenimiento del coche y a las reparaciones necesarias, sin que el usuario deba abonar ningún importe adicional.

¿Cómo se efectúa el renting? 

En la página web de la compañía de renting, los coches de segunda mano disponibles se organizan por marca (Audi, BMW, Ford, Hyundai, Mercedes-Benz, …) y por carrocería (con portón trasero, sedán, suv…) En cuanto a la búsqueda, ésta puede efectuarse también por: modelo, año de matrícula, precio, kilometraje, tipo de combustible (diésel, híbrido, GLP, gasolina…), caja de cambios o por ubicación de la tienda de renting. 

Renting de segunda mano con etiqueta C 

Los coches con esta etiqueta hoy día son los más baratos del mercado. Aunque no cuentan con las ventajas de los coches ECO o de emisiones 0, se pueden seguir utilizando en las grandes ciudades, aunque su estacionamiento queda reservado a garajes y aparcamientos privados. Su principal ventaja se encuentra en su precio, que los convierte en una buena forma de conseguir un coche a un módico precio.

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas