Principales riesgos en el transporte en carretera

Principales riesgos en el transporte en carretera

A la hora de hacer un trabajo de transporte en carretera conviene extremar las precauciones. Por ejemplo, podemos contar con la ayuda de Gesa Grupo que puede ayudarnos con seguros de transportes, informes periciales, conflictos laborales, tramitar sanciones, incluso hasta nos dan información sobre cursos para transportistas. 

Además, debemos tener claros los principales riesgos que asumimos si nos dedicamos a esto. En las siguientes líneas vamos a hacer un repaso de los más importantes: 

Los riesgos más importantes del transporte en carretera 

1. Exceso de velocidad 

¿Sabías que alrededor de un 30% de los accidentes de vehículos están relacionados con el exceso de velocidad? Y si ya estamos hablando de vehículos de carga pesada, el exceso de velocidad es uno de los factores que más accidentes causa en las carreteras. La forma de prevenirlos es respetar en todo momento los límites de velocidad establecidos por la ley. 

Además, las empresas de transporte actuales cuentan con lo que se conoce como un asistente de conducción que, llegado el momento, podría llegar a salvarte la vida. Su principal objetivo es regular las malas prácticas que seguimos cuando vamos al volante. 

2. Asaltos 

No importa si eres un conductor novato o si llevas ya varios años de conducción a tus espaldas. Lo cierto es que en cualquier momento puedes ser víctima de un asalto en ruta. Hay que tener en cuenta que los ladrones se las ingenian cada día más para apropiarse de la carga que llevas, incluso hasta del propio vehículo.

Por fortuna, tenemos soluciones para evitar que esto pase, como un sistema de bloqueo del motor, de zona de carga y de puertas.  Otro recurso que puede funcionar muy bien es un botón del pánico que se instalará en la cabina. Estos elementos disminuyen la posibilidad de sufrir un robo. 

3. Mal estado de las vías 

El mal estado en el que se encuentran algunas carreras también supone un factor de riesgo para el conductor. Podríamos estar hablando también de atoramientos producidos por un tráfico elevado o de calles que no tienen semáforos. 

Una buena manera para protegerse ante este problema es hacer una programación de las vías por donde se va a transitar hasta terminar el trabajo, con el objetivo de optimizar el tiempo y desechar cualquier ruta que pueda entrañar peligros elevados. También hay que tener capacidad de adaptación y ser capaces de modificar la ruta en tiempo real en base a las necesidades que se vayan presentando. 

4. Otros peligros para el conductor 

Además de los peligros ya indicados, existen otros que se deben tener en cuenta:

  • Exposición a ruidos fuertes.
  • Exposición a vibraciones del vehículo por el mal estado en el que se encuentra la carretera.
  • Exposición a condiciones atmosféricas extremas.
  • Fatiga por haber conducido durante mucho tiempo sin descanso.
  • Fatiga por manipulación de cargas.

Todas estas situaciones pueden suponer un factor de riesgo para los conductores, pudiendo propiciar accidentes u otras situaciones que pongan en juego su vida y la del resto de usuarios de la vía.

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas