Pymes del sector de transporte de viajeros muestran su «preocupación» ante ayudas «insuficientes» y costes «elevados»

Pymes del sector de transporte de viajeros muestran su "preocupación" ante ayudas "insuficientes" y costes "elevados"

Europa Press.- La Asociación Navarra de Empresarios de Transporte por Carretera y Logística (ANET) ha mostrado la «preocupación» existente entre las pymes del autobús en la Comunidad foral ya que las ayudas son «insuficientes» y los costes «elevados».

En un comunicado, la asociación ha indicado que «por número de empresas, las pymes familiares suponen el 67% del sector del transporte de viajeros en Navarra» y que ANET lo componen en este momento 24 pymes navarras del sector. Sin embargo, a causa de la reciente publicación del Real Decreto-ley 11/2022, de 25 de junio, han asegurado no tener «ninguna esperanza en el porvenir» de sus pymes. A su juicio, las recientes medidas para responder a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania «no aportan ninguna solución para el incremento de costes del sector de viajeros, ya que la única medida que solventa algo la escalada de precios es la ayuda de 20 céntimos por litro de gasóleo».

Al respecto han añadido que «esta cifra de los 20 céntimos por litro de gasóleo, con la escalada de precios y la que parece que viene para el verano, con la estimación de llegar a los 3 euros por litro de gasóleo, ya ha absorbido la compensación mencionada, y lleva a las empresas a unas tensiones de tesorería inasumibles tras una crisis como la Covid-19, en la que no ha existido movilidad para los viajeros».

De esta forma, han criticado que «las ayudas planteadas se olvidan de los servicios escolares, las excursiones, los viajes en grupo; y solo fomentan la demanda de las líneas regulares en el ámbito urbano e interurbano, que están subvencionadas». «De manera que, en el resto de los ámbitos, tememos no poder cubrir los costes, sobre todo en lo que respecta a los contratos con la administración, que no se han actualizado», han añadido.

Desde la asociación insisten en la necesidad de «una revisión urgente de las tarifas que cubra los costes actuales de las empresas de viajeros, y especialmente el del combustible, debido a su significativo desfase». Tras hacer referencia a la variación del combustible que existirá en el curso escolar 2022-2023, han manifestado que les «preocupa» no poder cumplir con el servicio de transporte escolar «si continúa, como se prevé, esta tendencia al alza sin actualizarse la tarifa de las licitaciones forma equivalente». Por último, han añadido que «los autobuses están subiendo de precio y, además, si alguna empresa pudiera tener capacidad de invertir en algún vehículo nuevo, no se cierra la fecha de entrega por la incertidumbre que genera la falta de materiales, pudiendo tener que esperar hasta 12 meses para adquirirlos».

La respuesta del Departamento de Educación al sector

Según la asociación, la respuesta del departamento de Educación del Gobierno de Navarra ha sido que continúen «con la misma tarifa calculada en enero de 2021, incrementada en un 3,75%». «Aparte de realizar un incremento ridículo de la tarifa, se obliga a las empresas a aceptar todas las rutas propuestas a las agrupaciones de empresas o empresas individuales que ostentan la titularidad del servicio, por querer el Departamento de Educación compensar las rutas con algo de rentabilidad con aquellas que no la tienen; de forma que se fuerza a repartir los reducidos beneficios. Y, en algunos casos, creemos que se llega a ofertar todo el paquete de rutas por debajo de costes», han criticado.

Desde ANET han explicado que esta situación se ha generado «porque el departamento de Educación piensa que el estudio de costes que utilizaron en la licitación está bien, a pesar de los informes que desde ANET se les enviaron antes de que se presentaran las ofertas a la licitación en septiembre del año pasado». «Esto nos ha llevado a un contencioso administrativo con posterioridad, todavía sin resolver. Y ahora Educación obliga a las empresas titulares del servicio a aceptar todo el lote o a no poder seguir prestando los servicios de transporte escolar el curso que viene», han remarcado.

En abril de este año, desde ANET demandó «un incremento de las tarifas para el curso 21/22, por el importante aumento de costes» y, ante esta demanda, «la respuesta ha sido negativa», por lo que «a la reducida oferta económica para el curso 22/23, hay que sumar la falta de compensación de los servicios del curso anterior». «Quizás se le olvida a la administración que el sector se encuentra con el convenio colectivo en negociación, y que aparte de las demandas sindicales, ya solo el incremento del resto de costes excede con creces el 3,75% anunciado como único aumento. Entonces, ante la imposibilidad de cubrir costes, ¿dónde pretende la administración que encontremos conductores y el resto de personal necesario?», han cuestionado.

Por todo ello, han subrayado que, desde el inicio de la pandemia, «se han olvidado del sector de las pymes familiares navarras de viajeros, que no tiene ayudas directas, más allá de las que tenemos todos». Según han señalado, en la ayuda por la crisis de Ucrania, cobraron «únicamente 950 euros por vehículo, que no llega ni para medio depósito». «Y para rematar la situación, las ofertas de transporte escolar propuestas por la administración no llegan a cubrir los costes de muchas de las rutas, y solo pueden «o bien aceptarlas o quedarnos sin realizar ningún servicio», han añadido, tras advertir de que «ponen en duda la posibilidad de mantener el servicio de transporte escolar en el tiempo y la perdurabilidad de las empresas en estas condiciones».

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , ,

Etiquetas

, , ,

Las noticias más leídas