¡Mejor matamos al mensajero!. «El Camionero en ruta». Opinión

¡Mejor matamos al mensajero!

Era un costumbre un tanto macabra en la Edad Media, matar al mensajero cuando era portador de malas noticias, y parece que, para ciertas personas, esta costumbre sigue en el lema de sus vidas, aunque ahora ya no se acaba con la vida del mensajero cuando publica noticias que nos son del agrado de esas personas, pero si se las vapulea y desprestigia, sobre todo en las redes sociales en las que parece que ciertos «voceros de sus amos» viven, para intentar confundir y masacrar, eso si, para después, proclamar a los cuatro vientos que la prensa está vendida.

El que en España vivamos, afortunadamente, en una democracia desde hace 46 años, más o menos, no es suficiente para algunas personas que añoran tiempos pasados en los que un militar «por la gracia de Dios», gobernara con mano dura este país nuestro más de 36 años, que lo echan tanto de menos que piden a los cuatro vientos que vuelva una dictadura, cuando es curioso que muchos de esos nostálgicos no vivieron bajo el régimen del militar gallego, paradojas de la vida.

Asi que un sector tan importante para la economia española como el del transporte de mercancías por carretera, no podia estar ajeno y ausente, ante esas personas que añoran tiempos pasados, como si hubieran sido mejores, que seguramente tuvieron cosas buenas, pero que, como suele decirse: «El pasado, pasado está y a veces es mejor no removerlo». Añoran tiempos pasados y llaman «comunista-bolivariano» al gobierno actual, elegido democráticamente, aunque a los nostálgicos no les guste, pidiendo curiosamente leyes y medidas intervencionistas de corte comunista.

El transporte de mercancías por carretera en España es de los más regulados legislativamente de Europa y del mundo, lo único que tienen que hacer transportistas autónomos, pymes y empresas, es aplicar las leyes y hacerse valer y respetar ante sus clientes, así de sencillo, por lo que de poco valen leyes y más leyes para un sector, si hay personas incapaces de imponer ante sus clientes la importancia de esas leyes que les sirven, nada menos, que para hacer verdaderamente rentable su trabajo.

Pero claro, hay quien parece empeñado que le hagan leyes a su medida, como si fuera un derecho irrefutable, ante el que no valen acuerdos con estamentos del transporte legalmente constituidos para negociar con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, les guste o no; porque tal vez hay que explicarle hasta la saciedad al demandante de esa ley, que en las dictaduras las leyes se cumplen sí o sí, mientras que una de las ventajas de las democracias es la posibilidad de cambiar las leyes que no nos gustan, votando a las personas adecuadas para que cambien las leyes que no gustan.

Y ahora viene lo bueno, cuando hay un medio o medios de comunicación que se preocupa por dar voz a asociaciones y personas a las que nadie se la da, todo va de maravilla mientras publican y se hacen eco de reuniones y noticias que otros medios recoges, pero si esos medios hacen gala, como siempre, de su independencia, aunque a algun nostalgico «vocero de su amo», no le guste la libertad de prensa e información, y estos medios se hacen eco de la opinión o las posturas de otras organizaciones o personas, entonces, lo fácil es matar los mensajeros que publican noticias que no les gustan con calumnias que tan solo demuestran y dejan muy claro quien es quien.

Porque los nostálgicos del régimen pasado odian a muerte la libertad de cualquier tipo, sea de información o pensamiento, porque llaman vendidos a los medios de comunicación cuando no publican lo que ellos quieren y con los titulares que más les gusten, añoran tiempos pasados, precisamente en los que habia una dura censura a los medios de comunicación y la prensa tenía que entrar por el aro represor de la dictadura sí o si, porque de lo contrario se encarcelaba a periodistas y se cerraban los medios de comunicación incomodos.

Así que nada, para los que quieren matar al mensajero con calumnias, cuando no les son afines, decirles que lo mejor que puden hacer es cambiar de pais, porque todavia quedan dictaduras por el mundo, pero si no lo hacen, que respeten la libertad ajena de cualquier tipo, porque todo el mundo tiene derecho a opinar y a actuar con libertad. Sencillamente porque el tiempo siempre termina por poder a cada uno en el lugar que merece, y la selva revuelta del transporte de mercancías por carretera en España, también terminará haciéndolo y lo que vaya a pasar con las convocatorias de paros en el sector, muy pronto lo veremos y asistiremos al triunfo o al fracaso de iniciativas y propuestas, pero matar al mensajero no será la solución, es más, será un grave error de estrategia.

Como siempre: ¡¡¡Buena ruta, tanto en la carretera como en la vida!!!.

Más artículos de El camionero en ruta.  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto: The Objective

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas