Líderes comunitarios brasileños piden a la UE que deje de promover el ‘ecocidio’

Líderes comunitarios brasileños piden a la UE que deje de promover el 'ecocidio'

Redacción.- Líderes comunitarios de Brasil están en Bruselas esta semana para instar a la UE a corregir su ley de combustibles verdes que está impulsando la deforestación en el país, según informan en un comunicado conjunto de Transport & Environment y Rainforest Foundation Norway. Con los legisladores de la UE en el proceso de revisión del histórico paquete ‘Fit for 55’ sobre clima, energía y transporte, consideran que ahora es el momento de que se detenga lo que los líderes comunitarios y las ONG han denominado ‘ecocidio’.

En un movimiento para descarbonizar el sector del transporte, la Directiva de Energías Renovables (RED), revisada en 2018, recomienda los biocombustibles como alternativa a la combustión de combustibles fósiles. Sin embargo, la falta de garantías de sostenibilidad ha llevado a que los combustibles basados ​​en cultivos, como el aceite de palma y de soja, se conviertan en las fuentes dominantes de biocombustibles. Hoy en día, muchos biocombustibles tienen emisiones de CO2 más altas que los combustibles a los que reemplazan, debido a la deforestación.

Reconociendo que su política de biocombustibles aumentó la demanda de aceite de palma, la UE la definió como una materia prima de alto riesgo de ILUC (cambio indirecto del uso de la tierra) y programó su eliminación gradual para 2030. No existe tal política para el biocombustible a base de soja a pesar de que también está relacionado con la deforestación a gran escala y es probable que las ambiciones mundiales actuales de un mayor uso de biocombustibles conduzcan a un aumento masivo de la demanda. En un escenario de alta demanda de biocombustibles, el consumo de los mismos a base de soja puede crecer a 41 millones de toneladas para 2030, lo que equivale a alrededor de las tres cuartas partes de la producción mundial actual de aceite de soja. Tal aumento en el consumo implicaría una deforestación adicional de 1,8 millones de hectáreas para 2030.

El auge de la soja también está aumentando el riesgo de acaparamiento de tierras y violencia a medida que las comunidades locales se ven obligadas a abandonar sus tierras. Esta semana, líderes comunitarios de Brasil viajaron a Bruselas para advertir a los eurodiputados sobre el costo humano y ambiental de la producción de soja. “El Cerrado es la cuna de las aguas de Brasil, pero existe solo en tierras y territorios que están bajo el control de pueblos y comunidades tradicionales. La producción de commodities, especialmente de soja, está provocando el ecocidio del Cerrado y el genocidio cultural de los pueblos y comunidades tradicionales”, explica Valéria Pereira Santos, representante de la Comisión de Pastoral Territorial (CPT) del Cerrado, donde se produce el 75% de la soja brasileña.

«Cuidar el agua, el suelo, los bosques y los animales garantiza la supervivencia de nuestras futuras generaciones. Debemos saber utilizar todos los recursos naturales de forma sostenible. Compre soja de Brasil y estará de acuerdo con la deforestación, el acaparamiento de tierras, la violencia, el asesinato y la persecución de los pueblos indígenas. La soja que sale de Brasil está manchada de sangre indígena«, afirma Jabson Nagelo da Silva, representante del cabildo indígena de Roraima.

La producción y exportación de biocombustibles y commodities en Brasil se ha realizado a expensas del aumento de la inseguridad alimentaria y el impacto ambiental a través de la deforestación y el uso intensivo de pesticidas. Mientras que las áreas cultivadas con caña de azúcar y soja han aumentado respectivamente en un 50% y un 220% en los últimos treinta años, las áreas de frijol y arroz, base de la alimentación de la población brasileña, han disminuido un 49% y un 59% respectivamente”, dice Larissa Bombardi, profesora de la Universidad de São Paulo.

Los bosques tropicales de América del Sur están siendo destruidos continuamente por la creciente demanda mundial de soja. Mientras la UE apoye el uso de la soja como materia prima para biocombustibles, Europa está alimentando una destrucción ecológica generalizada en los países proveedores, empujando a algunos de nuestros ecosistemas más importantes hacia el punto de ruptura”, afirma Toerris Jaeger de Rainforest Foundation Norway.

Maik Marahrens de Transport & Environment, concluyó: «Las comunidades locales en Brasil están bajo una inmensa presión de la agricultura industrial. Esto está siendo impulsado, en parte, por la promoción de biocombustibles de la UE y con ello la necesidad de grandes cantidades de aceite de soja para propulsar los vehículos del continente. Esto ha dejado a su paso deforestación, inseguridad alimentaria y pérdida de hábitat. La UE debe poner fin al uso de biocombustibles de soja ahora«.

Foto: Transport & Environment

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , ,

Etiquetas

, , ,

Las noticias más leídas