El Consell utiliza infiltrados para denunciar a los taxis ilegales que operan en Ibiza

El Consell utiliza infiltrados para denunciar a los taxis ilegales que operan en Ibiza

Europa Press.- El Departamento de Transportes del Consell de Ibiza hace uso de personas infiltradas para denunciar a conductores que ofrecen servicios de transporte sin la autorización, según ha informado en un comunicado la institución insular.

«La lucha contra los taxis ilegales es la prioridad de esta temporada, puesto que se ha registrado un descenso de los vehículos VTC deslocalizados y operan VTC con autorización para trabajar en todas las Islas Baleares», ha manifestado el conseller insular de Transportes, Javier Torres.

A este respecto, Javier Torres ha destacado que estos infiltrados servirán para combatir la competencia desleal de forma más efectiva: «Se trata de nuevas formas de actuación que, como siempre, serán realizadas con la colaboración de la policía local y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado». A continuación, Torres ha explicado que la institución insular también tiene personas infiltradas en los grupos de WhatsApp y de Telegram y en páginas web en las que se ofrecen servicios ilegales de transporte. Estas iniciativas permiten detectar de forma más ágil las personas que ofrecen servicios sin licencia. Además, también cuenta con el apoyo de la policía local.

De hecho, desde el Consell de Ibiza han detallado que la primera intervención que hubo con una persona infiltrada, realizada en noviembre del año pasado, sirvió como prueba piloto y en ella participaron agentes de la policía local de Sant Josep.

La persona infiltrada por la institución insular contrató un servicio con un taxista ilegal para ir de Sant Josep al aeropuerto. Cuando el supuesto cliente entró en el vehículo, el conductor ilegal le dijo que no hacía falta utilizar la mascarilla y le pidió por adelantado el coste del servicio, 30 euros, antes de finalizar el trayecto. De camino al aeropuerto, la Policía Local paró al conductor en un control y los agentes comprobaron que no tenía la ITV en vigor, que el pasajero no llevaba el cinturón de seguridad y que se trataba de un servicio de transporte sin licencia.

De acuerdo con el Consell, tras la inmovilización del vehículo y la interposición de la denuncia, que supone una sanción de 6.001 euros, el denunciado se puso en contacto por WhatsApp con el cliente, la persona infiltrada por el Consell, para transmitirle su descontento por su «poca colaboración» y le recordó que ya le había dicho que si les detenía la policía, debía explicar que se trataba de un amigo que le llevaba al aeropuerto gratis.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas