¿Qué tenemos que revisar en nuestro vehículo tras recorrer muchos kilómetros?

¿Qué tenemos que revisar en nuestro vehículo tras recorrer muchos kilómetros?

Redacción.- Revisar el vehículo para certificar su buen estado es algo fundamental cuando regresamos de un viaje largo. Durante este puente festivo, nuestro coche probablemente habrá recorrido muchos kilómetros.

En este sentido, los largos desplazamientos y cargas extras a las que se ha visto sometido favorecen el desgaste de determinadas piezas y componentes que es necesario examinar para evitar posibles averías a corto o largo plazo. Así pues, desde Confortauto Hankook Masters te detallamos qué elementos del coche es conveniente poner a punto tras realizar una larga escapada:

1. Estado de los neumáticos

Los neumáticos posiblemente sean uno de los elementos que más atención requieran a la vuelta de un viaje largo. Revisar su presión y dibujo es fundamental. Puede que presenten desgaste en la banda de rodadura, deformaciones o incluso grietas. Por otro lado las cargas excesivas pueden hacer que la presión descienda. En cuanto a la profundidad del dibujo, si la banda de rodadura está a ras del testigo o es inferior a 3 mm ha llegado el momento de cambiarlos.

2. Frenos

Los frenos son uno los componentes que más uso y desgaste han podido sufrir durante las vacaciones, por esta razón es importante garantizar su correcto estado. Son los componentes que se encargan de disminuir la velocidad y detener el vehículo por eso tienen que funcionar con precisión, debiendo asegurarnos de revisar todo su engranaje; pastillas de freno, discos y líquido.

3. Amortiguadores

Los amortiguadores suelen recibir menos atención que los neumáticos o los frenos debido a que no se ven, sin embargo, su desgaste es progresivo, y necesitan revisión y sustitución, de lo contrario los neumáticos dejan de realizar adecuadamente su función. Si éstos se encuentran en malas condiciones, el coche no se adaptará bien al asfalto, ocasionando que los neumáticos pierdan el contacto con la carretera además de su desgaste prematuro o desigual haciendo la conducción insegura.

4. Nivel de líquidos

Debido al uso intensivo que se le puede haber dado al coche, los niveles de líquidos pueden haber descendido. Su buen mantenimiento es fundamental de cara a evitar averías. Por ello, se recomienda revisar sus niveles y reponerlos si es necesario, ya que todos ellos cumplen una importante misión en tu automóvil. Los líquidos son 5: aceite, refrigerante, líquido de frenos, limpiaparabrisas y líquido de dirección.

5. Escobillas y Limpiaparabrisas

la primavera es propicia en tormentas, por lo que mantener en buen estado las escobillas y los limpiaparabrisas tras un viaje largo es primordial también. Las escobillas de los limpiaparabrisas son muy sensibles al calor y pueden haber sufrido deterioro debido a los efectos del sol. Es importante asegurarnos de que el sistema funciona correctamete, que las escobillas no estén deterioradas ni hayan perdido eficacia además de reponer el depósito de líquido limpiaparabrisas.

6. Filtros

También es importante hacer una revisión y limpieza de los filtros del aceite, del aire, del combustible y del habitáculo. Los filtros son esenciales para el correcto funcionamiento del vehículo ya que permiten filtrar las impurezas que puedan llegar de forma externa al motor. Un mantenimiento preventivo de los filtros nos permitirá alargar la vida y rendimiento de nuestro vehículo, disminuir el consumo de combustible y ahorrar emisiones de CO2 al medio ambiente.

7. Batería

La batería es la fuente de energía del vehículo, un elemento imprescindible que se encarga de que el motor y los sistemas eléctricos funcionen. Si su estado no es el adecuado, podría comprometer nuestra seguridad, siendo recomendable revisarla tras las vacaciones. Es muy importante realizar un buen mantenimiento de esta pieza, para evitar que se descargue inesperadamente y de paso alargar su vida útil. No olvidemos que los fallos en batería son la causa número uno de las averías de los vehículos en España.

8. Faros

El alumbrado del coche es una de las partes más importantes para nuestra seguridad. Ver y ser visto es fundamental en la carretera para evitar accidente, por ello debes tener en cuenta un correcto reglaje de los faros, y una limpieza a fondo (tanto de los delanteros como de los traseros). Además, siempre es recomendable que cambiemos las luces por parejas, aunque una de ellas todavía funcione, de esta manera evitaremos que la intensidad del alumbrado quede descompensado.

9. Limpieza externa e interna

La limpieza externa e interna de nuestro vehículo es básica en cualquier momento, pero más aún si se ha estado en la playa, en la montaña o se ha transitado por caminos polvorientos o mal asfaltados. La limpieza del coche no solo debe centrarse en la carrocería, también debe extenderse al interior, en asientos y alfombrillas para quitar la arena y el polvo, asi como todas aquellas superficies que se toquen con frecuencia: volante, freno de mano, manijas de puertas, cinturón de seguridad, asientos, control de equipo de sonido, calefacción etc.

Foto: Confortauto

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , ,

Etiquetas

, , ,

Las noticias más leídas