3 claves para hacer el transporte por carretera más sostenible

3 claves para hacer el transporte por carretera más sostenible

El transporte representa alrededor de una quinta parte de las emisiones mundiales de carbono, siendo el transporte de mercancías por carretera uno de los que más contribuye en esta cifra. Por ello, y a medida que la sostenibilidad adquiere mayor importancia para todos los integrantes del sector, las empresas de transporte buscan formas de hacer su trabajo de una forma más ecológica.

Las nuevas estrategias y tecnologías están ayudando al sector del transporte a mejorar su sostenibilidad, así como a reducir su huella de carbono. La utilización de estas estrategias podría ayudar a crear un sector del transporte por carretera más sostenible e igualmente capaz de transportar mercancías por todo el país. A continuación, te presentamos algunas de las claves que están favoreciendo esta situación ideal.

Las nuevas tecnologías allanan el camino hacia una movilidad sostenible

Son muchas las innovaciones que pueden ayudar al sector del transporte por carretera a hacer frente a sus fuentes más importantes de carbono.

De las últimas tecnologías que conocemos, las dos que más están contribuyendo a la reducción de emisiones son sin duda los vehículos eléctricos y los vehículos de combustible alternativo. Estos camiones están propulsados por fuentes de energía como el hidrógeno, el biodiésel, el gas natural renovable o la electricidad pura. Dependiendo de la fuente de combustible que utilicen, pueden producir menos emisiones de carbono que el diésel, o ninguna.

Hay que tener en cuenta que las limitaciones de los vehículos eléctricos y AFV (vehículos de combustible alternativo), como la falta de infraestructura y de recarga de vehículos eléctricos en España, los convierten en una inversión muy arriesgada hasta la fecha. Sin embargo, a medida que se generalizan las estaciones de recarga y los fabricantes lanzan camiones eléctricos con autonomías comparables a las de los diésel, las empresas empiezan a reconsiderar estos vehículos.

Algunos AFV, como los que funcionan con biodiésel y gas natural renovable, no están libres de emisiones, pero son una opción más sostenible que los camiones convencionales.

El biodiésel es un recurso renovable producido a partir de materias primas que absorben el dióxido de carbono de la atmósfera a medida que crecen. Quemarlo no es totalmente ecológico, pero su fabricación puede ayudar a secuestrar activamente el carbono atmosférico.

Otras innovaciones importantes proceden del mundo de las tecnologías de la información. Un ejemplo son los nuevos programas informáticos de control y gestión de conductores, que proporcionan a las empresas herramientas de gestión y recopilación de datos que nunca antes habían estado disponibles. La tecnología telemática y el GPS pueden ayudar a las empresas a supervisar sus flotas y el comportamiento de los conductores en tiempo real, permitiéndoles identificar hábitos de conducción y elecciones de ruta insostenibles.

Estos dispositivos GPS podrían combinarse con otras tecnologías vanguardistas de monitorización, como los sensores del Internet Industrial de las Cosas (IIoT) que recogen información sobre la vida y el rendimiento de los camiones.

Las buenas prácticas también son un elemento vital a la hora de reducir la huella de carbono

Es posible que las empresas no necesiten adoptar una tecnología totalmente nueva para ser más sostenibles. Los nuevos servicios, modelos y mejores prácticas empresariales pueden ayudar al sector del transporte por carretera a reducir las emisiones de carbono utilizando los camiones existentes.

Los camiones de carga completa (FTL) son una estrategia que pretende minimizar los kilómetros en vacío y el espacio infrautilizado de almacenamiento de los camiones. Esto permite a las empresas hacer del transporte por camión un método de envío mucho más sostenible. En algunos casos, las empresas de transporte pueden maximizar su número de FTL subcontratando las operaciones logísticas con el socio adecuado.

Un enfoque adecuado en el mantenimiento de los vehículos aproxima a las empresas a la sostenibilidad y a la eficiencia económica

Al mismo tiempo, un enfoque de mantenimiento correcto puede también minimizar las emisiones de carbono. Por ejemplo, la resistencia a la rodadura de los neumáticos se considera uno de los principales factores que influyen en la eficiencia del combustible de un vehículo, junto con el motor y la aerodinámica. La elección de los neumáticos más adecuados y mantener los neumáticos correctamente inflados puede ayudar a reducir significativamente la cantidad de combustible que necesita el camión. Esto se traduce en una reducción de los costes operativos y de las emisiones de carbono.

Las empresas también están empezando a invertir en nuevas estrategias telemáticas que les proporcionan datos de mantenimiento adicionales. Las soluciones de monitorización remota con dispositivos IoT  ofrecen a las empresas una instantánea en tiempo real de la salud de toda su flota de camiones.

A su vez, los cuadros de mando como el CM ESG de VEOX , pueden recoger y mostrar datos relacionados con la presión de los neumáticos de la flota, las necesidades de mantenimiento o el consumo de combustible, lo que permite a los gestores localizar posibles problemas.

 Las nuevas tecnologías y las mejores prácticas favorecen la sostenibilidad del sector. Si se combinan con nuevas plataformas de control o mantenimiento, los nuevos vehículos ecológicos podrán permitir a las empresas eliminar prácticamente al completo su huella de carbono en el futuro.

La entrada 3 claves para hacer el transporte por carretera más sostenible se publicó primero en Veox.

Foto: VEOX

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas