Valientes en manada. «Camionera Metalera». Opinión

Cascada de críticas a Vox en el Congreso, acusándole de instrumentalizar a los transportistas

En dos meses estamos asistiendo al segundo Paro orquestado por la patronal. El primero a cuenta de la Gran Patronal. Este segundo paro está organizado por la Pequeña Patronal: autónomos, microempresas, pymes….

Pero dejemos claro desde un principio, que los dos son Paros de la Patronal. Los asalariados podremos estar de acuerdo con parte o todas sus reivindicaciones, podremos apoyarlos o no, pero que no tenemos ni voz ni voto en esta situación, supongo que queda fuera de toda duda.

Y digo supongo, porque viendo los acontecimientos de estos primeros días, parece ser que al menos para parte de esta mini patronal, somos los causantes de que no consigan sus objetivos, convirtiéndonos poco más o menos en el diablo con cuernos y rabo, objeto de su disgusto, su ira, sus malas formas, sus insultos, sus amenazas, sus agresiones.

Desde aquí, condeno absolutamente todo tipo de violencia, física o verbal. Venga de donde venga. Condeno a los camioneros que han arriesgado la vida de miembros de los piquetes al no reducir la velocidad de sus vehículos. Y condeno la actitud de esos piquetes que, amparados en la fuerza del rebaño, han apedreado las lunas, pinchado con saña ruedas, arrancado espejos y cortavientos, soltado la quinta rueda, destrozado la pintura de tractoras y plataformas, insultado y agredido (siempre en masa, claro) a los conductores que no han querido o podido parar, sin ni siquiera preguntar antes las razones de que ese compañero esté trabajando.

Quiero dejar claro que no es ni mucho menos la actitud de todos. Hay piquetes realmente informativos, que han parado a los camiones para explicarles sus reivindicaciones. Pero, desgraciadamente, hay muchos otros que se están dedicando al vandalismo más exacerbado, aún más grave si tenemos en cuenta que atacan a compañeros.

Precisamente son estos valientes de rebaño, los que no han tenido lo que tienen que tener para enfrentarse a quienes realmente son los causantes de su ruina. Estos, cobardes para defender lo suyo donde deben, son muy valientes en manada, contra quien nada tiene que ver. Señores, una lucha siempre es del oprimido contra el opresor. Cuando la guerra es entre los mismos oprimidos, ¿sabéis quien gana? Sí, el opresor, que se ríe desde su posición de poder, sabiendo que es intocable.

Nuestros padres se dejaron la piel, incluso la vida, para dejarnos un país donde pudiéramos ser libres de pensamientos y actos. Donde cada cual pudiera tomar sus decisiones y actuar en consecuencia, asumiendo las responsabilidades de sus actos. Un país donde fuéramos libres. Y tan solo una generación más tarde, su sacrificio no ha servido de nada: camioneros imponiendo a la fuerza sus ideas a otros camioneros, camioneros de “opina como yo “ o muere, camioneros que exigen sus derechos, mientras se pasan por el arco del triunfo los derechos de los otros camioneros.

La violencia solo genera más violencia. Pongamos entre todos un poco de cordura en todo esto, o se nos irá de las manos.

¡NO A LA VIOLENCIA!

Más artículos de opinión de Camionera Metalera  Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización expresa y por escrito del autor y el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas