Prostituir el transporte. Opinión de Jose Vicente Busta Cofiño

Prostituir el transporte

Con sumo respeto y especial apoyo en la lucha por la dignidad y lucha de quienes hace referencia la primera acepción de la RAE a la definición de prostituir me quedo con la segunda acepción que reza:

.-2.- «Deshonrar o degradar algo o a alguien abusando con bajeza de ellos para obtener un beneficio«. Sin olvidad que lo que representa el salario ya es por si mismo la justificación de la prostitución del trabajador .

El transporte es un negocio muy ansiado por quienes quieren ganar dinero exponiendo o arriesgando poco o lo mínimo, y digo poco o lo mínimo porque quien mas gana exponiendo lo menos posible es quien se lleva la maquila en el coste del viaje, además de marcar la pauta para la prostitución del chofer asalariado. Los demas chóferes, los autónomos, esta prostitución no les atañe tan de cerca pues ellos se venden al coste del viaje y facturación del camión.

El transportista prostituye a sus obreros desde el minuto uno desde el primer domingo nada más firmar el contrato cuando este sale de viaje a coste para la empresa como un dia laboral normal, obviando lo que en el convenio laboral hace referencia a trabajar en días festivos y feriados y a sus horas extras correspondientes.

El transportista prostituye a sus obreros desde el minuto uno tras la firma del contrato laboral cuando en el primer destino y bajo la coaccionaría frase de «ye lo que hay» obliga al obrero a realizar trabajos en una empresa distinta a la suya sin la oportuna formación en seguridad e higiene laboral propia de dicha empresa obviando la clara y precisa referencia de la estricta prohibición a realizar trabajos sin la necesaria formación laboral y aquellos que no corresponden a la propia categoría del trabajador reflejada esta en el contrato laboral y que en el convenio laboral y el propio Estatuto de los Trabajadores viene reflejado.

El transportista, y en esta etiqueta agrupo desde el autónomo aspirante a sólo tener un camión hasta el que anhela cual Mario Conde a dominar el transporte cuando ayudó a crear el imperio de Olloquiegui, éste, el transportista, prostituye al obrero desde el minuto uno cuando interpone la «ley del tacógrafo» en lo que a horarios de trabajo y de descanso se refiere a los descansos y duración de la jornada laboral marcados claramente en el convenio laboral y el Estatuto de los Trabajadores, cuando en el primer descanso tras la firma del contrato, se ve reducida la obligatoriedad de 12 horas de descanso entre turno y turno a, en el mejor de los casos a 9 horas que marca como mínimo «la ley del tacógrafo», y digo en el mejor de los casos por no enredarme en las coacciones que ve acometido el obrero para realizar cargas y descargas o maniobras en el camión sin tarjeta del tacógrafo.

Por eso y más que iremos desgranando desde CNT Transporte La Felguera como sindicato independiente y nada sospechoso de estar ayudado a los guiones marcados desde papá Estado y la patronal, al ser un sindicato cuya historia demuestra su lucha por los derechos del trabajador sin financiación estatal ni patronal en forma de subvenciones. Por eso pensamos que hace falta unir a los asalariados del transporte como única fuerza capaz de luchar satisfactoriamente por nuestros derechos, derechos que poco o nada vemos revindicados en estas emergentes plataformas y demas asociaciones de transportistas cuando lo único que a de una empresa cualquiera.

Autorizado por el autor Jose Vicente Busta Cofiño, para su publicación en Diario de Transporte.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas