Intralogística: la clave para diferenciarte de tu competencia

Intralogística: la clave para diferenciarte de tu competencia

Redacción.- Las nuevas tecnologías y la Logística 4.0 han dado lugar a la aparición de la intralogística. Este cambio de paradigma ha supuesto no sólo la automatización de operaciones como el almacenamiento y las tareas de preparación de pedidos, sino también la gestión eficaz de grandes cantidades de información relacionada con la mercancía.

En este post, vamos a desglosar las particularidades de la intralogística y la Intralogística 4.0, así como las ventajas de contar con sistemas de intralogística optimizados. Veamos primero qué significado tiene este concepto.

¿Qué es la Ia intralogística?

La intralogística es la parte de la cadena de suministro que engloba todos los procesos y movimientos internos de mercancías, desde la recepción de las materias primas y su envío a las líneas de producción hasta al almacenamiento de los productos y su envío a los clientes.

Cuando nos referimos a la intralogística, lo que normalmente nos viene a la mente son las tareas de almacenamiento y las entregas de pedidos a los clientes. Sin embargo, este concepto va mucho más allá, incluyendo otras operaciones como la trazabilidad, la gestión de las materias primas y el envío de productos a las líneas de producción en el momento deseado.

Aunque la intralogística sólo se refiere a los procesos que tienen lugar internamente en el almacén, también se ve afectada por factores externos como la oferta y la demanda, tanto de materias primas como de productos acabados. Así, en temporada alta, las empresas tienen que agilizar sus procesos, especialmente el de picking.

A su vez, este método tiene la capacidad de potenciar el negocio. Y es que una buena estrategia de intralogística, en donde se aproveche el espacio disponible de forma eficiente, se apliquen controles de calidad y en donde se asegure que los productos se consumen en el orden correcto, conduce sin duda a una mejora del servicio al cliente.

La Intralogística 4.0: un nuevo método diferencial

La Intralogística 4.0 representa el despliegue de sistemas de automatización, IA e intercomunicación en los distintos procesos del almacén. Sus objetivos son muy claros: ejecutar los movimientos con mayor precisión y rapidez, todo a un menor coste.

Esta versión 4.0 ha surgido gracias a los siguientes avances tecnológicos:

Automatización

Se trata de sistemas de almacenamiento y equipos de manipulación totalmente automatizados que maximizan el espacio y el volumen del edificio, además de garantizar una mayor productividad y una alta disponibilidad.

Cobots

Esta tecnología ha dotado de eficiencia a todos los procesos de la cadena de suministro, desde el transporte de mercancías hasta la preparación de pedidos.

Big Data

El Big Data es una herramienta muy útil para conocer y analizar el rendimiento del almacén en tiempo real. Esto permite predecir escenarios y comportamientos y, en consecuencia, introducir mejoras.

La tecnología simplifica los procesos, haciendo que las empresas sean mucho más ágiles y flexibles a la hora de adaptarse a los cambios del mercado y a las nuevas necesidades de los consumidores.

¿Cómo se optimiza la intralogística de una empresa?

Una intralogística eficaz requiere la coordinación de todos los elementos que intervienen en una instalación: sistemas de almacenamiento, transporte y gestión, así como productos y operarios.

Para empezar, los sistemas de almacenamiento deben ofrecer la mayor capacidad y estar específicamente diseñados para facilitar el trabajo de los empleados. Los sistemas de almacenamiento sirven para organizar las mercancías en sus ubicaciones. Aquí, el orden repercute directamente en todas las actividades, incluyendo el trabajo del personal, la gestión de las existencias, los recursos, los flujos, etc.

Una buena distribución de la mercancía permite no sólo aprovechar al máximo el espacio disponible, sino también minimizar los desplazamientos de los operarios. En una instalación organizada, las mercancías están debidamente codificadas e identificadas en el sistema de gestión del almacén para conocer en todo momento su ubicación exacta y evitar errores.

Por otro lado, la instalación debe estar diseñada para agilizar y facilitar el trabajo de los operarios. Los movimientos de mercancías suponen un porcentaje muy elevado de los costes del almacén. Por ello, las empresas suelen automatizarlos por los resultados positivos que ello conlleva, principalmente la mejora de la agilidad y la seguridad.

Además, la instalación debe estar dotada de todos los equipos necesarios para realizar las distintas funciones (por ejemplo, ordenadores, terminales de radiofrecuencia, impresoras, etiquetadoras, flejadoras, enfardadoras, etc.). Las zonas de trabajo deben estar claramente diferenciadas y los operarios deben trabajar de forma sincronizada para atender el mayor volumen de pedidos.

Por último, es fundamental que la instalación cuente con un software de gestión de almacenes para garantizar un control estricto de todas las tareas y recursos de la instalación. Este sistema supervisa todo lo que ocurre en el almacén, así como la actividad de los operarios para mejorar su rendimiento.

Las organizaciones son cada vez más conscientes de que disponer de sistemas de intralogística bien organizados constituye una ventaja competitiva para su negocio. Las empresas pueden diferenciarse de sus competidores gracias a un servicio ágil y capaz de responder a las demandas de los clientes.

Foto: VEOX

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , ,

Etiquetas

, , ,

Las noticias más leídas