Héroes, actos criminales y mártires. «Camionero García». Opinión

Héroes, actos criminales y mártires. "Camionero García". Opinión

Siempre, siempre, siempre en mi intención está la defensa del sector del transporte por carretera, en todos sus ámbitos y por supuesto la defensa del eslabón más débil: el conductor del camión, ya sea asalariado o autónomo. Pero eso no debe justificar cualquier cosa o de cualquier manera.

Y viene al caso porque en este paro convocado por Plataforma en Defensa del Sector del Transporte se está traspasando ciertos límites, límites de respeto a la integridad de aquellos que quieren o tienen la obligatoriedad de trabajar, por su condición de asalariado o por el derecho a ejercer su actividad. Y digo esto, porque no todos están en esa situación que se denuncia en este paro y tienen el derecho a trabajar y la obligación de prestar servicio a sus clientes. Clientes que cumplen con sus obligaciones y los acuerdos con sus transportistas.

Creo que las prisas no son buenas consejeras y van a demostrar que, aún creyendo en el éxito de este paro, nada habrá cambiado si el propio sector no exige lo que se legisla. Nada habrá cambiado si no interioriza que trabajar a pérdidas es algo consentido, no obligado y decir no, siempre es una opción.

Todas aquellas propuestas expuestas por Plataforma se diluyen en el precio del gasoil y creo firmemente que ante una rebaja de los impuestos y una deducción, que sería temporal de este coste, va a hacer que se desconvoque el paro. Pero no nos engañemos, los precios de los combustibles seguirán subiendo y nada habrá cambiado y esto es por la falta de compromiso del propio sector a exigir a sus pagadores que se repercuta el coste al alza de este al precio del porte.

Igual lo que hace falta es poner atención a lo dicho en el último programa de radio de este medio, LA RADIO DE DIARIO DE TRANSPORTE, donde la representante de una asociación de cargadores deja clara alguna de las cuestiones que acucian al sector. Pero claro, que una cosa es poder y otra es querer, y esta última está más patente en el ADN de este sector y por tanto, el consentimiento del abuso está ahí siempre presente. Léase, “SI NO LO HAGO YO, LO HACE OTRO”.

Pero vamos a lo importante. ¿Dónde queda la transversalidad del sector? ¿Por qué no queda claro que no hay ideología política en estas reivindicaciones? ¿Por qué está permitiendo la dirección de Plataforma que haya discursos cercanos a la rebelión contra el Gobierno? ¿Es la intención de este paro derrocar al Gobierno? ¿Por qué se permite en sus grupos de comunicación llamar a la violencia en sus actuaciones? ¿Por qué se está actuando por algunos grupos de piquetes de manera casi criminal, poniendo en peligro la vida de aquellos conductores que se ven en su obligación de trabajar? ¿Dónde queda vuestro respeto por la vida? ¿Y dónde queda el derecho a discrepar de una forma de hacer?.

Sí, apoyo todas aquellas reivindicaciones que permitan mejorar la vida de los transportistas y conductores, pero me tengo que desmarcar de lo que está sucediendo en este paro, por mucho que nos quieran hacer creer que no es así. Pero cuando ves llegar a un camionero, en estado de shock por la agresión sufrida por unos delincuentes criminales, agazapados detrás de un puente, lanzando piedras de más de un kilo de peso, poniendo en peligro su vida, no me queda más remedio que denunciar públicamente a los responsables de esta convocatoria de paro, por no poner fin a estas actuaciones, por dar la callada por respuesta y por desvirtuar su propio discurso de ser piquetes informativos, transparentes, pacíficos y respetuosos.

Ya se han visto hechos desesperados por ambas partes, de los que están en los piquetes y de los que en su desesperación tienen que enfrentarse a estos piquetes, trabajando. Ya tenemos un herido de bala en un piquete, ¿Qué será lo siguiente?. ¿Mártires del sector? de los que nos olvidaremos en un breve espacio de tiempo.

No necesita el sector de los mártires, sino de actuaciones inteligentes y de hacer cumplir la ley. Leyes que ya están negro sobre blanco y que muy pocos conocen o quieren conocer y que se olvidan e ignoran en cuanto se da la vuelta a la esquina. Lo hemos visto antes, lo vemos ahora, en plena convocatoria y lo veremos después, por mucho baremo de sanciones que nos metan por los incumplimientos en la actividad y sus leyes.

Me surgen muchas dudas, en las formas, en los tiempos y en los objetivos y todo esto va aderezado de una intencionalidad que se escapa a mi entendimiento.

Ya veremos en qué quedan toda esa amalgama de reivindicaciones, si no va a ser ninguna otra más que gasoil, gasoil, gasoil, impuestos y subvenciones, para caer en la misma situación que se denuncian sobre otros.

Más artículos de opinión de Camionero García  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas