Crisis sobre crisis y todo empeora. «El Camionero en ruta». Opinión

Crisis sobre crisis y todo empeora

Cuando todo nos parecía estar más o menos normal, aunque nunca estuvo bien, ahora echamos de menos aquella situación, Hace dos años nos encontramos con una pandemia que llegó rápidamente y con retraso informativo a Europa, provocando una crisis sanitaria y económica que se se llevó por delante muchas vidas inocentes. Este año, cuando parecía que volvíamos a una cierta normalidad, otra nueva crisis azota el continente con una guerra provocada por quién no sabe vivir en un mundo globalizado, multicultural y plurinacional.

Así que en estas estamos, crisis sobre crisis y todo empeora. Aunque esta última trae consigo un agravante peor que la del coronavirus, trae la precariedad, la pobreza, la guerra, el hambre, la miseria y una crisis energética programada con un incremento constante de precios, provocada intencionadamente por aquellos que nunca tienen bastante en sus cuentas corrientes, en las que los miles de millones acumulados a costa del resto de la humanidad, jamás les parecen suficientes.

Todo esto provoca descontentos, huelgas, paros, manifestaciones y protestas de las personas que más sufren esta situación, porque el hambre y la miseria no conocen límites ni fronteras a la hora de reclamar justicia para pedir a los gobernantes que hagan lo que se espera de ellos. 

Las personas que viven del transporte no son, por tanto, ajenas a esta situación, lo sufren en sus propias carnes, más si cabe que el resto, ya que la dependencia de los combustibles y de la energía para su trabajo diario es superior a la del resto. Da igual que se trate de grandes empresas, medianas, pequeñas o transportistas autónomos, aunque se ceba más en estos ultimos por su poca capacidad económica para hacer frente a cualquier crisis que crezca rápidamente en pocas semanas.

Ahora nos encontramos en España con que la Plataforma Para la Defensa del Sector del Transporte, en su convocatoria de un paro de los transportistas autónomos, pymes y micropymes para el próximo lunes, ha provocado una llamada a nivel nacional que, parece ser, va a provocar una riada de manifestaciones y protestas, no solo de estos profesionales del transporte que la secunden, también de otras asociaciones de agricultores, ganaderos y ciudadanas.

Esto ha provocado una avalancha de informaciones de todo tipo, bulos, mentiras, provocación, noticias antiguas que parecen de hoy mismo convenientemente manipuladas. Especialistas en grabar vídeos diciendo exactamente los contrario de lo que dijeron hace apenas unos días sin el más mínimo pudor ni vergüenza, sencillamente porque el tsunami de noticias, bulos y mentiras interesadas que circulan cada dia, impide a quien no desea informarse de verdad, dar por bueno y aplaudir todo lo que estos «personajillos traumados», sueltan por sus bocas en redes sociales. Algo que se solucionaría con la publicación de comunicados de prensa aclarando punto por punto dudas y bulos generalizados, que evitarían informaciones dañinas y opiniones de personas con malas intenciones, especialistas en generar dudas, intoxicando sin aportar pruebas o argumentos razonados que convenzan por sí solos.

Todo lo anterior provoca que muchas personas se centren en el «árbol» objetivo de sus odios mentales, impidiéndoles ver el bosque que tienen delante, perdiendo una y otra vez la visión del conjunto que les rodea, para poder llegar a conclusiones más acertadas y convenientemente contrastadas, antes de emitir juicios erróneos y valoraciones y odios con aires de venganza, dirigidos convenientemente por intereses ocultos de quienes no tienen ni idea de transporte, pero esperan sacar beneficio social o político, como si se tratara de una revolución para derrocar gobiernos.

Mientras que la realidad es más sencilla de lo que parece, porque todo lo anterior que he escrito tiene mucho que ver en la situación actual de transporte de mercancías por carretera en España, victima de la avaricia de aquellos que tienen más millones de euros que glóbulos rojos y todavía no les parecen bastantes; provocando que un sector que, ya de por si, arrastra unos costes superiores a los del resto, tenga que verse con el agua al cuello, y lanzarse a las calles y carreteras a pedir soluciones a su dramática situación.

De acuerdo en que el Real Decreto Ley aprobado este mes regula el transporte de mercancías por carretera en España, que recoge que se repercuta en el precio de los transportes la subida de los combustibles, pero me surge una importante duda: ¿Quién va ser la primera empresa grande, mediana, pequeña o transportistas que va a repercutir en sus clientes ese incremento? La primera que lo haga o el primero en hacerlo, merece el premio Nobel de economía.

Porque lo justo y legal es que lo hicieran todas las empresas y transportistas al mismo tiempo, haciendo valer lo escrito y firmado en ese Decreto Ley con rango ejecutivo legal, del mismo modo que tienen que hacer efectivo todos y cada uno de los artículos y reglamentos recogidos en el mismo, absolutamente todos pero, eso si, empresas y autónomos todos a la vez; algo lamentablemente imposible en un país habitado por especialistas en mirarse el ombligo y de reojo esperar a ver que hacen otros antes, para sumarse despues si tienen éxito, pero mientras tanto, a quejarse y lamentarse, en lugar de buscar juntos la unión que les lleve al objetivo que beneficie en conjunto a todos. Veremos, como siempre si los días futuros quitan o ponen razones y se cumplen objetivos o fracasan.

Como siempre: ¡¡¡Buena ruta, tanto en la carretera como en la vida!!!.

Más artículos de El camionero en ruta.  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas