La acción sindical. «Camionero García». Opinión

La acción sindical. La opinión de "Camionero García"

Es una obviedad que sin acción sindical, los trabajadores tendrían muchos menos derechos y menos protección frente a los abusos, que aún así son muchos y descarados. Que hay cierta connivencia entre algunos delegados sindicales y las empresas, cierto. Que muchas empresas eligen delegados entre sus afines o familiares, también y que también hay persecución sindical en las empresas, sí y mucha y de eso los voceros de turno no dicen nada.

En cuanto se publica un acuerdo entre sindicatos y empresas que mejoran las condiciones laborales de los trabajadores, inmediatamente reaccionan esos que siempre ponen en duda todo trabajo hecho por los sindicatos, con esa manida frase de come gambas, como si todo el sindicalismo fuera corrupto, algo que no pasa de ser cuatro desgraciados aprovechados y condenados. Claro está que, quien recurre a argumentos tan vanos, no es más que un ignorante que repite lo que le dicen o escucha de aquellos que no pretenden otra cosa que tener esclavos y no trabajadores bien cualificados y bien pagados.

No son más que una masa deforme entre los intereses de empresarios sin escrúpulos, y que se alimentan de estos personajes con ideas retrógradas y contrarias a los derechos de los trabajadores, aún siendo ellos mismos parte de esa clase trabajadora.

Todo esto viene a cuento por las publicaciones de acuerdos entre empresas y los representantes de los trabajadores, que son los sindicatos, como lo han sido en Transportes Caudete o los últimos acuerdos en la empresa ACOTRAL, entre otras que han tenido menos repercusión pública. Son buenas noticias, al contrario que la movilización convocada en la provincia de Murcia por la negociación de su convenio, donde los sindicatos sí dieron la cara y los que fallaron fueron los propios trabajadores.

Es de un atrevimiento supino, hablar por hablar en contra del sindicalismo. Sindicalismo al que hay que agradecer todos los derechos adquiridos por los trabajadores en el último siglo. No hay mejoras sin lucha y esta se concentra en los sindicatos, porque hasta ahora, nada se ha conseguido para ningún colectivo actuando individualmente, sino más división y distancia entre los propios trabajadores.

En aquellas empresas donde funciona el diálogo social, donde se llegan a acuerdos que benefician a las dos partes, son puestas en duda por estos impresentables. En vez de copiar el modelo y exigir igual trato para ellos, son cómplices de la política empresarial de la bajada de precios, de la competencia desleal y de la destrucción de los derechos de los trabajadores.

No voy a juzgar a estas empresas, pues en su estrategia está obtener los mayores beneficios en el menor tiempo posible y eso pasa por precarizar a sus trabajadores, aunque haya que hacer campaña contra los sindicatos y llenar los espacios de bulos y mentiras, a sabiendas de que se nutren de un tipo de trabajadores ignorantes y temerosos, aunque muchas veces cómplices por su ideario conservador y autocomplaciente con quien les roba con tal de no ver a su adversario de ideas consiguiendo lo que ellos se niegan a sí mismos.

Queda demostrado que si se quiere se puede y para eso hay que estar afiliado en cualquiera de las muchas formaciones que hay y sino, siempre queda la posibilidad de montar tu propia agrupación sindical para formar un comité de empresa y tener representación legal para negociar esas mejoras que permiten que la clase trabajadora no pierda, sino gane en derechos sociolaborales.

Ser sindicalista no es estar en contra de las empresas, es estar en contra de los abusos e ilegalidades que se puedan cometer en las empresas. Estar unidos es la forma en que se puedan denunciar estos abusos sin tener represalias, que también están en el ámbito de la ilegalidad y que muchos trabajadores sufren y soportan por empresarios con baja catadura moral.

Que el mundo de la empresa sea un mundo envilecido, no da derecho a maltratar a sus trabajadores y para eso sirven los comités de empresa, para poner coto a este tipo de acciones. Y se demuestra que donde hay lucha, diálogo, esfuerzo y dedicación, existen mejores condiciones laborales y ante esto los voceros antisindicales, nada tienen que decir, más que su negacionismo y su ignorancia.

Ignorancia que se combate leyendo y contrastando y en esta era de la información, quien no se informa es porque no quiere.

Más artículos de opinión de Camionero García  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas