Cambiar para que todo siga igual. «El camionero en ruta». Opinión

Cambiar para que todo siga igual.

Cambiar para que todo siga igual, es una circunstancia que se repite a lo largo de la vida en muchas más ocasiones de las que creemos, pues eso, algo así es lo que parece que está sucediendo con el transporte de mercancías por carretera en España a la vista de los acontecimientos que han rodeado al sector, sobre todo, en los últimos tres meses.

El Comité Nacional del Transporte por Carretera lanzó la amenaza-farol de un paro patronal el pasado 10 de noviembre, una jugada que, aparentemente, parece que le salió bien. Al menos esa es la impresión que dan desde la gran patronal del sector. Una impresión que no tiene la otra asociación mayoritaria que representa a los transportistas autónomos y a las pymes, que desconfían bastante del acuerdo alcanzado prácticamente 48 horas antes de que comenzara el tan cacareado paro, que tuvo en vilo al país; una desconfianza que es mucho más generalizada entre el transporte de base que no se siente representado por ninguna asociación que forme parte del CNTC.

Si uno revisa detenidamente el acuerdo firmado por los representantes de ese comité en las negociaciones y la primera propuesta que les presentó la ministra de transportes, Raquel Sánchez, se dará cuenta de que solo se cambiaron tres comas y dos adjetivos, por mucho que desde el CNTC se nos intente hacer ver que se tuvieron en cuenta todas sus demandas.

Pero ahora, un mes después de aquel acuerdo que desconvocó el paro patronal, viene lo bueno, porque se supone que en este mes de febrero deberíamos ver reflejados en diferentes Decretos Ley, ahora es cuando de verdad nos vamos a dar cuenta que se hace realidad una vez más eso de: «Cambiar para que todo siga igual». Me explico:

Veremos en esos esperados Decretos Ley, cómo se recoge y con que reglamentación la prohibición de cargar y descargar los camiones por parte de los conductores, veremos cómo se plasma eso de aplicar al precio de los transportes las subidas de precio de los combustibles, veremos cómo se llevarán a cabo las ansiadas inspecciones en el transporte para terminar con los transportistas piratas, cómo se controla el cabotaje, cómo se regula y de qué modo el peaje en las autovías y autopistas para las empresas de transporte; veremos qué acaba pasando con el gasóleo profesional, en qué se quedan las ayudas para el abandono de la profesión, las ayudas para la digitalización de las empresas o la revalorización de las cotizaciones de los conductores profesionales.

Se quedarán seguramente en que se volverá a pagar a los camioneros para que carguen y descarguen los camiones, incluso muchos conductores darán saltos de alegría, por mucho que después se quejen hipócritamente en las redes sociales; veremos cómo no hay lo que hay que tener para aplicar al precio de los transportes las subidas del combustible, habrá mucho «pirata» que bajará los precios con tal de conseguir una carga. Veremos cómo se fríe a inspecciones en las carreteras a los transportistas autónomos y pequeñas empresas, mientras las grandes se van de rositas y si, por casualidad, les cae una sanción, para eso tienen sus bufetes de abogados para que se la retiren, veremos cómo se mira para otro lado mientras siguen empresas extranjeras realizando cabotajes a destajo, se impondrá el peaje en autovías y autopistas y el transporte de mercancías por carretera lo pagará y se les dirá que también lo apliquen al precio de las cargas, veremos cómo gradualmente se elimina el gasoleo profesional y todos a callar, se reducirán paulatinamente las ayudas para los transportistas que quieran abandonar la profesión y nadie dirá ni «mu», se repartirán las ayudas para la digitalización entre los de siempre y se olvidarán de revalorizar las cotizaciones de los conductores profesionales.

Además, para que nadie proteste, la solución a la que recurrirá este Gobierno o el futuro, será la de siempre, se suben convenientemente las subvenciones a las asociaciones con el pretexto de ayudas para formación y otros conceptos, y todos encantados. Por lo que se volverá a hacer realidad el titular de este artículo de opinion: «Cambiar para que todo siga igual»; tiempo al tiempo, aunque, la verdad, me gustaría mucho equivocarme.

Como siempre: ¡¡¡Buena ruta, tanto en la carretera como en la vida!!!.

Más artículos de El camionero en ruta.  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas