Sobre el paro patronal. La opinión de Fernando Guillén

Sobre el paro patronal. La opinión de Fernando Guillén

Estimados compañeros: escribo este artículo a raíz de un programa de la Radio de Diario de Transporte que a mi me ha parecido particularmente muy, muy interesante, como casi todos los que allí se producen, y me gustaría haceros partícipes del mismo en este enlace https://diariodetransporte.com/2021/11/en-la-radio-de-diario-de-transporte-el-paro-patronal-del-transporte-de-mercancias-por-carretera/.

En este debate hay, si mal no recuerdo, 2 autónomos y el presidente de una patronal de Galicia, junto con un asalariado. Y para mi ese debate fue, al menos en gran parte, el reflejo de la impotencia de esos autónomos y de ese presidente, con el que concuerdo en parte y que además, admiro que se atreviera a admitir que algunos de sus socios tienen cláusulas que contemplan la carga y descarga y se oponen a su retirada; o al menos eso fue lo que me pareció que dio a entender cuando se le preguntó porque no se ponían de acuerdo. De hecho, creo que hablaba de unas cooperativas que cargaban en una determinada láctea cercana a Pontedeume.

¿Recordáis cuando en un artículo indique que sobraban autónomos?, pues muchos os tirasteis sobre mi, locos de furia y lo entiendo, eh. No hay nada que respete mucho más que a un autónomo, que es quien peor está actualmente en el transporte a mi entender. Pues bien, si escucháis ese programa, veréis que uno de los intervinientes indica precisamente que hay mucho camión… De hecho, el asalariado le indica que como es posible si se dice que faltan conductores, y el otro niega la mayor. Y estoy de acuerdo con el autónomo: sobran. De hecho, la intención del gobierno de Aznar cuando liberalizó el transporte fue precisamente esa, que sobraran transportistas, que es la mejor forma de bajar precios; y claro, al calor del boom de la construcción tampoco hubo problema alguno, todo Dios a comprar camiones y licencias. Muy bien, pues aquí estamos ahora, y creo que ese es precisamente el principal motivo de la actual situación: demasiados camiones.

Pero es que claro, el debate fue derivando y al final a mi me quedó claro que lo que pretende alguno es que el papel del empresario sea sustituido por el Estado, debido a que ese empresario es incapaz de organizarse y ser competitivo, debido a su falta de formación y su falta de capacidad de gestión en un mundo tremendamente competitivo. De hecho, hace poco yo intervenía en un programa de Radio Nacional con una autónoma, https://www.rtve.es/play/audios/por-tres-razones/camiones-paro-razones-navidad/6230841/y esta, daba unas cifras que llevaban a que su beneficio por camión con conductor era de 700 euros…

¿De verdad sale a cuenta contratar a alguien para obtener un beneficio de 700 euros? ¿Merece la pena saltarse un convenio y tener a un tipo puteado por ese beneficio?. Me imagino que exageró un poco la situación, no lo se. Los asalariados, al menos yo, no nos metemos a autónomos porque sencillamente, no nos consideramos preparados para gestionar una empresa, y no queremos asumir esos riesgos. Se supone que los que se atreven, si lo están.

El caso es que pretenden, es lo que saco yo en claro, que sea el Estado el que asuma el papel negociador con la parte cargadora. Para lo cual pretenden que sea el Gobierno el que imponga unas condiciones contractuales determinadas, que dudo mucho aguantaran un dictamen del TJUE. Porque recordemos que gran parte de la legislación y ordenamiento del transporte no depende del Estado Español, sino de la Unión Europea, y España lo único que hace es ir transponiendo la legislación comunitaria a la nuestra.

De hecho, llama la atención el gran desconocimiento que existe de cómo funciona y cómo se gobierna la UE. Que es un Gobierno totalmente democrático y que se rige por los mismos principios parlamentarios que el Gobierno español: los ciudadanos elegimos un Parlamento Europeo que se encarga de la función legislativa, de la función Ejecutiva. El Gobierno, lo deciden los jefes de gobierno de la UE, elegidos a su vez por sus parlamentos o directamente por sus ciudadanos, que son los que proponen cada cinco años un Presidente de la Comisión Europea a ese Parlamento Europeo, que lo elige, luego, el Consejo Europeo, los jefes de gobierno, proponen a su vez a una serie de candidatos al puesto de Comisario (Ministros, para entendernos) a ese Presidente que a su vez los presenta al Parlamento Europeo donde deben comparecer y ser aprobados. Más democrático, complicado.

Pero vamos a lo que vamos. Lo que se pretende, o lo que a mi me pareció entender que se pretende, es que sea el Gobierno quien decida a cuanto cargar, que decida que no se carga ni descarga, que obligue por ley a los empresarios a implementar el precio del combustible al porte… y de esa manera rompe la capacidad de libre negociación y competencia. Justo, vaya por Dios, lo que antes reclamaban los mismos que hoy le quieren montar un paro patronal a este Gobierno.

Aducen el precio del combustible como razón principal. Pero curiosamente, el combustible ha subido en toda la UE, y en la UE nadie fija precios desde los gobiernos, ni prohíbe cargas y descargas, excepto Portugal. Donde ya se está incumpliendo esa norma, por cierto. Porque ya hay quien la asume. Y no hacen paro patronal… ¿Puede ser que en realidad, en otros países, las flotas no estén tan dimensionadas como lo están en España? ¿O puede ser que en esos países, los transportistas se organizan de otra forma, lo que les permite fijar precios desde sus propias organizaciones y condiciones de trabajo?, porque si eso es así ¿qué pinta el Gobierno?.

Pero es que además, en ese programa todos, o me lo pareció, están de acuerdo en que entre los convocantes de este paro están los mismos cargadores y flotistas que les imponen condiciones imposibles, les rebajan los precios y además, les impiden aplicar las cláusulas correspondientes para rentabilizar su actividad… ¿Entonces? ¿Por qué el paro? ¿No será más lógico que el paro se lo hagan a los cargadores negándose a cargar en sus condiciones?… A mi me da que, al final, esto terminará siendo una merienda de negros donde se darán una serie de subvenciones y prebendas, que aprovecharán los de siempre y el autónomo volverá a quedar tirado, como siempre ha sido.

Al mismo tiempo, vemos un artículo del presidente de una patronal cordobesa llorando amargamente porque los jóvenes no quieren subirse al camión a pesar de ofrecer el fantástico salario de 1.600 euros. Siguen alejados de la realidad. ¿Quieren conductores?: de lunes a viernes, alguna llegada en sábado, salario y condiciones según convenio colectivo. Fin de la oferta. Dejense de inventos. ¿No pueden? No contraten. ¿Por qué contratan si no pueden pagar lo que uds mismos firman? ¿Por qué cargan con tarifas inviables para garantizar una mínima rentabilidad, como bien señaló, el presidente de la patronal gallega en ese mismo programa, indicando que él prefería venir sin carga?.

Pero es que también hay otra cosa, que es contradictoria con lo que uno de los autónomos indica en el programa: él, protestaba porque le controlaban, le inspeccionaban… pero al mismo tiempo, pide cambios legislativos que son inviables si no hay control y fortísimas sanciones contra el incumplidor. Todos sabemos que la legislación actual es papel mojado porque no hay suficientes controles por parte de la administración, y otra legislación no iba a ser diferente. O sea, se quieren inspecciones según para que y para quien, y eso no puede ser.

En mi modesto entender, la solución a todo esto pasa por una sola cosa, y no es pedir medidas imposibles. Es, sencillamente, trabajar bajo las reglas del mercado que uds han creado, y si un autónomo no puede fijar condiciones, mil si pueden. ¿De qué vale tanta asociación, tanta agrupación y tanta federación?. Si quieren cambiar algo, la solución también vino de la mano del presidente gallego: son la solución y el problema.

Romper el modelo, ir más allá, uniros en grandes asociaciones cediendo la gestión para el establecimiento de precios. No hablo de cooperativas, sino de grandes asociaciones que actúen como sindicatos de autónomos con capacidad para representarlos ante los cargadores y capacidad para imponer condiciones. Pero claro, eso de poco vale si luego cada uno va a la guerra por su cuenta y de nada vale lo que el gestor de ese grupo de autónomos decide; y eso, también va en la cultura de cada uno. Si se determina la leche de tal empresa se carga a X, pues se carga a X, punto. Y si alguien va a menos…pues señores, por las buenas, pocas cosas se consiguen y a buen entendedor…

¿Que es fácil decirlo y muy complicado hacerlo?, por supuesto, tan fácil como pensar que por un cambio legislativo las cosas van a cambiar. Y el ejemplo es la Ley Macron o los distintos modelos existentes en Europa por el cual los conductores tienen que cobrar la hora como en esos países se paga a sus conductores. ¿A alguno le ha cambiado algo?. No, ¿verdad?, pues no sería distinto tampoco en este caso. Al final, siempre tendrían al listo que lo haría a su manera. Esa no es la solución, y además, dudo que sea viable.

Buena ruta a todos.

Más artículos de Fernando GuillénProhibida su reproducción total o parcial sin la autorización expresa y por escrito del autor o el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas