La historia de los camiones: Otras marcas españolas. Fotos

La historia de los camiones: Otras marcas españolas

Redacción.- En esta ocasión se incluyen datos de algunas marcas españolas de camiones y furgonetas de los que hay algunos datos, aunque fueron muy marginales dentro del sector, son demasiados especializados en su categoria, hasta el punto de haber modelos aún funcionando.

Vehículos eléctricos Autarquía (VEASA):

Fundada en Barcelona en 1942 por D. Guillermo Menéndez de Aulestia, fue de las marcas pioneras en la fabricación de camiones eléctricos con batería.

Camión eléctrico Autarquía de 7 Tm arrastrando una caldera desde la fábrica de la MTM en la Barceloneta. El elevado peso de las baterías es un inconveniente en camiones normales, pero una ventaja para el arrastre de cargas.

El primer camión fabricado era de 3Tm y la «Junta de Gasógenos» lo declaró de interés nacional ya que en España, aislada internacionalmente, estaba racionada la gasolina.

autarquia-electrico

Se fabricaron al menos camiones de 3, 4, 7 y 10 Tm, en versiones normales, tractoras, cuba de riego, volquete, autobús, grúa y furgoneta de 500 Kg. A pesar de esta amplia gama, se fabricaron entre 45 y 60 vehículos en total.

autarquia-electricos

En 1951, D. Guillermo Menéndez se incorpora a ENASA cesando la actividad de Veasa que pasó a disolverse en 1955.

LAI (Lerma Autobastidores Industriales):

Fundada en 1960 por Juan Lerma en Zaragoza. En 1961 ponen a la venta su primer camión, el ALBATROS con motor Henschel-Sura. Del Albatros deriva el KARPETAN, nombre dado a la gama media, de 7 a 9 Tm, con motores Perkins.

LAI KARPETAN volquete de 7 Tm, con motor Perkins.

En 1965 deciden entrar en el accionariado de Motores Sura y les entregan la representación de su nueva gama LAYETAN con motores Henschel-Sura.

La marca zaragozana Karpetan, de autobuses y camiones, tuvo una corta vida en la que sólo fabricó 300 unidades

Motores Sura cesa su actividad en 1967 debido a problemas administrativos con el camión Rubel que fabricaban con su propia marca, y con ellos desaparece la gama Layetan. A partir de esta época, sólo queda la gama LAI-KARPETAN de autobuses y carrocerías. Desaparecen a principios de la década de 1970.

VIASA (Jeep):

El grupo Carde y Escoriaza (posteriormente MACOSA) estaba especializado en construcciones mecánicas pesadas y ferrocarriles.

Gama de camionetas VIASA hacia 1963

En 1959 crearon en Zaragoza la filial VIASA (Vehículos Industriales y Agrícolas SA) La idea era fabricar maquinaria agrícola (tractores FIAT) y sobre todo el Jeep Willys. Aprovechando que la francesa Hotckiss había perdido la licencia, Viasa adquirió la maquinaria y utillajes. Empieza la producción del JEEP en 1960, que se sirve con motor original de gasolina o un Diesel fabricado por Perkins o por Barreiros. Pronto se consigue el objetivo -obligatorio por ley- de que la totalidad de los componentes sean de fabricación española.

Viasa-Jeep. su-430 Campeador

En 1963 aparece una gama de furgonetas de cabina avanzada y diseño propio. Están basadas en el chasis y componentes del JEEP pero no se producen en ningún otro país. En 1974 Motor Ibérica se hace cargo de la distribución y venta de los Viasa además de aportar asesoramiento en ingeniería. No es una compra, pero los vehículos pasan a venderse con las marcas JEEP-EBRO o JEEP-VIASA.

Furgoneta Viasa-Jeep sv-430 de la Policía Nacional

En 1983 Motor Ibérica llega a un acuerdo con NISSAN por el que empiezan a fabricar el todo terreno PATROL y por tanto dejaban de distribuir los JEEP. Viasa intentó interesar a los militares por un nuevo prototipo de JEEP, pero la ausencia de distribuidores y la superioridad tecnológica del Patrol les hicieron desistir. En el mismo año 1983 Viasa dejó de fabricar vehículos.

MAFSA / IPV:

Tras el fin de la Guerra civil, quedaron en España bastantes «carrocetas OM 35» que fueron utilizadas por el ejército para el transporte de tropas y arrastre de piezas de artillería. En la década de 1950 estos camioncitos fueron subastados públicamente. Con su tracción integral 4×4, era un tipo de camión bien adaptado a la explotación forestal y la mayoría acabaron en Galicia. En aquella época de penuria, estos camiones antiguos tuvieron que ser reparados y con el tiempo a muchos de ellos se les instaló motores y cajas de cambio españolas, con mejor disponibilidad de recambios. Gracias a estas OM nacieron en Galicia una serie de talleres especializados en reparación/reconstrucción de camiones todoterreno.

Camión MAFSA-IPV, en un catálogo de 1974

De ahí sale MAFSA (Miranda, Alonso y Fernandez SA) que se constituye en 1963 para homologar un prototipo de camión forestal. La producción era muy artesanal y limitada. Como no tenían distribuidores, sólo se vendían en la fábrica de A Ponte Nova (Lugo) En 1968 empiezan a construir 4×4 multiusos, ideales también para minería, bomberos forestales, construcción, transportes especiales y ejército, con motores Perkins y Barreiros. Se expanden y consolidan, creando una gama creciente de vehículos especiales e incluso blindados con ruedas.

Mafsa IPV de los bomberos de Galicia

La evolución se refleja también en las motorizaciones, que van creciendo y adaptándose a los tiempos: Nissan, Caterpillar, MAN. A principios de la década de 1990 crean la división IPV Sport y participan con sus camiones en diversas competiciones, incluso el Rallye de los Faraones o el Paris-Dakar

Hacia 1991, camión IPV en el Rallye Ruta do Eo.

En 1999 se convierten en IPV (Investigación y Proyectos de Vehículos Especiales SA) aunque ya hacía años que utilizaban esta marca. Se rediseñó y amplió la gama de camiones, pero su modo de trabajo semiartesanal y la dependencia de recambios y piezas de fabricantes externos los abocaron a la suspensión de pagos en el año 2006. Con ayuda del gobierno gallego, se pudo superar esta situación y seguir trabajando. Se especializaron en vehículos de recogida de residuos sólidos urbanos, un mercado creciente. Finalmente, en 2013, la empresa cerró de forma definitiva.

URO / UROMAC:

En 1981, un grupo de empleados de IPV se independizan y constituyen UROVESA (URO VEhículos Especiales SA) El nombre Uro deriva del animal del mismo nombre, antecesor extinto de los actuales toros de lidia y la mayoría de ganado bovino.

Camiones moto-bomba URO listos para su entrega a la Consellería de Medio Rural de Galicia

Fabrican camiones todo terreno que rápidamente se constituyen en el estándar de facto entre los bomberos forestales. En 1984 crean el VAMTAC (Vehículo de alta movilidad táctico) un 4×4 adaptado para usos militares y que se convirtió en el 4×4 principal de nuestro ejército.

Camión bimodal UROMAC arrastrando un vagón de ferrocarril.

En 1991 crean la subsidiaria UROMAC que fabrica carretillas elevadoras, pequeños volquetes para obras, vehículos para mantenimiento de vía férrea y otras adaptaciones para la industria.

Uro-Uromac en Arabia Saudi

La empresa crece y obtiene beneficios, pero a finales de la década del 2000 se producen problemas serios con algunas homologaciones y caen las ventas.

Uro Urovesa TT URO para uso militar y civil

Consiguen recuperarse y la fábrica de Santiago de Compostela se queda pequeña. En 2014 empiezan las obras de una nueva fábrica en Valga (Pontevedra).

Fotos: Fotos: Anquera Transports, Autarquía, Urovesa y archivos

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , ,

Etiquetas

, , ,

Las noticias más leídas