Gipuzkoa aprueba la nueva norma foral de peajes para camiones en la N-I y la A-15

Gipuzkoa aprueba la nueva norma foral de peajes para camiones en la N-I y la A-15

Europa Press.- Las Juntas Generales de Gipuzkoa han aprobado la nueva norma foral que establece un canon por uso para los vehículos pesados de transporte de mercancías en las carreteras A-15 y N-1 en Gipuzkoa con los votos a favor de los partidos que conforman el Gobierno foral -PNV y PSE-, y en contra de la oposición -EH Bildu, Elkarrekin Gipuzkoa y PP-.

La adecuación de la N-I y de la A-15 al sistema que recoge la nueva Norma Foral llevará 12 meses, aproximadamente, por lo que, si todo va según lo previsto, el nuevo sistema entrará en vigor a finales de 2022 o comienzos de 2023.

En su intervención en el Pleno de las Cámara foral, el juntero del PNV, Eric Gálvez ha defendido que con esta nueva norma foral, Gipuzkoa se adecua a las políticas europeas. A su juicio, con esta aprobación «el debate está superado, sin dudas». «Hemos dado respuesta al mandato de las Juntas Generales y cumplido con la sentencia, con la que no estamos de acuerdo pero la acatamos«, ha resaltado Gálvez, quien ha reiterado que con la nueva normativa «no hay discriminación» porque ahora «se cobra por igual a todos los vehículos pesados».

La portavoz juntera del PSE, Susana García Chueca, ha destacado que «es una decisión estratégica para nuestro territorio que, a la vez que garantiza mejorar la seguridad vial, consolida nuestras políticas sociales al liberar recursos y en cuanto esté asegurada la suficiencia financiera de Bidegi servirá también para financiar el transporte público«. En su opinión, sirve también para «corregir paulatinamente el desequilibrio que se da entre las carreteras financiadas por los usuarios por el peaje y las financiadas por el conjunto de los contribuyentes guipuzcoanos a través de los impuestos» porque, según ha remarcado, «ninguna carretera es gratis, todas desde su construcción hasta su conservación y mantenimiento cuestan muchísimo dinero en Gipuzkoa«.

Oposición 

Por su parte, el juntero de EH Bildu, Oskar Bordes ha explicado que su grupo se ha opuesto a esta tercera norma foral porque «perjudica al sector del transporte y no incluye medidas para reducir las emisiones contaminantes«. Además, ha recordado que los arcos que se colocarán para el cobro de peajes «tendrán un costo de alrededor de 25 millones de euros, que se suman a los 10 millones de los arcos anteriores» y ha lamentado que cuando comience a estar operativo en 2023 «lo hará con un saldo de menos 73 millones de euros».

La juntera de Elkarrekin Gipuzkoa, Arantza González ha calificado de «fracaso» la estrategia de la Diputación y ha subrayado que este norma va «a hacer daño a los conductores» y se trata de «una decisión política de PNV y PP». En esa línea, ha criticado que el Ejecutivo foral «se da mucha prisa para aprobar normas» pero no es «capaz de acordar con un sector esencial». «La excusa demagógica de que si no se paga por las carreteras no habrá dinero para políticas sociales está siendo utilizada por el Gobierno foral para que a 15 kilómetros de nuestros domicilios solo haya carreteras de peajes para todos«, ha afirmado, al tiempo que ha insistido en que esta medida «no tiene en cuenta la situación del sector de transportistas por carretera y estos peajes un palo más en las ruedas».

Finalmente, el portavoz juntero del PP, Juan Carlos Cano, ha resaltado que los tribunales «nos han exigido no discriminar, no exigen atracar al sector del transporte«. Además, ha denunciado que «se ha utilizado la coyuntura medioambiental para establecer un modelo hiperrecaudador, injusto, frente al sector del transporte que supera ampliamente los objetivos cualitativos y cuantitativos de la primera norma foral«. «No estamos hablando de quien usa paga y quien contamina paga, sino de hacer recaer sobre un sector económico, el de el transporte, y al final en el consumidor use o no use todo el mantenimiento, todo el sistema de gestión y recaudando además un 55% de más para construcción nueva«, ha destacado Cano, quien lo ha calificado como «despropósito, perder el norte e incluso injusticia recaudatoria«.

«Obedecer al mandato» 

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, ha recordado, en un comunicado tras la aprobación de la norma, que «desde el principio» la Diputación «no ha hecho más que obedecer un mandato de las Juntas Generales, que tras una profunda reflexión, acordaron que se implantase el pago por uso para hacer frente al mantenimiento y a las mejoras de nuestras carreteras«.

«El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) y el Tribunal Supremo resolvieron en contra de las Normas Forales de 2016 y 2018 aprobadas por estas Juntas Generales, suspendiendo ambas por presunta discriminación contra los transportistas foráneos«, ha explicado Oiarbide, quien ha añadido que a pesar de haber acudido al Tribunal Constitucional para pedir amparo, «el trámite puede alargarse mucho».

Tras remarcar que «es fundamental la seguridad jurídica, la diputada ha reiterado que la nueva Norma Foral contempla que los 76,352 kilómetros que conforman la totalidad del recorrido de la N-I y la A-15 en territorio guipuzcoano serán de pago y está diseñada «para evitar la discriminación«. «No hay ninguna posibilidad de interpretación de discriminación directa ni indirecta, ya que absolutamente todos los enlaces y todos los movimientos existentes estarán sujetos a canon«, ha sostenido.

La nueva Norma Foral contempla la instalación de cuatro pórticos troncales adicionales y 109 banderolas o semi-pórticos. La adecuación de las vías con estos nuevos pórticos supondrá una inversión de 25,3 millones de euros. El canon afectará exclusivamente a los vehículos pesados de más de 3,5 toneladas destinados al transporte de mercancías. Las cuantías máximas que fija el proyecto es de 0,22 euros/km para los pesados 1 (superior a 3,5 tn e inferior a 12 tn) y de 0,28 euros/km para los pesados 2 (igual o superior a 12 tn).

Una vez implantado, todo el conjunto de la Red de Interés Preferente de carreteras de Gipuzkoa conformada por las autopistas y vías de alta capacidad (AP-8, AP-1, A-15, N-I y A-636) que conforman el anillo conocido como ‘rotonda de Gipuzkoa’ estará sujeto a un sistema de pago por su uso. «De este modo, todos los vehículos pesados que atraviesen el territorio deberán pagar el mantenimiento de las vías de alta capacidad, el llamado pago por uso, y la misma no correrá a cargo solo de los impuestos de todas las personas guipuzcoanas«, ha señalado Oiarbide.

Finalmente, ha vuelto a incidir en que en Gipuzkoa han sido «los primeros en comenzar a implantar la Directiva Europea en el Estado, y a pesar de que hemos tenido el rechazo frontal de los transportistas, que a su vez cumplen el pago por uso en el resto de Europa, y de tener que transitar por un complejo camino de desengaños judiciales, ninguna sentencia ha dicho que no podamos implantar las políticas del pago por uso«.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, ,

Etiquetas

, ,

Las noticias más leídas