Sindicatos y derecho a huelga. La opinión de Fernando Guillén

Sindicatos y derecho a huelga. La opinión de Fernando Guillén

Estimados compañeros: Me duele leer tanto comentario poniendo a caldo a los sindicatos, que proceden de personas que, la verdad, es que no tienen ni la más remota idea de cómo funciona un sindicato, ni de la legislación en España…, compran lo que les dicen, sin más; y eso, es una de las mayores muestras de ignorancia que pueden darse.

Lo compran en la radio, en la barra del bar, sin darse cuenta que ese señor de la radio tiene ciertos intereses en divulgar esa imagen o que el de la barra del bar sabe tanto de legislación como él mismo: Normalmente, nada.

Si bien es grave esa falta de formación (en muchos países ya en el colegio se tienen determinadas asignaturas para que se sepa cuales son los derechos y deberes de cada uno, conocer las normas básicas legales, las de convivencia, derechos laborales, y por supuesto, sindicales), es más grave todavía empecinarse en el error y entorpecer la labor que los sindicatos hacen, os guste o no.

A mi me gustaría saber si cada uno de vosotros, que tanto habláis, estáis dispuestos a renunciar al salario base de un convenio, a los aumentos, a los derechos a cobrar horas, nocturnidad, vacaciones cuando las disfrutas, a renunciar a las prestaciones por baja laboral… Todo eso, señores, son, entre otras muchas cosas, logros sindicales y es cierto que un sindicato puede funcionar mejor o peor, por eso hay una amplia cantidad de organizaciones: desde las mayoritarias que perciben, con arreglo a la ley, una serie de fondos que se otorgan en función a la representación obtenida en las elecciones sindicales, hasta aquellos que renuncian a ella por convicción como CNT que no participa en procesos electorales en las empresas.

Las hay nacionalistas, las hay de ámbito específicamente profesional, y ser de derechas, de izquierdas, de centro o mediopensionista no tiene nada que ver con estar sindicado, panda anormales… No existe ninguna excusa para no estar sindicado, ninguna, solo la ignorancia.

Baste que a los empresarios no les guste para que todos fuéramos conscientes de la importancia de estar sindicados… pero bueno, es más fácil dar excusas: yo contrato un abogado (si, claro, y cuando te dice lo que te cuesta sales corriendo, por eso los empresarios hacen lo que les da la gana y por eso no les interesa que estés sindicado) o la completamente estúpida creencia de que estar sindicado es sinónimo a ser de izquierdas: señores, estar sindicado es sinónimo de que no estas dispuesto a dejarte putear, y que llegado el caso serás capaz de defenderte, lo que no quiere decir, que es el error de muchos, que tengas razón.

Las cosas hay que hacerlas bien y antes de desobedecer la orden de una empresa, consulta, pregunta, y no en facebook, sino a quien sabe, porque luego llega el típico de “me negué a descargar” y le dices “pues estás jodido, porque el expediente que te han abierto es correcto”, y piensa que tú estás compinchado con la empresa porque un coleguita en el bar le ha dicho que “no tienes que descargar”.

No, puede que no sea tu función, pero de ahí a negarte, va un mundo. Hay que mirar el qué, el cómo, el dónde y el cuándo… pero si tirais de más aduciendo “órdenes por escrito de la empresa” y claro, cuando os decimos “pues la has cagado, porque el accidente ha producido un muerto y te van a procesar y pedir prisión”, os lleváis las manos a la cabeza “pero si me lo ordenó el jefe”, precisamente, esa es la orden que no tendrías que haber obedecido, porque la conducción es tu responsabilidad, no del jefe y luego, lloramos.

Pero no recordamos que no fue el sindicato el que te llevo al error ¿Verdad?. No, nos acordamos de quien nos dijo “a mi si me mandan por escrito, estoy cubierto, que me autorizan”. Hostias te autorizan. Cuando aparezcan en el juzgado diciendo “el conductor tiene formación proporcionada por la empresa bla, bla, bla” y te comas el marrón, a ver como lloras, por espabilado.

Bueno, pues ahora hay quien critica a los sindicatos por hacer lo que decían que no hacían: convocar una huelga. No les gustan las fechas y mil excusas más. Veamos señores ¿Uds cómo creen que se organiza una huelga de trabajadores? ¿Que llega que lo acordemos entre nosotros y arreglado?. Va a ser que no. A ver si logramos que, de una puta vez, algunos se enteren de alguna cosa, y es que de vez en cuando, ya que no estáis sindicados, podéis consultar la legislación, que para algo más que para ir a ver resultados del fútbol y ver tías, está internet.

Primero: Está la Constitución Española de 1978 en su artículo 28 reconoce el derecho a huelga para sus trabajadores, exclusivamente, e indica que una ley regulará ese derecho.

Segundo: La ley que hoy regula el derecho, con diversas modificaciones a lo largo del tiempo, es el RD 17/1977 de 4 de marzo de relaciones laborales. Además de lo recogido en otros preceptos legislativos, como el Real Decreto Legislativo 2/2016 de 23 de octubre. Todo esto regula cosas como quién puede convocar una huelga de trabajadores, que consecuencias tiene, como se organiza, como se comunica y con qué plazos se debe comunicar.

Tercero: La organización de una huelga SÓLO PUEDEN LLEVARLA A CABO ORGANIZACIONES REPRESENTATIVAS, bien sea en el centro de trabajo, bien sectoriales. Esto quiere decir, ORGANIZACIONES CON REPRESENTACIÓN LEGAL, es decir, con DELEGADOS SINDICALES EN LOS COMITÉS DE EMPRESA, entre otras cosas. Oye, pero nada, eh, vosotros seguir votando a quien os diga el jefe, panda cenutrios.

Cuarto: Para convocar esa huelga, hay que aprobarla en una reunión de delegados sindicales o de trabajadores de esas empresas, con un acta que debe levantarse debidamente, y hay que constituir cosas como un Comité de Huelga.

Quinto: No todas las huelgas son legales, leeros esto:

Son ilícitas las huelgas rotatorias, las de celo o trabajo a reglamento, las que se realicen en sectores estratégicos con la finalidad de interrumpir todo el proceso productivo y, en general, cualquier forma de alteración colectiva del régimen de trabajo distinta a la huelga.”

Es decir, que si a algún listo se le ocurre organizar un paro, sin respetar todo lo anterior, en un sector estratégico, como es el del transporte, puede dar con sus huesos en una cárcel ¿cómo lo veis panda de espabilados?. Hay que respetar los procesos. Esto no es ir y ponernos de acuerdo y mañana paramos. NO FUNCIONA ASÍ.

Y dirá algún espabilado, que los hay, “yo no trabajo y a ver quien me obliga”. Nadie. Como resulta que no te has presentado a tu puesto laboral, una, dos, tres veces, serás despedido, sin derecho a indemnización y sin derecho a desempleo… si estás en huelga, no pueden despedirte, solo descontarte los días no trabajados, pero el contrato sigue en vigor. Esa es la diferencia, no se si la captáis.

Sexto: La comunicación debe hacerse a la autoridad laboral y a la otra parte, sea una empresa o la organización sectorial representativa, que nombrará un mediador, y hay que darle un plazo a ese mediador, que normalmente suele ser de unos 30 días, aunque lo legalmente obligatorio, en el caso de empresas, son 5…, ¿entendéis ahora porqué las huelgas suelen convocarse con cierta antelación?.

Como veis, no es tan sencilla la cosa como decir “a la huelga”. Las cosas no funcionan así. Y ahora tenemos una oportunidad de oro, si la desperdiciamos nosotros seremos los únicos culpables de dejarla pasar.

Buena ruta a todos.

Más artículos de Fernando GuillénProhibida su reproducción total o parcial sin la autorización expresa y por escrito del autor o el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas