Los cinco puntos que más impacto causan en este paro patronal. «Camionero García». Opinión

Los cinco puntos que más impacto causan en este paro patronal.

De los diez puntos que se piden en las reivindicaciones de la patronal del transporte por carretera, básicamente son cinco los más importantes y que más impactan en el sector y la opinión pública.

Uno de ellos ya está en marcha, la morosidad en el sector, que es el de las sanciones para aquellos que incumplan la fecha acordada de pago, que la establece en sesenta días y que ya veremos qué recorrido tiene. Yo tengo mis dudas en este tema.

El más importante para las empresas es el del precio de los carburantes y su repercusión en los precios del servicio. Dice la patronal que son un coste inasumible si no se trasladan a los clientes y ahí es donde quieren que se moje el gobierno.

Los transportistas tienen un descuento que les hacen las petroleras en función de la cantidad de litros que consumen. Este descuento puede llegar a sobrepasar los 20 cts por litro, claro que no es lo mismo para un autónomo con un solo camión que para un gran flotista . Además tienen lo que se llama el gasóleo profesional, que es un porcentaje que el estado les devuelve cada x tiempo y que ahora piden que esa devolución sea mensual, será que tienen falta de liquidez en las empresas y no lo dudo.

El otro tema es que son incapaces de trasladar ese coste a sus clientes, ya sea porque no tienen posibilidad de negociar o por fijar precios anuales sin indexación alguna en un mercado donde de un mes para otro puede variar los costes y perjudicar la rentabilidad de la empresa.

Este tema también está legislado, otra cosa es que los contratos de transporte no lleven esa coletilla de la indexación, que unos, por incapaces y los otros por aprovechados no la hacen constar en dichos contratos, si es que existe estos contratos, porque lo normal es que sean de palabra.

Y digo de palabra porque es la relación que tienen muchos pequeños transportistas con quienes les dan el trabajo, que normalmente son agencias sin camiones o flotistas.

Aquí quieren que el gobierno sea garante de las buenas prácticas, cosa que ellos, los transportistas, no cumplen desde el minuto uno y que ya les ha dicho la ministra que en esos acuerdos comerciales entre empresas el gobierno poco puede hacer, lo que deja claro es que ellos mismos, los transportistas son más parte del problema que de la solución. Si es verdad que ahora hay unidad, no hace falta un paro, con ser fiel a lo acordado bastaría para poner en jaque a los cargadores.

Otro gran tema y que se usa como engaño hacia los conductores es el de la carga y la descarga por parte de estos.

La ley ya fija las condiciones de esta actividad. Dice que la carga y descarga es por cuenta del cargador y del receptor de la mercancía, excepto cuando haya pacto entre las partes y sea el transportista el que se haga cargo de ello, y que se conozcan las condiciones antes de que se presente el camión en el lugar de la carga. Dicho esto, basta con no aceptar el pacto en contrario, no contratar ese tipo de viajes y dar orden explícita a sus conductores de que no toquen la mercancía. Punto.

Y el tercero que va dirigido a causar sensación en la opinión pública es el de los peajes en las vías de alta capacidad. Saben los transportistas que lo van a pagar sí o sí, la cuestión es cómo y cuánto.

Ya lo hacen en 23 países de la UE, ya sea de manera directa o a través de autopistas de peaje de obligada circulación para los camiones. Ahora y me parece bien es que presionen para que sea el menor impacto posible para el sector y que se pueda trasladar ese coste al cliente porque saben que cada año suben los peajes en esos países a los que van y tampoco se les incrementa ese coste, no por que el cliente se niegue, sino por incapacidad del transportista y ese mantra de que otro lo hará más barato.

Tampoco dicen que el uso de estás vías beneficia al consumo y al tiempo empleado para hacer el viaje. Por mucho que digan que como no pueden pagar los peajes, se van por carreteras de segunda cuando saben que estas penalizan su rentabilidad.

Y lo de los aparcamientos seguros es una necesidad imperiosa para el sector que, a medida que se hagan y muy seguramente haya que pagar por su uso, porque nadie pone una infraestructura y una vigilancia gratis, ya sea en modo particular o en modo concesión.

Está muy bien reivindicar lo que es justo, pero también hay que ver la verdad de las cosas y no quedarse en los titulares y en lo que interesa a una sola parte.

Más artículos de opinión de Camionero García  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas