La escasez de AdBlue ya amenaza al transporte en Europa

La escasez de AdBlue ya amenaza al transporte en Europa

Redacción.- Una nueva alarma ya amenaza a Europa y puede encarecer el precio del transporte de mercancías por carretera, la escasez de AdBlue que ya ha comenzado a producirse en algunos países europeos como Italia, Alemania, Francia o Gran Bretaña.

La principal causa de que haya comenzado a escasear y aumentar los precios de este componente imprescindible para los motores de gasóleo Euro V y Euro VI, es el incremento de los precios del gas metano, uno de los componente que los fabricantes de AdBlue necesitan para su producción, por lo que plantas de producción como la que tiene el fabricante noruego Yara International ASA , que se ha visto obligado a cerrar su planta en la localidad italiana de Ferrara durante un mes, desde la que fabrica el 60% del AdBlue que se consume en el mercado italiano.

A todo lo anterior se suma que algunos especuladores, que han visto venir esta escasez a tiempo, han comenzado a almacenar desde hace meses este producto, con lo que se ha incrementado el precio en las estaciones de servicio por que lo están revendiendo a precios superiores a los habituales.

El pasado martes, un portavoz del fabricante de productos químicos de Eslovaquia Duslo, avisó en una rueda de prensa que la empresa había comenzado a bajar los limites de producción de AdBlue, pudiendo verse obligado a paralizar su fabricación. Lo que supondría un grave problema para los piases que se citan al principio, incluida España que importa productos de este fabricante, ya que produce normalmente 150.000 toneladas de AdBlue entre los subproductos par ala fabricación de otros derivados del metano, como fertilizantes o componentes para alimentos animales. Mientras que el gobierno de Eslovaquia ha encargado a este fabricante que produzca medio millón de litros para tener reservas para las empresas de transporte del país.

Aunque a simple vista pueda parecer que el gas metano no afecta a la producción de AdBlue, este se emplea para la fabricación de amoniaco a la que se añade CO2 de la que sale aurea, que es el ingrediente activo imprescindible parra eliminar el óxido de nitrógeno de los gases de la combustión del gasóleo. Además la urea se emplea para producir energía de calefacción.

Además el incremento de los precios del gas de países productores como Rusia también está afectando a multinacionales como BASF, que ha reducido la producción de amoniaco en sus plantas de Amberes y Ludwigshafen, algo similar a lo que le está afectando a otros fabricantes alemanes como SKW-Stickstoffwerke.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas