Indignación. La opinión de Fernando Guillén

Indignación

Queridos compañeros: Esa es la palabra que a uno le viene a la mente cuando escucha los medios de comunicación dando la palabra a los representantes de Fenadismer y otras patronales. Estas asociaciones están desarrollando una campaña infame destinada a convencer al público de que existe una falta de conductores profesionales, y el motivo no es otro que el costo desmesurado de los permisos profesionales necesarios para desarrollar la profesión, o sea, el C+E y el CAP de capacitación profesional.

Para Fenadismer no es consecuencia del incumplimiento sistemático de la legislación laboral, con la colaboración del actual Ministerio de Transportes y de todos los anteriores, donde la CETM ejerce de lobby descarado, no es consecuencia de jornadas de 12 horas de trabajo efectivo con 15 de disponibilidad, no es consecuencia de la falta de conciliación familiar, también con la colaboración inestimable del actual gobierno y de los anteriores, no es consecuencia del incumplimiento de los convenios colectivos, ni del respeto a los derechos sindicales, no es consecuencia de los salarios de miseria, para nada. La responsabilidad es del costo de los permisos de conducción, que en la versión de Fenadismer deben ser costeados por todos los ciudadanos. La verdad, no solo me viene la palabra «indignación», también me viene la de «sinvergüenzas».

La falta de conductores empieza a ser preocupante, y esa es la única verdad que están diciendo, y se nota especialmente en el tráfico internacional, y seguramente lo notaremos todos estas navidades porque es probable que la cadena de suministro se rompa. Y es que todos queremos los pedidos de hoy para hoy, y no nos paramos a pensar como se consigue todo eso.

Vamos con las cifras.

En España existen 52 convenios colectivos provinciales, si no recuerdo mal, el salario en esos convenios para un conductor profesional está establecido desde los apenas 1.000 euros en los convenios de provincias como Lugo, Almería, Teruel… a los 1.400 de Guipúzcoa. Ese, señores, es el salario real de un conductor, ni 2.000, ni 1.900…, ¿Tenéis dudas?. Repasar los convenios.

Por encima de esas cantidades, están las pagas extraordinarias, que generalmente se prorratean, pongamos una media de 200 euros mes al anualizar los pagos a 12. Nos vamos a entre 1.200 y 1.600.

Ahí vienen la dietas.

La dieta media está en 49 euros en nacional y 60 en internacional por día completo. Prácticamente ninguna empresa las paga, pero eso lo vemos después. Las dietas son para que el conductor pueda alimentarse, no son salario y no cotizan como tal. También, independientemente de las dietas, puede existir algún complemento que sí es salario, pero es ínfimo, puede ser una prima por km, que nunca puede ser una cantidad sustancial que modifique la cantidad a percibir de manera notoria, tal y como se contempla en la legislación.

Bien. La realidad es que esto se percibe a cambio de unas jornadas de 40 horas semanales, o bien de 1.800 horas anuales de trabajo efectivo. Visto así no estaría tan mal. Todos los camiones disponen de un aparato, tacógrafo, que mide el tiempo de conducción y descanso, velocidad, otros trabajos diferentes a conducción y la disponibilidad. En teoría estamos muy controlados. Eficaces patrullas de transportes, vinculadas a la Agrupación de Trafico de la Guardia Civil, controlan nuestros tacógrafos impidiendo excesos y manipulaciones, y por supuesto está la propia Inspección de Transportes y la Inspección de Trabajo, que velan por nuestros derechos, y retiran la tarjeta de transporte, la habilitación, a las empresas incumplidoras. Y los sindicatos, que con su labor denuncian el mal hacer de los incumplidores.

¿Tierra fantástica? Va a ser que no. Veamos la realidad.

Jornadas de 12 horas de trabajo diario, semanalmente nos vamos a 70, 80 horas de trabajo, que no se remuneran de modo alguno. Y es que un conductor no solo conduce. Realiza cargas, descargas, mantenimiento, esperas. Mucho más de 40 horas semanales y muchísimo más de 1.800 horas anuales.

Los controles no existen.

Los agentes de la Agrupación de Trafico asignados al control de transporte son los mínimos de los mínimos, y aun encima no hacen, creemos que tienen instrucción sobre esta cuestión, controles sobre los descansos semanales en cabina, ni sobre la utilización del selector de actividades. Además, su función no es de inspección laboral, solo de cumplimiento de la legislación de transportes. De todas formas, el baremo sancionador elaborado por Transportes hace que la mayor de parte de las sanciones no tengan carácter disuasorio para el empresario. Así, un empresario que obliga a sus conductores a conducir durante más de 90 horas bisemanales, hasta 100 tiene una sanción de 100 euros que en reducido se queda en 70. Gracias a ello, se obliga a los conductores a salir en domingo, porque aunque tengan superadas las horas semanales o bisemanales, la sanción compensa.

El tacógrafo solo lo puede leer Transportes, y Transportes no tiene capacidad de inspección de trabajo, y la Inspección de Trabajo no puede leer los tacógrafos: El resultado es, que en la práctica, no existe la Inspección de Trabajo en el mundo de los conductores profesionales. Ni está ni se la espera. ¿Esto lo saben los políticos? !Por supuesto! tienen perfecto conocimiento de ello y miran para otro lado.

No existen enfermedades laborales reconocidas. Cuando se produce un fallecimiento en la cabina, la familia tiene que ir al juzgado si quiere cobrar el seguro de vida, es más, este seguro se hace a beneficio de la empresa. Si no se consigue esa declaración, es la empresa quien lo cobra.

Vamos con los salarios:

Un conductor de nacional, con todo dentro, dietas, extras, anda entre los 1.700 euros y los 2.000 euros. Pensemos que un conductor, aunque no se lo crea alguno, come, se alimenta, tiene que asearse…,¿De verdad se cree la patronal que con esos salarios puede tener conductores? Si cumplieran los convenios colectivos, pagarían las dietas correspondientes y no existiría motivo de queja, pero lo que hacen es ofrecer tarifas planas con todo incluido, algo ilegal, y no solo eso: En el tráfico internacional lo que se hace es pagar por km recorrido, algo completamente ilegal porque fomenta la violación de las normas de seguridad y provoca una elevada accidentalidad, ya que el conductor para obtener un salario decente se ve obligado a conducir día y noche, sin atenerse al tacógrafo en muchas ocasiones.

Luego esta la doble conducción.

Esta peculiar actividad permite, de forma legal, que dos conductores se turnen conduciendo hasta un tope de 20 horas continuadas, sin descansar. Se limitan a cambiar de asiento y nada más. Gracias a esto, vuestro paquetitos de Amazon llegan a vuestras casas puntualmente. Esta actividad es la que registra la mayor accidentalidad. Y esto también lo saben en Transportes. Y esta actividad es la que ahora mismo registra mayores problemas de cobertura. De hecho, ya hay muchísimos vehículos a doble conducción parados.

Los derechos sindicales no se respetan de ninguna manera.

El sindicalismo es perseguido en todas las empresas del sector, se impide la celebración de elección, y prefieren apostar por largas vías judiciales, donde incluso, se llega a decir al juez, y esto es real, «en mi empresa se hace lo que digo yo», se les condena, y siguen exactamente igual que si hubieran ganado el juicio. No pasa nada. Se cambia la denominación social, y a otra cosa. No solo eso. Los gestores y asesores administrativos y laborales avisan a los dueños de las empresas ante la contratación de un conductor que tenga antecedentes de denunciar a otras empresas, son conductores problemáticos porque ejercen sus derechos. Los sindicatos, además, tienen completamente abandonado al sector del transporte, y esto ha llevado a una completa desconexión entre el conductor y el sindicato. Sencillamente, no creen en ellos.

La jubilación a los 67

Eso ya de entrada es un disparate. Nadie en su sano juicio puede creer que con esa edad puedes conducir un vehículo de 16 metros con una carga de hasta 41 Tm. y ya no digamos cargado de ADR (mercancía peligrosa). Supongo que lo tomaran en serio cuando suceda otro Alfaques..., pasara cualquier día de estos ante la continua violación de las normas ADR por las empresas.

La inseguridad es total. Carecemos de áreas de servicios adecuadas para el descanso, y ya no digamos áreas seguras…, los robos están a la orden del día, y en el internacional ya tenemos muertes por ese motivo.

Así que, con salarios de miseria, con una legislación laboral que se pasa por el forro de sus caprichos, sin conciliación familiar de ningún tipo, con una accidentalidad tremenda, lógico que falten conductores…, y seguirán faltando, por mucho que intenten por todos los medios desviar la atención, esto va a reventar y no falta demasiado. Sigan mintiendo, sigan tapando el sol con un dedo…, y los periodistas, sigan dando vergüenza ajena no verificando las informaciones y dejando que esta gentuza haga auténticos publirreportajes sin dar la oportunidad de dar la contra a sus falacias.

Desgraciadamente, en vez de tener una organización capaz de dar la voz, nos dedicamos a duplicar esfuerzos y crear estructuras que irremediablemente estarán destinadas al fracaso, y mientras tanto, los empresarios seguirán ejerciendo de lobby ante las autoridades, y nuestra situación seguirá siendo exactamente la misma que es hoy. Despertemos: O la opinión pública se vuelca de nuestro lado, o tened por seguro que los políticos no van a mover un dedo para cambiar la situación actual.

¡Buena ruta!.

Más artículos de Fernando GuillénProhibida su reproducción total o parcial sin la autorización expresa y por escrito del autor o el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas