El maltrato del oficio de camionero. Opinión de Francisco Gómez

El maltrato del oficio de camionero

Jornadas de 15 horas de trabajo diario, entre esperas, cargas y descargas, conducción, papeleo…, casi todas las que exceden de las 8 horas, por no decir todas, de carácter gratuito.

Desarraigo familiar con toda una semana fuera de casa y en muchas ocasiones alguna más, con el alma siempre a punto de partirse por tener de dejar a tu familia sin saber cuando vas a regresar y tirado en un área de servicio, solo, vigilando su camión, ¡¡su carga y la madre que les parió!!.

Dificultades, en demasiadas ocasiones, para acceder a un aseo personal necesario, digno y suficiente. Obligación de obtener una cualificación pagada de tu bolsillo, que además no es barata, para acceder al oficio, necesidad de reciclaje, casi siempre, por no decir siempre, en fines de semana, en tu tiempo libre, 35 horas de tu vida que tu patrón roba a tu familia para poder seguir en el oficio, haciendo viajes, «generado riqueza».

Robos y ruidos nocturnos, riesgo continuo de accidente mortal, problemas de alimentación, esfuerzo físico en muchos casos, poca o nula consideración social…, ¿Salario? Dejad que me ría.

Como media, en el mejor de los casos, 1600€ brutos al mes de base reguladora (1300€ netos x 12 pagas), más dietas, las cuales en muchos casos ya vienen camufladas como kilómetros u otro tipo de retribución variable.

Faltan camioneros, las empresas no encuentran personal dispuesto a ofrecer sus vidas a cambio de una miseria, que si no fuera por lo serio de este asunto, daría para partirse de risa. Empresas haciendo trampa, buscando la provincia con peor convenio para establecer su sede en ese lugar y cotizar, aún, un salario más ridículo y miserable y de ese modo poder ahorrarse unos míseros euros a costa de quien está viviendo en su camión, vigilando su propiedad, arriesgando su vida, regalándole horas y horas de su trabajo…, dejándose la vida.

Empresarios llorando por los rincones, contando lo mal que les va e indicando que si tuvieran que pagar, acaso un poco más, tendrían que cerrar sus empresas. Si, es así, no estoy exagerando nada, es más, estoy tratando de ser moderado.

He visto compañeros y familiares caer en la depresión y otras cosas aún peores, con problemas múltiples de salud derivados de la mala alimentación y la vida sedentaria, dejando que sus hijas e hijos se críen sin conocer la cercanía y el cariño de su padre (sé que ahora es más común ver mujeres camioneras, pero en mi época, hace 20 años, apenas si había alguna),  dejarse la vida en esta profesión tan necesaria como poco reconocida.

Estas personas merecen un cambio, la profesión lo necesita, los empresarios deben entender lo que piden a cambio de lo que ofrecen, lo que supone SER CAMIONERO Y EL SACRIFICIO QUE CONLLEVA, quizá el día que se entienda, se valore y se retribuya en consecuencia, dejarán de faltar camioneros.

Francisco Gómez Tornero. Secretario de Acción Sindical de CCOO Albacete.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas