ATA alerta sobre la pérdida de profesionales del transporte y sus consecuencias inmediatas

ATA alerta sobre la pérdida de profesionales del transporte y sus consecuencias inmediatas

Redacción.- La escasa renovación generacional y las condiciones tanto sociales como económicas en las que se desarrolla la actividad del transporte en nuestro país, son la cara de una realidad que puede llevar, de no tomar decisiones inmediatas a problemas de desabastecimiento en nuestro país en un período máximo de cinco años.

Esta situación, que ya viven países como Inglaterra, Estados Unidos y parte de Europa, ya ha sido denunciada por Fetransa en numerosas ocasiones ante la pasividad de una administración que lejos de tomar medidas para paliar esta situación, se empeña en seguir poniendo palos en la rueda de un sector abocado a vivir en una crisis permanente.

El aumento de costes del gasóleo, el pago por uso de autovías, la imposición de los cargadores a realizar las tareas de carga y descarga, los costes de la transición ecológica y el escaso margen de beneficio comercial, son junto con la competencia desleal o las condiciones ligadas al desarrollo del trabajo, algunos de los aspectos que hacen peligrar el futuro inmediato del transporte en nuestro país y en el resto de Europa.

Con esta realidad encima de la mesa, el acceso de jóvenes a la profesión es cada vez más reducido, lo que está generando un envejecimiento importante situando la actividad del transporte “ha entrado en el Top 5 de los sectores en los que más difíciles es encontrar profesionales”.

Desde ATA se insiste en la necesidad de tomar medidas urgentes para dignificar la profesión y hacerla más atractiva para las nuevas generaciones.

Del mismo modo, se señala que ahora, «el transporte no es rentable. Hay un gran desequilibrio entre oferta y demanda”. Trasladar la subida de los costes al precio del transporte, es tarea imposible. La subida del carburante es un ejemplo de ello dado que en el último año, su precio se ha incrementado en un 30% en plena crisis económica.

A esta situación viene a unirse la incertidumbre generada por la imposición de una irrealizable transición energética en los vehículos, transición que de producirse, obligaría a la práctica totalidad del sector, a asumir inversiones millonarias que con la actual coyuntura resultan absolutamente impensables.

Con este panorama, ATA, al igual que muchas organizaciones profesionales, conmina a la clase política a dejar de lado discursos electoralistas y asumir la toma de decisiones inmediata como una obligación para hacer frente a un problema que no es sólo del profesional del transporte sino que amenaza con convertirse en un auténtico problema social y económico para todo el país.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas