El fracaso de los empresarios del transporte. «Camionero García». Opinión

El fracaso de los empresarios del transporte. La opinión de "Camionero García"

Que falten conductores para completar las plantillas de las empresas de transporte, es un fracaso que solo se le puede apuntar al empresariado del sector. Son ellos y únicamente ellos, con sus acciones pasadas y presentes, los que han llevado al sector a esta situación. Y es tal el fracaso que, queriendo copiar los modelos de bajo coste salarial, la estrategia se les ha ido al traste y con ella se van a cargar el modelo de movilidad que han construido.

Que las asociaciones patronales estén ocupando ya los medios de comunicación para lanzar sus demandas, muchas de ellas basadas en mentiras y desviando la cuestión a los costes del carnet de conducir o la dificultad para acceder a la profesión o que los jóvenes no ven atractiva esta profesión, es una verdad a medias; pero que son consecuencia de su forma de gestionar sus empresas y su política de estar en la queja permanente, en vez de poner soluciones reales encima de la mesa.

No han hecho otra cosa, los empresarios, que cargarse el modelo de relación laboral de confianza, minusvalorando la profesión de conductor y aprovechando que no se están cumpliendo los convenios en su totalidad, lo han usado para bajar precios o consentir trabajar por debajo de coste y esto, es una política empresarial que no puede durar a largo plazo, y en esas estamos de unos años para acá, convirtiendo al transporte en un sector precario para sus trabajadores.

Salir en los medios de comunicación para decir que la falta de conductores puede ser un gran problema para el futuro abastecimiento de la sociedad, puede ser un bumerang que se vuelve en contra del propio sector, haciendo así visible la incapacidad de esta clase empresarial.

Nada dicen estos señores de las condiciones en que trabajan los conductores, tanto salariales, como físicas, como de conciliación. Ni una sola palabra de los incumplimientos de los convenios, que son acuerdos firmados por ellos mismos junto con los representantes sindicales y avalados por las instituciones correspondientes y que son de obligado cumplimiento. Ni una palabra de sus errores pasados, al rechazar a los conductores españoles porque exigían derechos, nada dicen de los abusos en las horas de trabajo y muchas sin cobrar, nada del descuento de la dieta de pernocta por el hecho de dormir en la cabina, nada de los kilómetros camuflados en dietas, nada de las pagas extras sin pagar y nada de la falta de escrúpulos a la hora de pedir que se descarguen las mercancías y que lo hagan en su tiempo de descanso con la tarjeta fuera del tacógrafo.

Con estas premisas y muchas más que todos sabemos, yo diría que demasiados conductores hay encima de sus camiones, porque como trabajo, es denigrante el maltrato que se le da a este colectivo, ya desde la misma empresa contratadora.

Puede darse el sector con un canto en los dientes, ya que gracias a los autónomos se cubre la falta de conductores, aunque sea un colectivo que va a menos, porque su situación también es crítica y esta, también viene dada por la acción de las grandes empresas y logísticas y el abuso que hacen de un colectivo que se está mostrando sin músculo y dispuesto a someterse o morir.

Señores empresarios, no le lloren más al ministerio y pónganse a trabajar de una vez por el sector, den a sus trabajadores lo que merecen, salarios dignos, jornadas racionales y conciliación familiar y no digan que no se puede, porque hasta ahora su discurso siempre ha sido el mismo, el de la inacción y la amenaza.

Si alguna vez se han planteado darle la vuelta a la situación, hoy es el mejor momento para decirles a sus clientes que no se puede trabajar con sus reglas y que, como sector esencial que es el transporte por carretera, como mínimo merece respeto y reconocimiento, y no palmaditas en la espalda y después abandono total.

Y para los autónomos y asalariados, si hubiera que buscar un momento para lanzar un órdago, mejor momento que este no lo van a tener, porque ahora, los cargadores, las logísticas y las grandes empresas están cogidas por los huevos y un paro les vendría pero que muy mal y ya no hablemos del gobierno, al que le temblarían las piernas en este periodo de recuperación.

Por cierto, una cuestión que no se cansan de decir desde el Comité Nacional si no se negocian sus propuestas, amenazas que se quedan en nada y que viniendo de la gran patronal, no dan ni miedo, porque ellos en sus poltronas no son imprescindibles, pero los que van al volante del camión, esos… esos sí lo son.

Más artículos de opinión de Camionero García  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas