Sobran profetas y faltan soluciones. «El camionero en ruta». Opinión

Sobran profetas y faltan soluciones. "El camionero en ruta"

 

Al transporte de mercancías por carretera en España le sobran profetas y le faltan soluciones. Sobran profetas porque a lo largo de la historia reciente hemos visto aparecer por las redes sociales a demasiados presuntos salvadores y profetas, pero ninguna decisión.

Los problemas que padece el transporte en nuestro país, mas o menos, todos los sabemos. Convenios colectivos que no se cumplen, demasiadas horas subidos en los camiones, poca o nula conciliación familiar, pseudo-empresarios explotadores supervivientes en un mercado salvaje, sacando de las espaldas de los conductores los beneficios que no son capaces de generar como empresarios si lo fueran de verdad. Grandes empresas que copan el mercado, obligando a trabajar al resto a precios ruinosos, falta de unión y demasiada sumisión a los grandes cargadores.

Esos son a grandes rasgos los problemas del transporte en España, mientras que por el lado de los conductores asalariados seguimos cada vez peor, demasiadas quejas y lamentos en las redes sociales, mientras que profetas con un discurso confuso intentan no se sabe muy bien que, si unir al personal o buscarse en realidad vivir a cuenta de ellos. Profetas que llevan años apareciendo y desapareciendo cual Guadianas, sin conseguir más allá de que les sigan aquellos que no profundizan en sus planteamientos, convirtiéndose en simples corifeos.

Profetas empeñados en unir en torno a sus dudosos proyectos a conductores asalariados y transportistas autónomos, algo harto difícil, mucho más que unir el agua y el aceite, simplemente porque sus reivindicaciones y demandas son absolutamente opuestas. Sino que alguien me explique como pueden ir juntos en la misma plataforma reivindicativa el empresario autónomo y su conductor, mientras el primero reclama precios justos, por ejemplo, y su empleado pide incremento salarial.

Profetas que han cogido por costumbra grabar videos para incrementar su ego, por eso de las visitas en las redes sociales, soltando proclamas contra todos aquellos que no comulgan con sus ideas, mezclando política y transporte, creyéndose más españoles que nadie por el simple hecho de llevar una bandera de España en la cabina, como si la españolidad se midiera por ir acompañado o no de una bandera. 

Empresarios que no hacen otra cosa que lamentarse, mientras sus representantes en las grandes asociaciones están cómodamente sentados en sus poltronas, siguiéndole el juego al ministro de turno, utilizando a los conductores asalariados según sus intereses, pero sin hace nada por cambiar la situación, mientras gestionan subvenciones millonarias para una supuesta formación de los conductores.

Lamentándose de la escasez de conductores, pero sin hacer nada porque la profesión sea atractiva para las nuevas generaciones, mientras siguen jubilándose los actuales, recurriendo como una medida desesperada a traer trabajadores de otros paises, como si no hubieran tenido bastante con experiencias pasadas. Sencillamente porque dá igual de donde sean esos trabajadores, porque nadie está dispuesto a ser explotado, por mucho que se les camele con salarios que en sus pies de origen serían una fortuna.

Asi que seguimos igual o peor, sobrando profetas que pretenden salvar a los trabajadores del transporte, pero sin un discurso coherente que lleve a la gran mayoría a seguirles, empresarios que van a lo suyo sobreviviendo como pueden pero sin hacer nada por revertir la situación.

Como siempre, ¡¡¡Buena ruta tanto en la carretera como en la vida!!!.

Más artículos de El camionero en ruta.  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas