La Comisión Europea multa a BMW y al grupo Volkswagen con 875 millones

La Comisión Europea multa a BMW y al grupo Volkswagen con 875 millones

Redacción.- La Comisión Europea ha impuesto este jueves una multa de 875 millones de euros a los fabricantes de coches BMW y el grupo Volkswagen (Volkswagen, Audi y Porsche) por infringir las normas antimonopolio de la UE y participar durante 5 años en un cártel evitando competir entre ellos en las tecnologías de reducción de emisiones contaminantes.

En el cártel también estaba Daimler, que no fue multada por revelar la existencia del mismo a la Comisión Europea, recibiendo inmunidad total y evitando una multa de 727 millones. Todas las partes reconocieron su participación y acordaron resolver el caso, por lo que se aplicaron reducciones a la cuantía de la multa, del 10 % en el caso de BMW y del 45 % en el del grupo Volkswagen, que cooperó en la investigación aportando pruebas que ayudaron a demostrar la existencia del cártel.

El Grupo Volkswagen deberá pagar una multa de 502.362.000 euros, mientras de BMW, la multa asciende a 372.827.000 euros. Además, se tuvo en cuenta que se trata de la primera decisión de este tipo.

La vicepresidenta ejecutiva de la Comisión, Margrethe Vestager, a cargo de la política de competencia, declaró: “Los cinco fabricantes de automóviles Daimler, BMW, Volkswagen, Audi y Porsche poseían la tecnología para reducir las emisiones nocivas más allá de lo que exige la ley según las normas de emisiones de la UE. Pero evitaron competir en el uso de todo el potencial de esta tecnología. De modo que la decisión de hoy se trata de cómo salió mal la cooperación técnica legítima. Y no lo toleramos cuando las empresas se confabulan. Es ilegal según las normas antimonopolio de la UE. La competencia y la innovación en la gestión de la contaminación de los automóviles son esenciales para que Europa cumpla nuestros ambiciosos objetivos del Pacto Verde. Y esta decisión demuestra que no dudaremos en tomar medidas contra todas las formas de conducta de cártel que pongan en peligro este objetivo”.

Los fabricantes de automóviles celebraron reuniones técnicas periódicas para discutir el desarrollo de la tecnología de reducción catalítica selectiva (SCR) que elimina las emisiones nocivas de óxido de nitrógeno (NOx) de los turismos diésel mediante la inyección de urea (también llamada «AdBlue») en el escape y corriente de gas. Durante estas reuniones, y durante más de cinco años, los fabricantes de automóviles se confabularon para evitar la competencia en la reducción de emisiones mejor de lo que exige la ley a pesar de que la tecnología relevante está disponible.

Más específicamente, Daimler, BMW y el grupo Volkswagen llegaron a un acuerdo sobre los tamaños y rangos de los depósitos de AdBlue y un entendimiento común sobre el consumo medio estimado de AdBlue. También intercambiaron información comercial sensible sobre estos elementos. De este modo, eliminaron la incertidumbre sobre su conducta futura en el mercado con respecto a la limpieza de las emisiones de NOx más allá de los requisitos legales (lo que se denomina «cumplimiento excesivo») y rangos de recarga de AdBlue. Esto significa que restringieron la competencia en las características del producto relevantes para los clientes.

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas