Consejos básicos para el mantenimiento de un camión

Consejos básicos para el mantenimiento de un camión

Un camión es un medio de transporte que, como cualquier otro, necesita recibir un mantenimiento y unos cuidados que le permitan aguantar en buenas condiciones en la carretera por más tiempo. 

Aquí van una serie de consejos que van a ser claves para que tu camión siga rindiendo como el primer día. 

Revisiones periódicas 

Por mucho que entiendas de mecánica y se te dé bien la materia, nunca dejes de llevar tu camión a un taller especializado en el que haya, por lo menos, un mecánico de camiones que se encargue de hacer las pertinentes revisiones periódicas a tu vehículo y ponerlo a punto. 

Detectar a tiempo los problemas es la mejor manera de cortarlos de raíz y de evitar que empeoren y terminen causando averías más graves o que surjan en los momentos más inadecuados. 

La frecuencia con la que deberás hacer las revisiones dependerá de la marca y del modelo de tu camión, así como del estado en el que se encuentre. 

Cambia las piezas antes de que lleguen al final de su vida útil 

Es cierto que a nadie le gusta tener que gastar dinero en el recambio de piezas como filtros de aceite del camión, neumáticos, manguitos, etc.; sin embargo, todas las piezas tienen una fecha de caducidad, de modo que es inevitable que, llegado el momento, tengan que ser sustituidas. 

Cuando esto ocurra no te resistas a cambiar las piezas y accesorios para camiones antiguos por unos nuevos. Piensa que es una inversión que te evitará averías más problemáticas y costosas y que esa renovación supone un plus en tu seguridad y para la del resto de conductores de la vía pública. 

Carrocería del camión 

Al margen de cuestiones puramente mecánicas, hay que tener en cuentan que un buen estado de la carrocería del camión se nota hace notar y proyecta una imagen de profesionalidad y saber hacer. Este es el motivo por el cual es interesante que tu vehículo luzca siempre impecable. 

Para eso, dispones de carrocerías y kits para camiones que, junto con una limpieza semanal, le van a dar un aspecto impoluto a tu máquina. 

Conducción 

El tipo de conducción que realices va a condicionar en gran medida la vida de camión. Lo ideal es conducir con suavidad, con aceleraciones progresivas, sin grandes frenazos y sin dar volantazos. Mantener el vehículo dentro de las revoluciones óptimas va a permitir que a la larga la mecánica de tu máquina no se resienta. 

Con los vehículos sucede lo mismo que con las personas y es que, si llevamos a alguien a su punto máximo de estrés, se puede quebrar. Por eso mismo, debes realizar una conducción «amable» con la que el camión no sufra en exceso. 

Los neumáticos, claves

Las ruedas de tu camión son un elemento primordial. En primer lugar, tus neumáticos deben estar en buen estado, es decir, que no estén demasiado desgastados, lo que te haría perder adherencia, sobre todo en las curvas, y provocaría un menor rendimiento del camión. 

En segundo lugar, tanto antes como después de un viaje, asegúrate de que la presión de las gomas es la indicada según el peso de la carga y el tipo de vehículo con el que te vas a desplazar. Tener una presión menor de la recomendada aumenta el consumo de gasolina y le exige más al camión. Un exceso de presión puede devenir en un reventón y también conlleva un descenso en las prestaciones de la máquina.

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas