9 de cada 10 personas creen que ahora la formación vial será más digital

9 de cada 10 personas creen que ahora la formación vial será más digital

Redacción.- La startup digital especializa Dribo, que digitaliza la autoescuela convencional a través de una app que ayuda a los futuros conductores a sacar el carnet de conducir sin pisar el aula, ha realizado un estudio para conocer la percepción de la sociedad acerca del sector de la movilidad para los próximos años.

Dentro del estudio destaca de forma contundente un dato: Las personas mayores de 55 años están convencidas de que la futura formación vial será más digital tras la pandemia (82%). Los jóvenes de entre 18 y 34 años incluso superan este dato, creen que la formación vial será más digital una vez superemos la pandemia (88%).

Esta cifra está en línea con la filosofía de Dribo, que apuesta por la digitalización de las autoescuelas para dar nuevos servicios a los usuarios. De hecho, desde Dribo aseguran que esta crisis ha supuesto el cierre de un 10% de las autoescuelas españolas y considera que hasta 1.300 negocios más podrían cerrar si no dan el salto digital.

Para Enric Romero, CEO de Dribo: “Esto demuestra que el sector del automóvil y, en concreto, de la formación vial, no es ajena a la profunda transformación digital que ya vivíamos, pero que ha sido agudizada por la pandemia”. Y añade que “hablar de casi un 90% de jóvenes pendientes de la digitalización de las autoescuelas puede parecer una cifra abultada, pero en realidad no es sorprendente, ya que los jóvenes esperan de forma natural la digitalización en cualquier aspecto de sus vidas”.

Digitalizar el acceso a la formación online no solo tiene que ver con los dispositivos, se trata de una forma totalmente nueva de relación con la educación vial. Por ejemplo, esto facilita el acceso a una formación contínua a lo largo de la vida y no solo en los momentos de examinarse o para recuperar puntos del carnet.

El acceso a los datos es otra de las grandes ventajas con respecto a la “educación analógica”. Ahora es mucho más fácil conocer los comportamientos de los alumnos para ofrecerles una experiencia mejor y ajustada a sus necesidades.

Un cambio en la mentalidad de consumo de la movilidad

El estudio, realizado durante el mes de abril, arroja más datos interesantes y que son transversales a todas las franjas de edad. Por ejemplo, 1 de cada 2 personas usan menos el transporte público que antes de la pandemia. Esto también va ligado al incremento en los usos de vehículos privados como coches y motos; pero también patinetes y bicis, lo que genera un reto para las ciudades y la convivencia de todos los transportes. A la vez, se crean fenómenos de movilidad y consumo nuevos, como los riders, que han pasado a ser ya un activo fijo y masivo en nuestras ciudades.

Pero esto no es todo, los comportamientos en cuanto a la compra y el uso de vehículos ha cambiado, y no solo entre los más jóvenes. Las personas mayores también han modificado su mentalidad de consumo y lideran este cambio. La gran mayoría (63,1%) apuestan por las compras de vehículos de segunda mano, pero el auténtico cambio es el crecimiento de opciones como el sharing y el renting. Entre ambas opciones (23,9%) ya son más operaciones de este tipo que la compra de vehículo nuevo (21,7%).

El modelo de Dribo

La crisis provocada por la pandemia ha generado una necesidad inmediata en el sector de adaptarse al cambio. Muchas autoescuelas han visto cómo sus locales quedaban vacíos y que el grado de digitalización que tenían no era suficiente. Esto las ha llevado a interesarse por el modelo de autoescuela digital desarrollado por Dribo, que les permite adaptarse, captar más alumnos y competir a otro nivel. “Hemos conseguido que muchas autoescuelas vuelvan a ser rentables.” afirma Romero.

De media las autoescuelas conectadas con Dribo reciben un 30% más de alumnos, en aquellas zonas que la tecnológica tiene activas. A su vez, estas autoescuelas consiguen reducir costes gracias a la simplificación en las gestiones. “A una autoescuela convencional las tareas de poco valor le pueden suponer unos costes de 3.000 euros mensuales que podrían ahorrar digitalizando procesos. Pero más importante todavía, es que estas autoescuelas ya no dependen de un local, algo que las ha lastrado enormemente en el último año.”, señala Romero.

Además de la formación 100% móvil, la app de Dribo integra todo el proceso de tramitación de expediente, así como una app de profesores, que facilita el control y la gestión del negocio.

Foto: Dribo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas