El asesinato de Mihai. La opinión de Fernando Guillén

El asesinato de Mihai. La opinión de Fernando Guillén

Queridos compañeros: No hace demasiados días, nos enteramos del asesinato de un compañero, Mihai, poco después de que otro compañero fuera asesinado en el parking de ¿seguridad? de Vémars. Ambos sucesos tuvieron lugar en Francia.

Como era previsible, la mayoría de los compañeros se han echado las manos a la cabeza, planteado paros, recogidas de firmas y un sinfín más de propuestas, lógicas, comprensibles… Yo siento mucho la muerte de estos compañeros, pero esto no es habitual, ni es normal, ni pasa con frecuencia. Afortunadamente.

Sufrimos robos, especialmente en Francia, eso es cierto, pero la cosa no pasa de ahí. Los casos como este, desgraciados, son totalmente excepcionales y, compañeros, seamos serios, con empresarios como los que tenemos, difícilmente se van a rascar el bolsillo para pagar un parking de seguridad… y lo sabemos todos. Además, aún con eso, estas cosas pueden suceder… y seguramente, volverán a suceder.

Lo primero que tenemos que entender, de una santa vez, es que no somos vigilantes de seguridad, si roban, que roben, no es problema tuyo. Lo mejor, si notas algo, es llamar por el móvil a la policía y de la cabina ni se te ocurra bajarte. La carga está asegurada y si te van al gasoil, pues mala suerte, pero tú no te arriesgues, nunca. No es tu trabajo. ¿Sabes cual es tu trabajo?, no aparcar en lugares sin iluminación, ni adecuados para realizar un descanso. Esa es tu responsabilidad, según sentencia del Tribunal Superior de Madrid, pero no vigilar la mercancía, ese no es tu cometido. Por tanto, no apures el tacógrafo, aparca con margen y en un lugar adecuado, y si ves que no lo vas a tener, como si te sobran dos horas.

Lo segundo, es que si entramos aquí: https://www.mites.gob.es/estadisticas/eat/welcome.htm, veréis que somos uno de los sectores con mayor accidentalidad. En concreto, el tercero. Solo el año 2020 llegamos a casi 40.000 accidentes. Pero, fijaros, en muertes, somos los primeros, por encima de construcción, minería, y pesca, 111 en 2020. Y eso en lo contabilizado por el Ministerio de Trabajo. Transportes, no se cómo lo hacen, calcula el numero de fallecidos en nuestro sector en…2

Claro que, Transportes no hace estadísticas desde hace tiempo. Las últimas disponibles de calidad y salud en el transporte son de 2007, y las que se refiere son de transporte de perecederos y mercancías peligrosas… Unos cracks los muchachos, seguramente procurando no ofender a la patronal. Incluso, realizan un curioso apaño en el calculo de accidentalidad entre las 22:00 y las 06:00 en base a horarios y en relación al volumen de trafico, que claro, es muy pequeño en esas horas. Y curioso, no lo aplican en el resto de franjas, intentado desvincular la conducción nocturna de la accidentalidad, cuando todos sabemos que va ligada, sobre todo en doble conducción.

Pero hay más. A pesar de que las sentencias de los Tribunales Superiores de Justicia de las CCAA y la del Supremo, que declaran accidentes de trabajo aquellos que suceden durante la jornada laboral relacionados con paros cardiacos, ictus, etc. donde el conductor fallece en cabina, y que los peritos relacionan con la presión, los horarios etc, a pesar de esas resoluciones que ya son base de jurisprudencia, ni Transportes ni Trabajo recogen todo esto como accidentes laborales con resultado de muerte.

De hacerlo, el número de profesionales del volante que fallecen cada año en España, solo en el transporte de más de 3.500 kilos, posiblemente nunca bajaría de 100… Y eso sí que es un asesinato periódico cometido con el visto bueno de las autoridades gubernamentales, con nuestro habitual pasotismo y nuestra absoluta incapacidad de organizarnos de forma sindical para conseguir que se cumpla, algo tan sencillo, como la legislación vigente en materia laboral… No pedir nada que no exista, solo que se cumpla lo que ya existe.

Y esos 100 muertos anuales asesinados por Transportes, Trabajo, con la ayuda de la Inspección de Transportes, la colaboración inestimable de las asociaciones de empresarios y con la indispensable ausencia del CNTC, y fundamentalmente, algo indispensable y necesario para permitir esta tropelía: con el analfabetismo e ignorancia de los «propios conductores». Esos muertos son el verdadero problema, el agotamiento, el estrés al que se nos somete, la mala alimentación fruto de unos salarios que no permiten otra cosa, las jornadas indiscriminadas día… noche… Eso, señores, eso, compañeros, es un crimen, es una asesinato a cámara lenta.

Mi pésame a Mihail y su familia. Siento mucho lo sucedido, Lamentablemente, eso puede despertar nuestra indignación, pero en realidad ese no es nuestro mayor problema.

Un saludo a todos, y buena ruta.

Más artículos de Fernando GuillénProhibida su reproducción total o parcial sin la autorización expresa y por escrito del autor o el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas