Cómo está afectando la crisis de los semiconductores al sector de la automoción mundial

Cómo está afectando la crisis de los semiconductores al sector de la automoción mundial

En este artículo revisamos, de la mano de los mejores expertos, cómo la crisis de los semiconductores está afectando al sector de la automoción mundial. Sigue leyendo para conocer cómo está afectando la crisis de los semiconductores al sector de la automoción mundial según los expertos. 

Cómo afecta la crisis de los semiconductores a la automoción  

En la actualidad existe una gran escasez de semiconductores o chips en el mercado. Estos chips, como nos han explicado los profesionales de la informática y de la tecnología de Informatizados.net, son necesarios en el sector de la automoción a nivel mundial para producir, por ejemplo, los circuitos electrónicos de los coches. En la actualidad existe una escasez a nivel mundial de estos chips semiconductores, así como también problemas logísticos. 

Es un problema importante porque la escasez de chips semiconductores puede llegar a suponer la fabricación de más de un millón de coches menos en todo el mundo, lo que puede incidir en la industria de forma brutal, haciéndole perder más de 50.000 millones de euros por trimestre. 

El problema empezó hace más de un año, al comienzo de la pandemia. Los fabricantes de automóviles redujeron los pedidos de chips semiconductores, ya que calcularon que no serían capaces de construir tantos vehículos nuevos como habían planteado en sus organizaciones antes de la pandemia. 

De esta manera, como nos han contado los expertos de Automocion.top, cuando el mercado se ha empezado a recuperar de forma mundial, aunque siempre de forma más notable en algunas zonas del planeta que en otras, los fabricantes de coches se han dado cuenta de que los proveedores de chips semiconductores se han desplazado hacia otras industrias para no perder su rango de negocio. Hablamos de otras empresas como las que se dedican a la fabricación de ordenadores, productos electrónicos de consumo, teléfonos móviles, consolas, etc. 

Por contra a lo que ha sucedido con la industria automovilística, estas otras industrias han visto ascender sus ventas en los últimos meses, con lo que han tenido que aumentar su demanda de semiconductores para poder aumentar su producción. 

De esta manera, la escasez de semiconductores incide de forma directa en el sector de la automoción a nivel mundial, llegándose a una gran escasez de este tipo de chips bastante elevada que está influyendo de forma directa al suministro de coches en los concesionarios. Lo más preocupante es que los expertos evidencian que esta tendencia no da visos de cambiar en breve, con lo que la lista de espera para comprar algunos modelos de vehículos, sobre todo los que no se encuentran en stock o los que acaban de llegar al mercado, puede alargarse más de la cuenta. 

Otro de los problemas de la crisis de los semiconductores para el sector de la automoción mundial es que las empresas productoras de este tipo de tecnología han encontrado muchas más ventajas en el sector de la tecnología de consumo, ya que les permiten obtener un mejor precio para sus semiconductores, en comparación con la forma en que pagaban desde la industria automovilística. 

Algunos de los fabricantes de automóviles más afectados, y que ya han anunciado muchos retrasos en su producción son Honda, Toyota, Nissan, Mercedes, Volkswagen, Peugeot, Ford, Seat o General Motors. 

Sin duda el sector de la automoción es realmente importante a nivel mundial, las ventas son una de las formas de medir que usan los expertos para valorar las curvas a nivel de macroeconomía. Ahora bien, en la actualidad la realidad es que este sector no supone ni un diez por ciento de los pedidos de chips semiconductores que se hacen de forma anual. No se trata del principal cliente, pero sí la base que según los expertos ha servido para avisar de que algo iba mal en el sector de la tecnología. 

Entre los principales problemas en este campo, los expertos reseñan la forma en que está configurada la industria. Muchas empresas dedicadas al diseño de estos chips, pero pocas dedicadas a su elaboración. Además, no sólo es que su capacidad de producción sea limitada, es que también se trata de una industria bastante poco flexible, con lo que se tarda mucho en poner nuevas industrias en marcha y los cambios llevan tiempo, con lo que el problema con los semiconductores para el sector de la automoción no da visos de solucionarse muy rápidamente. 

De esta forma, a esta escasez de semiconductores se debe añadir también un aumento en los precios. Los proveedores ya están advirtiendo de que van a tener que aumentar el precio de sus semiconductores porque los costes de los materiales han aumentado y existe una fuerte escasez de estos chips. Los expertos auguran que los precios de los semiconductores pueden llegar a subir hasta en un veinte por ciento. 

De esta forma, en la actualidad existe una escasez de suministros en el mercado de la automoción mundial que tiene retenida la fabricación de vehículos a la escala que se tenía prevista desde antes de la pandemia. Al mismo tiempo, esta escasez de suministros supondrá casi con total seguridad un aumento en los precios de los semiconductores, y también de los sistemas de memoria, así como posiblemente una disminución de la producción de vehículos y por tanto un gran aumento del precio de los coches durante el 2021. Finalmente, cabe reseñar que la Unión Europea anunció a finales del 2020 que usará parte de los fondos europeos en el impulso a esta industria.

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas