Punto y final al señor Couñago. «Camionera Metalera». Opinión

Punto y final al señor Couñago. La opinión de "Camionera Metalera"

Acabo de escuchar el programa de Radio de Diario de Transporte de esta semana, en el que estaba invitado José María Couñago, el auto proclamado líder del grupo Unión y Fuerza Transportistas. Vayamos por partes y lo primero es ponernos en antecedentes.

El señor Couñago que, de cara al exterior, repite una y otra vez de una manera harto cansina que es un compañero más y bla, bla, bla… de puertas para adentro, es el Líder. Se denomina así y actúa así. Él hace y deshace a su antojo. Nombra supuestas directivas a dedo y las destituye en cuando le cuestionan cualquier cosa por nimia que sea. Expulsa del grupo a cualquiera que no le baile el agua a él o a su primera dama.

Por cierto, y esto es muy divertido, primera dama (sí, con minúsculas) que mangonea lo que quiere y a quien quiere cuando, se supone, que no está inscrita ni pertenece a este “movimiento”, pero que está en los grupos de WhatsApp abiertos por comunidades y en el de la supuesta directiva. Primera dama que llama personalmente a quien se atreve a opinar fuera de la línea mandada por el Líder para que retorne mansamente al redil y que si no lo consigue, amenaza con “sé dónde vives, calle… de la población… ten cuidado con tus hijos no vaya a ser que les pase algo”.

Esto lo puedo demostrar con los audios que semejante pajarraca me envió a mí, que durante un breve tiempo pertenecí a Unión y Fuerza Transportistas. No hablo de oídas sino, de primera mano. Líder que, de cara al exterior, repite una y otra vez que no quiere ganar dinero con su movimiento, pero que nunca ha dado explicaciones ni rendido cuentas del dinero ingresado en la cuenta de la supuesta Asociación. De hecho, ahora niega que haya existido nunca, cuando hay una carta de dimisión de una exdirectiva que le solicita la baja y que le pide que la retire como autorizada de “la cuenta del banco de la Asociación”. Si, esa cuenta dice que no existe ni ha existido ¿porqué una directiva pide que le retiren como autorizada en esa cuenta?

Hasta aquí estos breves antecedentes, porque necesitaría tres artículos de opinión para contar todo lo que vi y viví en esos pocos meses cerca del Líder. Vamos con el programa de radio.

El señor Couñago no se atreve a ir solo y se hace acompañar por el señor José Puerta para guardarse las espaldas o a saber con qué objetivo. Durante el programa, el señor José Puerta afirma que hace meses que está desligado de Unión y Fuerza. Pero también durante el programa afirma que vienen los dos de una reunión con no sé quién, no sé dónde, en nombre de Unión y Fuerza. ¡A mí que me lo expliquen! Cuando sepa cómo se cocina eso ya os lo contaré.

Por otra parte, me dio la sensación de que antes de conectarse para la grabación del programa, ambos debieron disfrutar de una estupenda comida regada en abundancia con un buen caldo de la tierra. Teniendo esto en cuenta y habiendo visto y oído alguno de los vídeos que el susodicho Couñago nos regala por las redes sociales de vez en cuando, no me ha extrañado lo más mínimo su comportamiento en el programa.

Hora y media que, ante las insistentes preguntas de los colaboradores para que diera a conocer su proyecto, sus propuestas, el ideario de su supuesta Asociación, no haya sido capaz de exponer ni una sola. Ni una, en hora y media. Es comprensible, porque hora y media se le ha quedado corta para insultar a todo hijo de vecino aprovechando que no estaban presentes para defenderse, culpándoles de todos los males de Unión y Fuerza, del mundo del transporte, de esta sociedad en general, incluso del IBEX. De su boca sólo ha salido una galería de insultos increíblemente variada, demostrando su nivel cultural e intelectual y su dominio nivel dios del uso más barriobajero de nuestro idioma. ¡Y dice que representa a la mayoría de los camioneros de este país!

Aquí un pequeño inciso personal: Señor Couñago, la mayoría de los camioneros de este país tienen un nivel cultural, de educación y de saber estar que usted no alcanzará en su vida por mucho que lo intente. Jamás podrá representarnos. Jamás.

Todo mi reconocimiento a los colaboradores del programa que, con toda su paciencia, han intentado una y otra vez que hablara de las soluciones que plantea Union y Fuerza para los problemas del transporte. Vano intento, ya que ha quedado más que de sobra demostrado que este movimiento, perdón, según el señor Puerta es un “sentimiento”, no tiene ningún proyecto, ninguna línea de actuación, no tiene ideas, no plantea soluciones. Está claro que no pasa de ser un grupo de camioneros más, de los muchos que pululan por las redes sociales. Y para más recochineo, usan un nombre que está registrado por una persona ajena a la Asociación.

Al final de la hora y media, lo único que me ha quedado claro es, que la solución de los problemas del transporte está en manos de los agricultores. Voy a coger una caja de pañuelos para secarme las lágrimas. No sé si he llorado a moco tendido de las carcajadas o de la lástima que he sentido por Josema. Aquí pongo el punto y final a Unión y Fuerza Transportistas, a Josema Couñago y a todo lo que se relacione con él. Donde no hay no se puede sacar.

Más artículos de opinión de Camionera Metalera  Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización expresa y por escrito del autor y el editor.

Foto archivo imagen de Unión y Fuerza

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas