Le exijo que por favor me facilite sus claves de acceso a la banca online (DGT). Opinión

Le exijo que por favor me facilite sus claves de acceso a la banca online (DGT). Opinión

Le exijo que por favor me facilite sus claves de acceso a la banca online (DGT). Opinión

Redacción.- Al correo de lectores de Diario de Transporte nos ha llegado la opinión de un lector, que quiere expresar su punto de vista sobre las exigencias de la DGT y la Dirección General de Transportes sobre el control de asistencia a los cursos de formación, que publicamos a continuación: 

«Es mucho más serio de lo que parece. Usted tiene en su teléfono, ordenador, tablet, un acceso a todas las claves mediante un control biométrico, generalmente huella dactilar o retina.
De hecho, si cualquiera le pidiera que le facilitase el acceso a su teléfono móvil y sus claves, como acceso bancario on line, por ejemplo, evidentemente se negaría en redondo.

Bueno pues resulta que ambas DGTs, (Dirección General de Transportes y La Dirección General de Tráfico), con el fin de evitar cumplir con su función de control de asistencia a cursos de obligada presencia, (véase Certificado de Aptitud Profesional para conductores profesionales o los cursos de recuperación de puntos), no solo descarga la responsabilidad de forma inexplicable sobre los propios centros de formación sino que además, como tampoco se fía de ellos, les obliga a que tomen el control de asistencia de los alumnos mediante registro biométrico de la huella dactilar. Si como lo leen. Piénselo bien.

Ni Ley de Protección de Datos, ni derechos básicos y fundamentales de intimidad. Usted asiste a un CAP porque es conductor profesional y lo primero que se encuentra es que cada vez que empieza y termina una sesión, una academia o autoescuela, es decir un centro privado, se ve obligado a tomarle sus huellas digitales, registrarlas en su ordenador y enviárselas por una aplicación web a la Dirección General de Transportes para que un funcionario de la administración, en vez de presentarse a la inspección, compruebe que alguien le ha hecho su trabajo.

Pues sepa que acaba de facilitar el accesos a su ordenador, tablet, teléfono con TODOS LOS REGISTROS PRIVADOS QUE USTED TIENE, INCLUIDO SU LLAVERO PRIVADO DE CLAVES. Ahora los tiene una autoescuela a la que le han impuesto esto por decreto y un funcionario que los recibe mediante una aplicación web (Y cuantos más). Si usted se niega a hacerlo no puede hacer el curso y en el caso del transportista perdería su trabajo.

Eso es chantaje.

La semana que entró en vigor esta medida que se ha impuesto de forma coercitiva a los centros de formación, se sufrió un ataque informático a entidades de la administración, como el SEPE, causa por la cuál, aún hay problemas ( y los que te rondaré, morena). Y mientras, seguimos recabando huellas dactilares de forma incontrolada y lanzándola a la red para que la administración traslade sus obligaciones como administración al propio administrado. Inaudito.

Lo verdaderamente increíble es que ni asociaciones, ni afectados, ABSOLUTAMENTE NADIE, parece querer darse cuenta del atropello que esto supone. Eso si, mientras, nos gastamos el dinero en campañas diciendo que protejamos nuestras cuentas. Que no facilitemos nuestras claves. Pues ala, con tu huella, con tu retina, ya puedes desbloquear tus dispositivos y también lo pueden hacer…, otros.

Autor: Ignacio Pérez Piñero

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com. Teléfono de contacto: 649 43 26 91.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas