De influencers e influyentes. «El camionero en ruta». Opinión

De influencers e influyentes

Hace unos meses me dijo un gran experto en marketing una frase que me gustó: «La gran diferencia entre un influencer y un influyente es que el influencer quiere comerse una pizza gratis y no pagar por ella, pero un influyente es el que consigue que muchas personas paguen por comer esas pizzas». De ahí este articulo, me explico:

Para bien o para mal, vivimos en una sociedad, sobre todo la occidental, donde el sumun y el devenir del mundo parecen estar en las redes sociales, sobre todo Facebook, Twitter o Instagram, en las que muchas personas pasan la gran mayoría de las horas de sus vidas «colgando» todo lo que hacen o dejan de hacer, donde parece que lo único que importa a sus seguidores es qué comen, qué compran o qué ropa se ponen. 

Eso es un caldo de cultivo ideal para que algunos hagan el negocio de su vida promocionando marcas, generalmente desconocidas, que sus «incondicionales seguidores» compran sin dudar. Al mismo tiempo, estas personas que han visto un filón en esta actividad, se auto-promocionan queriendo hacernos ver que llevan una vida maravillosa, convirtiéndose en lo que conocemos como influencers, lo que empuja a muchos de sus fans a seguir sus pasos. Normalmente se trata de personas con un carácter débil e influenciable. Es lo que hay.

Luego están los otros, los influyentes, que son los que personalmente a mi sí me importan. Sobre todo porque son generadores de debates muy interesantes. Hablamos de personas que graban vídeos en los que dan sus razonamientos con argumentos sólidos, con muy buena información y mostrando claramente su postura. Luego, se podrá estar de acuerdo con sus planteamientos o no, pero creo que hacen un gran bien a esta sociedad un tanto desnortada.

Seguramente ya habrá muchas personas que se hayan preguntado: ¿Esto qué tiene que ver con el transporte? Pues tiene que ver y mucho. Sobre todo cuando uno entra en las redes sociales, lee, ve opiniones y posturas sobre el sector, y se lleva una gran decepción al comprobar la falta de verdadera información que existe sobre la realidad del transporte. Por mucho que medios como este que me permite escribir, se esfuerce a diario por mostrarla.

Sobre todo cuando hablamos de legislación sobre transporte, derechos laborares, empresariales, deberes y obligaciones. Da exactamente igual que las leyes sean muy claras, que haya personas dispuestas a proporcionar el asesoramiento y la información real, seguimos cada vez peor desgraciadamente porque se valora mucho más lo que se dice en las conversaciones en bares, corrillos o redes y «medios falsos que solo buscan polémica», que lo que dicen las personas que de verdad saben legislación.

Luego pasa lo que pasa y vienen los lamentos, las denuncias, los despidos y el recurso a las personas que saben o a los sindicatos, cuando ya es demasiado tarde, en muchos casos.

Ahora vemos como se pretende por esos «teóricos del marketing», que no han visto un camión en su vida y que, por supuesto no han pasado ni un mes haciendo el trabajo de un camionero, como intentan vendernos motos sobre una vida de los camioneros maravillosa para intentar vendernos un producto determinado, utilizando «modelos», que nos nos representan ni por asomo. Perdiendo una oportunidad maravillosa de mostrar otra realidad, aunque el objetivo final sea vendernos ese producto.

Pero el gravísimo error de esos ignorantes del marketing y de la realidad de la profesión es no saber aprovechar esa oportunidad para crear una campaña que impacte, que atraiga y lleve a los profesionales a comprar o utilizar ese producto. El grave error está en haber utilizado para la campaña a un influencer en lugar de una persona influyente que nos incitara con los ojos cerrados a consumir ese producto.

Asi que, desgraciadamente, vivimos en un mundo de «ciencia ficción», donde todo parece ser «maravilloso» en el que auténticos ignorantes de la realidad intentan vendernos motos averiadas. Pero lo más triste es que haya inocentes que pican en el anzuelo y viven en un mundo paralelo en el que las redes sociales son lo único que les importa, porque viven para imitar a personajes que son un anuncio falso rodante.

Como siempre ¡¡¡BUENA RUTA!!!.

Más artículos de El camionero en ruta.  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso y por escrito del autor y el editor.

Foto archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas