A vueltas con los peajes. La opinión de Fernando Guillén

A vueltas con los peajes. Fernando Guillén. Opinión

Estimados compañeros: Estamos de nuevo ante el famoso “cobro de peaje por autovías”, tantas veces enviado como globo sonda al sector y tantas veces archivado. Es un tema polémico, que ningún gobierno ha querido afrontar, a nadie le gusta poner medidas destinadas a los ciudadanos y que suponen un impuesto, es decir, que tengan que rascarse el bolsillo. Sin embargo, a veces, estas medidas son absolutamente necesarias.

En España tenemos a bien creernos la palabra “gratis”, nos pensamos que la sanidad, la educación, las carreteras, son “gratis”. Vamos, que el asfalto se regala, los obreros que las construyen trabajan allí por amor al arte, lo mismo que los médicos, las enfermeras, los profesores o los bomberos. Va a ser que no, de gratis, nada, todo eso hay que pagarlo. Unas veces vía Presupuestos Generales del Estado, es decir, vía impuestos, cotizaciones sociales, tasas, o como queráis llamarlo; y otras veces, otorgando servicios a concesión y cobrando por ello al usuario una tarifa, a cambio de la cual se costea el servicio. Esto sucede con servicios deportivos municipales, con centros geriátricos o con autopistas de peaje o de peaje en sombra (que paga directamente la administración sin cobrar nada por ellas de forma directa al usuario).

La Unión Europea ha instado a los países miembros a que se cobre por el uso de las vías publicas, al menos las de alta capacidad. Llevan años en eso y la realidad es que todos los países han aplicado la política de cobro por uso en distintas modalidades. Todos, excepto dos: Irlanda y España, que en realidad solo tienen tarifas en las vías sujetas a concesión, es decir, autopistas de peaje y son una parte muy reducida de la red general de carreteras. Claro, esta situación provoca que España sea el país de la UE con peor conservación viaria, a pesar de ser uno de los que poseen un mayor numero de vías de alta capacidad. Además, la ausencia de áreas de descanso servicio es total y absoluta, porque la política de concesión de estas áreas es enormemente gravosa y las hace, por tanto, poco atractivas a pesar de que en todas las vías existen zonas reservadas para estos servicios.

Actualmente, los sistemas existentes en la Union Europea son: peaje en vías de alta capacidad (Francia, Italia, Portugal…), sistema de viñeta para turismos (con un coste anual que va desde los 132 de Hungría a los 10 de Montenegro) y modelos diferenciados para vehículos pesados, que es lo que a nosotros nos interesa.

En principio, los países que tienen toda su red o casi toda su red de alta capacidad con peaje están claros. Luego tenemos sistemas de Toll Collect donde se paga por km recorrido por el vehículo como Alemania, Bélgica y aquellos que aplican una tasa diaria o una viñeta: Reino Unido, Países Bajos, Luxemburgo, Rumania… No sabemos que sistema aplicara el Gobierno español, pero seguramente se aplicará un sistema de pago por uso, es decir, Toll Collect, donde se facturará en función de los kilómetros recorridos.

No nos engañemos, todos sabíamos que esto llegaría. Los pobres incautos que veían con alegría como se levantaban los peajes al no renovar la concesión y se creían lo del gratis, eran cuatro. Cualquier persona realista con dos dedos de frente veía venir este escenario.

Esta claro que los empresarios se van a oponer a este sistema. Yo, no solamente estoy a favor del mismo, es que además exijo al Gobierno que impida el desvío a las carreteras nacionales. Algo que, con total seguridad, intentarán todos estos “profesionales” que hoy hacen del mundo del transporte una jungla sin ley; y de hecho, cuantas más medidas restrictivas, cuantas más medidas sancionadoras se pongan, mejor. A ver si de esa manera se limpia el sector y todo aquel que no pueda actuar con verdadera profesionalidad, gestionando adecuadamente sus recursos y compitiendo con precios adecuados al servicio que ofrece, deja de una puñetera vez la carretera y se va a su casa o se dedica a otra cosa.

Como conductores asalariados, lo único que nos debe preocupar es que nos desvíen a viejas carreteras nacionales con tal de esquivar el costo que se genere con esta nueva modalidad. Si el Gobierno actúa con sentido común, debe prohibir la circulación por carreteras nacionales en transito a vehículos de más de 3,5 T o bien cobrar igualmente por su uso. De lo contrario la accidentalidad se disparará, porque los cargadores seguirán exigiendo los mismos tiempos de tránsito que si circulamos por vías de alta capacidad. En este sentido, esperemos, que los sindicatos dejen ver esta necesidad en la negociación que, seguro, se tendrá que dar.

Los motivos que alegarán serán los típicos: se toca la competitividad, ya contribuyen con impuestos… Son falsos. Los impuestos al gasoil los pagamos TODOS, con la diferencia que a ti y a mi, como usuarios, no nos reintegran nada, a las empresas y autónomos SI. Lo que alegarán de su contribución es más falso que Judas. Tú y yo contribuimos muchísimo más que ellos y en todo caso, los Impuestos de Hidrocarburos no se destinan a mantenimiento de carreteras; y sobre este particular debemos indicar que España está 6 puntos por debajo en tasa impositiva que la media de la UE: estamos en un 42% y la media está en un 48,75%.

La competitividad no tiene nada que ver con las tasas o peajes, porque afecta a todos por igual, españoles y extranjeros, por tanto es otro argumento falso. Se podrán dar otros más peregrinos como el Impuesto de Circulación, pero este es de carácter municipal y sirve para las vías locales exclusivamente. Y lo cierto es que en aquellas vías con cobro de peaje, su estado es mucho mejor que en autovías o autopistas libres de peaje y eso también es seguridad para nosotros.

Mientras tanto, no caigamos en la trampa que, con total seguridad, intentarán tender las asociaciones de empresarios, intentando involucrar al conductor asalariado en un problema que no es nuestro, sino suyo. Ni permitamos que en base a esta nueva situación intenten disminuir nuestros ya mermados derechos y retribuciones. El cobro de las vías dará lugar a un mejor mantenimiento de las mismas y por tanto, no tengo dudas. Yo digo, claramente, SI.

Un saludo a todos y buena ruta.

Más artículos de Fernando GuillénProhibida su reproducción total o parcial sin la autorización expresa y por escrito del autor o el editor.

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas