¿Por qué no hay conductores? Opinión de Fernando Guillén

¿Por qué no hay conductores? Opinión de Fernando Guillén

¿Por qué no hay conductores?

Estimados compañeros: He leído las reacciones a un video que nos ha dirigido el compañero Basilio, un profesional y un luchador de muchos años. Basilio en el analiza el tema de la “ausencia de conductores” que denuncian las diferentes asociaciones empresariales, y al final termina, en mi opinión, reconociendo que eso de que faltan conductores es una falacia, lo que sucede es que los que hay cada vez tragan menos, y nadie en su sano juicio se va a meter a un oficio muy duro donde aún encima no se respeta ni una miserable condición establecida en convenio ni existen ventajas comparativas como es el coeficiente reductor.

Basilio esta, en mi opinión, totalmente acertado Pero quisiera matizar alguna cosa. Dice Basilio que las buenas empresas no buscan conductores, les sobra, y tiene razón. Veamos:

1.- ¿Faltan conductores?.

Los datos de la DGT, que es quien emite los permisos de conducción, dicen lo contrario. Deberían sobrar. El numero de permisos de conducción en vigor de las categorías C en adelante es superior a la demanda existente en el mercado registrada en el SEPE. Lo que revela este dato es que no faltan conductores, sino que las condiciones de la profesión no son para nada adecuadas y por tanto los titulares de los permisos prefieren dedicarse a otra cosa.

2.- ¿Qué empresas tenemos?

Bien. En principio existen autónomos ¿Es una autonomo una empresa? Es una empresa unipersonal. Es decir, lo que se busca cuando se crea la figura del autonomo no es un empresario que cree puestos de trabajo, sino una persona que crea su propio puesto de trabajo, estos además pueden agruparse en cooperativas, pero siguen siendo, o así se pensó, empresarios individuales.

Luego están las empresas como tales, S.L. ó S.A .en funcion de su administración y accionariado, estas tienen otras capacidades o deben tenerlas, de gestion, y disponen de diversos puestos de trabajo perfectamente estructurados con funciones definidas. Si analizamos nuestros sector, veremos que la enorme mayoría de empresas de transporte de este país son autónomos reconvertidos en muchos casos a empresarios, lo hacen sin ningún tipo de formación adecuada y pensando que da igual ser autonomo que ser empresario con una serie de responsabilidades con terceros.

Primer error. Otro dato: España tiene mas empresas de transporte que Francia o Alemania, sin embargo, el producto, las mercancías, que estas empresas transportan es inferior al de esos estados.

3.- Tenemos pequeñas empresas de 2, 3 y 4 camiones y pocas empresas que sobrepasen el ideal que son unos 300 vehículos.

¿Por qué es el ideal? Porque una empresa de tamaño muy reducido no tiene cargas directas, o tiene un solo cargador directo del que depende casi al 100%, las otras, las empresas de mayor cantidad de vehículos, disponen de variadas cargas directas y departamentos especializados en su gestion, las pequeñas las gestiona todas directamente el empresario, que muchas veces armado con un móvil busca las cargas en la red…, algo absolutamente fuera de competencia y que solo es valido si tienes tu camion y tu lo conduces, pero en ningún caso cuando juegas a ser empresario. Esta situación impide ser competitivo.

Las grandes se reparten la tarta y los pequeños, 2, 3, 4 camiones, se comen lo que les dejan y esto obedece a una ley muy fácil de entender: Existe una mayor demanda de cargas que oferta de las mismas…, y aquí tenemos el principal problema del sector del transporte: Sobra la cuarta parte de la flota actual, y mientras ese porcentaje no sea eliminado es imposible mejorar las condiciones de trabajo porque los portes permanecerán a la baja.

4.- Si analizamos los comportamientos

En las grandes logísticas, veremos que la mayoría de ellas ni siquiera disponen de vehículos propios, sino que contratan autónomos. Estos prácticamente se ven obligados a trabajar a destajo, y si tienen conductores contratados, estos se ven obligados por el “autonomo” o “empresario” a trabajar en condiciones inaceptables. Segundo problema ¿Cómo se puede tener empresas de logística y transporte si no se dispone de vehículos? Porque existen vehículos de sobra. Volvemos al primer problema.

5.- En la tesitura anterior ¿Qué hacen los empresarios?

No quieren conductores profesionales, quieren esclavos, quieren negros, quieren ciudadanos que traguen con lo que sea, cuanto mas analfabetos e ignorantes, mejor, que solo piensen en trabajar, nada de familia, ni de descanso, ni conocimiento de convenios ni normativas laborales. Bisemanales de 99 horas y descansos de 45 como mucho y arreando. Por eso buscan ahora conductores jóvenes a los que poder engañar y embaucar, los que peinamos canas cada vez tragamos menos. De ahí su desesperación.

6.- Las sanciones y las inspecciones

Son ridículas. Las sanciones son una tomadura de pelo. Una sanción debe tener carácter disuasorio para que surta efecto, por ejemplo en Alemania te sancionan por tramo de hora que incumplas.

En España a una empresa le sale rentabilísimo hacer bisemanales de 99 horas a un precio de 70 euros con reducción…, ¿Solución?, o la sanción minina se eleva a un mínimo de 500 euros o bien se meten 100 euros por hora...,¿Cuánto creéis que duraría eso de las 99 horas? Nada.

Pero el baremos sancionador se hace a gusto de las organizaciones empresariales, que nadie se lleve a engaño, porque son las que pueden hacer presión en el Ministerio, los sindicatos, gracias a nosotros, no tienen poder alguno. En cuanto a las inspecciones, estas son de carácter anecdótico y aleatorias…, puedes pasarte un año o dos sin que te miren absolutamente nada.

Además la ley no permite sin orden judicial la intervención directa en una empresa por parte de los inspectores de transportes, que por otro lado raramente salen de sus despachos, ni la Guardia Civil puede entrar en un aparcamiento privado a comprobar tacógrafos ni actividades, solo puede hacerlo en el exterior., salvo como he dicho que dispongan de autorización para ello, ya que, alucinar, un simple guardia de seguridad les puede impedir la entrada salvo que en el interior se este cometiendo un delito flagrante de gravedad que justifique la entrada. En esta situación, los conductores asalariados estamos completamente vendidos.

7.- Luego esta nuestra conciencia de clase y nuestra formación

Aunque en teoría la formación debería ser buena, en la practica es una mierda. Gran parte de los conductores no tiene ni ,la menor idea del 561/2006 salvo que tiene que conducir 4,30 y descansar 45 minutos, lo confunde con un ordenamiento laboral cuando no tiene nada que ver, ignora que su jornada semanal máxima en 4 meses es de 48 horas con todas las tareas y desconoce todo de su convenio colectivo.

Somos el gremio con mas ignorantes y analfabetos por metro cuadrado que existe en este país, y lo siento mucho, pero lo digo como lo veo día a día. Aun encima, es un gremio explotado donde los explotados !Se ponen del lado del explotador!, lo que ya de por si es de esquizofrenia colectiva. Odiamos a los sindicatos, los únicos que pueden defendernos, ampararnos e informarnos, y que ante nuestra actitud han decidido darnos de lado y se limitan ya a amparar y asesorar a los que son sus afiliados, dejando al colectivo a su suerte, y es que no nos merecemos mucho mas.

En resumen

No faltan conductores, lo que sucede es que sobran empresarios que no son tales, sino autónomos que consideran que todos debemos trabajar como lo hacían ellos, sin asumir que tu eres un asalariado no un autonomo, que si hubieras elegido ser autonomo, lo serias, pero elegiste ser asalariado y ellos deben respetar tus derechos o bien no contratar personal y asumir ellos ese trabajo y punto, pero si contratan deben respetar las normas.

No faltan conductores.

Sobran camiones porque las cargas disponibles no son suficientes y están controladas por grandes grupos que muchas veces no tienen vehículos propios y ofrecen condiciones de contratación inaceptables, pero que los autónomos y pequeña empresa traga porque no le queda otra, por que sobran en el mercado. No faltan conductores. Faltan profesionales concienciados de que son trabajadores, profesionales, con un cometido y unos derechos y unos deberes que deben hacerse respetar, asociándose y uniéndose. No faltan conductores, sobran caraduras, espabilados, conductores de camion metidos a empresarios. No faltan conductores. Faltan inspecciones continuas, controles asiduos y un reglamento sancionador verdaderamente disuasorio.

Por tanto, esto no se soluciona con subidas de salario, no. Se soluciona con el cumplimiento de los convenios colectivos, y para ello la flota tiene que disminuir para ser competitiva, y esto no sucederá hasta que se restrinjan las licencias de transporte y se establezcan los reglamentos necesarios para impedir que un autonomo contrate personal cuando su figura es la del autoempleo, si quiere trabajar a destajo, que lo haga el, pero que no obligue al resto. De todas formas, o se baja el numero de camiones o esto no tiene arreglo, o se modifica el reglamento sancionador subiendo las sanciones o esto seguirá igual o se aumentan las inspecciones con dotación de personal y medios de tal forma que cada camion sea inspeccionado una vez cada seis meses como mínimo, o no hay nada que hacer.

En fin compañeros, ¡Buena ruta a todos! y que nadie se me ofenda.

Autor: Fernando GuillénProhibida su reproducción total o parcial sin la autorización expresa y por escrito del autor o el editor.

Foto de archivo

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com. Teléfono de contacto: 649 43 26 91.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas