Los repartidores de Deliveroo se enfrentan a la empresa antes de su salida a bolsa

Los repartidores de Deliveroo se enfrentan a la empresa antes de su salida a bolsa

Redacción.- Los repartidores han creado una red mundial para evidenciar ante los inversores un modelo de negocio que los explota con salarios de pobreza y trabajo peligroso.

Deliveroo y sus inversores iniciales esperan embolsarse miles de millones en la próxima oferta pública inicial que tendrá lugar en la Bolsa de Londres, entre las quejas de los repartidores que hacen realidad el servicio. Los repartidores advierten de que el modelo de negocio abusivo de Deliveroo impone a los trabajadores y trabajadoras un conjunto de riesgos considerables, como tarifas bajas, condiciones laborales peligrosas y cancelaciones de cuenta injustas.

Los repartidores de Deliveroo han creado una red mundial para advertir a los posibles inversores de los crecientes riesgos en materia jurídica y reguladora, así como reputacionales, a los que se enfrentarían y para exhortarlos a no respaldar a la empresa hasta que no se mejoren las condiciones, seguridad y remuneración de los trabajadores y trabajadoras. Estos repartidores publican hoy una carta dirigida al consejero delegado de Deliveroo, Will Shu, para reclamar que la empresa deje de tratarlos como ciudadanos de segunda clase.

Las ganancias de Deliveroo se han disparado durante la pandemia; en este periodo, los repartidores han entregado comida a domicilio y otros productos alimenticios a millones de personas en 12 países. Según Shu, su participación en la empresa podría alcanzar los 910 millones de dólares con la oferta pública inicial. “En lugar de conceder a los repartidores los derechos que les corresponden, Deliveroo ha ido intensificando la presión que ejerce sobre ellos”, afirma Stephen Cotton, secretario general de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte (ITF), que suma su apoyo a esta red. “Aunque asistimos a un cambio en el modelo por parte de competidores como JustEat, Deliveroo sigue consintiendo que los repartidores que dan de comer a nuestras ciudades tengan dificultades en dar de comer a sus propias familias”.

Según la base de datos Leeds Index, que se dedica a registrar protestas laborales por parte de los trabajadores y trabajadoras de microtareas, Deliveroo encabeza la lista de plataformas con un mayor índice de protestas en todo el mundo. Los repartidores denuncian cancelaciones de cuentas sin motivos y objetivos poco realistas y peligrosos para sus entregas, además de la ausencia de las medidas de salud y seguridad adecuadas en el contexto actual de la pandemia. “Esta situación se suma a la clasificación errónea de trabajadores autónomos que reciben los repartidores y a los reiterados intentos de Deliveroo de no asumir sus responsabilidades sobre seguridad laboral, salario mínimo y protección de seguridad social”, explica Cotton.

“A pesar de los intentos de Deliveroo y otras empresas de la economía de las microtareas de clasificar erróneamente a los repartidores, cada vez son más los tribunales –entre ellos, los tribunales supremos de Reino Unido y Francia– que están reconociendo la existencia de una relación laboral directa.

El pasado mes, un tribunal holandés dictaminó que Deliveroo clasificaba a sus trabajadores como falsos autónomos para evitar la responsabilidad de tener que concederles vacaciones, licencias por enfermedad remuneradas y otros derechos laborales. También los tribunales españoles han emitido fallos en este sentido.  Estas sentencias históricas ponen de manifiesto un reconocimiento cada vez mayor de las obligaciones de tipo jurídico y normativo que recaen sobre las empresas que operan con aplicaciones.

“Deliveroo emplea con cinismo el lenguaje de la flexibilidad como tapadera para no asumir sus responsabilidades con los trabajadores y trabajadoras”, declara Felipe Diez Prat, miembro del sindicato español UGT y exrepartidor de Deliveroo. “La oferta pública inicial de Deliveroo resulta trascendental porque muestra un futuro en el que se recompensa a las empresas que recortan los salarios de sus trabajadores”.

El repartidor de Deliveroo Jérémy Wick, miembro del sindicato CGT en Burdeos, defiende que, sin sus repartidores, la marca Deliveroo no sería tan conocida a nivel mundial como lo es hoy en día. “Tanto los inversores como los clientes deben reclamar a Deliveroo que actúe justamente con los repartidores que hacen realidad su negocio. Les instamos a que sean una empresa responsable y a que velen por la salud y la seguridad de los repartidores con un salario justo y transparente”.

En su compromiso con la ampliación de los derechos sindicales de los trabajadores y trabajadoras de plataformas, la ITF ofrece su apoyo a la red a favor de los derechos de los repartidores #Rights4Riders.  El pasado mes de noviembre, la ITF publicó su decálogo de principios para empleadores en la economía de las microtareas, que presenta las claves para acabar con la explotación en este nuevo sistema económico.

Foto: ITF

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas