Hipocresía y viñetas o peajes. Opinión de Fernando Guillén

Hipocresía y viñetas o peajes. Opinión de Fernando Guillén

Estimados compañeros: Leo hoy en La Voz de Galicia un articulo de denuncia del estado de la Autovia A6, lo denuncian empresarios y autónomos. Estos se quejan, con razón, del pésimo estado de la vía, que ciertamente es lamentable. Dicen: «a donde van nuestros impuestos».

Bien. Son los mismos empresarios que protestan cuando se habla de poner una viñeta o una tasa por uso, son los mismos empresarios que incumplen sistemáticamente los convenios colectivos y con ello la cotización e impuestos que deberían generarse, los mismos empresarios que desean mantener los módulos y no pagar por lo que realmente facturan, los mismos empresarios que protestan cuando la Guardia Civil los controla. Son los mismos que protestan cada vez que se intenta un mínimo de control en su actividad. Son los mismos empresarios y autónomos que aceptan cargas por debajo del coste, los mismos que piden a sus empleados que hagan mas horas de las debidas.

Las autovías se construyeron con fondos públicos, es cierto, pero ahora hay que mantenerlas, y eso cuesta tanto como construirlas, y para ello es necesario el establecimiento de tasas por uso, si o si, de hecho es lo que sucede en toda Europa, excepto dos paises: España e Irlanda.

Lógicamente, si no se generan recursos, las vías no pueden mantenerse adecuadamente, porque eso de «gratis» no existe. Nunca ha existido…, si si, ya se que se paga el «impuesto de circulación», pero ese impuesto es municipal, sirve para el mantenimiento de las vías locales y provinciales, no para las autovías, y si, también se que existen impuestos en el gasoleo, pero en todo caso se destinan a la red de carreteras nacionales, no a las autovías, que nacieron con fondos europeos, no de ningún impuesto existente. Y ya no hablemos de las autopistas de peaje que el Estado ha recuperado al no renovar la concesión, y que ahora mismo están abiertas a la circulación, pero eso no va a durar indefinidamente.

Los empresarios, los autónomos, son una curiosa especie que considera que solo ellos son los que tienen gastos y asumen compromisos. Consideran que el Estado es de ellos, así que los recursos del Estado deben destinarse a lo que ellos consideran prioritario…, pues les informo: El Estado crea impuestos para mantener una infraestructura absolutamente necesaria para garantizar servicios esenciales a la población: hospitales, escuelas, centros médicos, policía, jueces, políticas de becas, educación especial, ejercito y un largo etc que no es gratis…, las carreteras son necesarias, pero las vías de alta capacidad son necesarias aunque no imprescindibles, y por tanto parece lógico que se pague por su uso, y entonces si, cuando se pague por su uso se debe exigir un correcto mantenimiento.

Y no vengan con cuentos chinos, si no son capaces de cargar a su producto y servicio el costo, aparquen sus camiones y dedíquense a otras cosa, y dejen de llorar, que lo único que han hecho hasta ahora es aprovecharse de los asalariados reduciendo sus remuneraciones hasta condiciones de autentica miseria, y rebajar las condiciones de trabajo hasta niveles del tercer mundo, y todo por su avaricia, porque nunca es suficiente, porque lo de «·esto no da un peso» lo llevo yo escuchando desde los 25 años, y hoy ya peino canas.

Asi que ¡¡Buena ruta a todos!!.

Autor: Fernando GuillénProhibida su reproducción total o parcial sin la autorización expresa y por escrito del autor o el editor.

Foto: Archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas