Embrague automotriz

Embrague automotriz

Al igual que el motor en sí, la transmisión es uno de los sistemas más importantes en el ensamblaje mecánico de un automóvil o cualquier otro vehículo (como motocicletas y camiones). En este caso, el embrague aparece como un componente fundamental para garantizar el correcto funcionamiento del automóvil.

¿Cómo funciona el embrague?

El embrague consta de componentes como meseta, disco y cojinete, así como cable o sistema hidráulico, cojinete y pedal de embrague.

A partir de la meseta, aparece como el componente fundamental para que la inercia salga con suavidad. Está formado por la carcasa del embrague, el plato de presión y el resorte de membrana, y está conectado directamente al volante. Al activar el pedal del embrague, el volante se suelta en el disco, lo que hace que el motor se desacople de la caja de cambios. Cuando se suelta el pedal, la meseta presiona el disco de embrague contra el volante, cerrando el mecanismo y asegurando suavidad en la salida de inercia del vehículo.

Luk Clutch y para qué coches es adecuado.

LuK es líder del mercado en ofrecer las soluciones perfectas de acuerdo con las especificaciones de diferentes fabricantes de automóviles. Luk ofrece discos rígidos con amortiguación de par simple y un diseño ideal con amortiguación de varios niveles.

El embrague LuK ofrece la mejor refracción del cojín, un revestimiento duro contra la fricción y un material de alta calidad. Embrague Luk 230mm es adecuado para el modelo de automóvil que admite cojinetes de empuje en el motor y el sistema de engranajes.

Cuándo debo cambiar el embrague?

Normalmente, el sistema de embrague de un automóvil dura un promedio de 40.000 a 60.000 kilómetros. Sin embargo, este intervalo puede variar más o menos según el estilo de conducción del conductor. Es probable que el embrague tenga una duración más corta de lo previsto. En este caso, es probable que muestre algunos signos. Entre ellos, una vibración al quitar el pie del embrague; pedal de embrague demasiado bajo o demasiado alto; pedal de embrague duro y pesado; ruido al pisar el pedal del embrague; dificultad para cambiar de marcha; y el embrague “patina” cuando el pie se retira por completo del pedal, lo que provoca la pérdida de potencia de transmisión.

Consejos sobre cómo protegerse

Para evitar el desgaste prematuro del disco de embrague, es necesario soltar suavemente el pedal del embrague después de acoplar la primera marcha, en promedio a partir de una rotación de unas 2 mil rpm. Con esto, el coche empieza a moverse y, así, el sistema no se sobrecargará hasta el punto de perjudicar el funcionamiento de algunos componentes, como el propio disco.

Además, debe usar el embrague solo en situaciones necesarias, como para cambios de marcha.

Una señal de parada puso la marcha en punto muerto y enganche la primera marcha sólo después de la luz verde. También es necesario prescindir de la costumbre de apoyar el pie debajo del pedal del embrague.

Foto: LuK Clutch

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.

Etiquetas

Las noticias más leídas