Los datos que analizan los bancos para concederte un préstamo personal

Los datos que analizan los bancos para concederte un préstamo personal

En una situación tan extraña como la que estamos viviendo, no pilla de sorpresa que todo el horizonte de los préstamos y los créditos esté realizando cambios importantes. Sin ir más lejos, a finales de 2020, se ofrecía la posibilidad de ampliar los plazos de ciertos préstamos especiales para profesionales y empresas. Pero, ¿Qué ocurre de cara a los particulares?

Estos se enfrentan a una primavera especialmente complicada. De hecho, los bancos ya están avisando de que van a tener que subir de nivel todas sus exigencias a la hora de ofrecer ciertos productos financieros. Su punto de mira, realmente, está en los préstamos y créditos personales y de consumo, que ya llevaban varios años en una senda cada vez más peligrosa, y que han terminado de explotar.

La banca ha endurecido la concesión de créditos, y seguramente lo hará más todavía en los próximos meses. Una medida de contención que hace a muchos mirar de soslayo pensando si podrán recibir o no ese dinero que necesitan para una inversión importante. Pero, para tener una respuesta del banco, antes hay que saber qué es lo que este valora de un cliente cuando llega una petición así.

¿Qué valora el banco a la hora de concederte un préstamo personal?

Sabes que hay préstamos de todo tipo, de hecho, muchas entidades ofrecen incluso préstamos para coches específicos. Curiosamente, todas estas propuestas específicas suelen nacer a raíz del modelo de préstamo personal, uno que se concede a los solicitantes para gastos de cierto volumen, pero que normalmente no pueden afrontar por cuenta propia.

No están destinados a comprar inmuebles ni a grandes fines en concreto, de hecho, se conocen porque suelen ser bastante flexibles y a veces ofrecerse incluso sin tener que justificar el gasto. Eso sí, tienen unos requisitos detrás que, como ya hemos visto, se están endureciendo. ¿Y qué es lo primero que analiza el banco cuando alguien pide un préstamo personal? Lo que vas a ver a continuación.

La solvencia económica

¿Le prestarías dinero a alguien que sabes que no te lo va a devolver? Pues una tesitura similar es a la que se enfrentan los bancos habitualmente. Esto es algo que los bancos analizan fácilmente teniendo datos sobre tus nóminas y movimientos bancarios, incluso repasando si alguna vez has estado en el ASNEF o en otros ficheros de morosos.

Con esto, calculan tu capacidad solvente o tu liquidez y valoran si realmente podrías abonar las cuotas del préstamo o no. A veces, a través de esto aprovechan para marcar ciertas limitaciones de plazos y de cuotas. Saben si realmente podrás pagarlo o no, así que lo ajustan por completo para que se amolde a tus posibilidades. Siempre y cuando cumplas los requisitos de solvencia que tengan establecidos como baremo base.

Vínculo con la entidad

Un banco siempre va a ofrecer mejores préstamos a sus clientes, antes que a los que vienen de fuera. Cuando hablamos de préstamos personales, su objetivo es contentar a quienes llevan tiempo recurriendo a ellos con unos tipos de interés más bajos.

Por lo tanto, si vas a pedir un préstamo personal y tienes una cuenta bancaria abierta ya con un banco, donde además tienes tu nómina, mejor. Antes de buscar en otra parte, pregunta ahí para saber qué pueden ofrecerte. Seguramente, te darán condiciones mucho mejores que en cualquier otra parte.

Estabilidad laboral

Es algo que está más o menos ligado a la solvencia económica. Otra cosa que los bancos tienen muy en cuenta es si cuentas con un trabajo estable, si tu contrato es indefinido o solo por tiempo limitado. Así, ya saben de antemano si eres alguien con un flujo de ingresos habitual y si vas a poder garantizarlo en el futuro, o lo que es lo mismo, si vas a poder pagar las cuotas del préstamo.

Las entidades bancarias valoran de forma distinta a quienes tienen contratos indefinidos y a quienes tienen contratos por obra. Del mismo modo, también separan mucho a los que son funcionarios de quienes trabajan en lo privado, o incluso a los trabajadores por cuenta propia. Normalmente, son más exigentes con estos últimos.

Endeudamiento

Por supuesto que el banco va a mirar qué deudas tienes y si las puedes afrontar bien, antes de ofrecerte ningún tipo de préstamo. Comprueban si tienes alguna hipoteca, algún tipo de tarjeta de crédito, financiaciones u otros préstamos personales. Lo repasan absolutamente todo y hacen las cuentas para comprobar si eres capaz de afrontar otra deuda más de este tipo.

Cuantos más préstamos y deudas tengas, más difícil será que te otorguen el préstamo que solicitas, ya que se supone que dispondrás de menor liquidez. De hecho, si el montante total de préstamos y créditos mensuales superan el 40% de tus ingresos, te aconsejamos que vayas buscando primero cerrar frentes abiertos.

En definitiva, su prioridad es comprobar que puedes afrontar los pagos y, por supuesto, que no te supondrán un problema. A fin de cuentas, los bancos no quieren perder el dinero.

Foto: Archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas