La morosidad en el transporte, un problema que necesita soluciones reales y urgentes

En corto: ¿Sube todo menos los portes?. La opinión de "Camionero García"

Redacción.- Aunque el promedio actual no invita al optimismo, hay opciones para corregir este problema que está asfixiando a muchas empresas y que ha hecho desaparecer otras. Un cambio normativo, acompañado de las medidas como las que Webtrans ha puesto en marcha pueden esclarecer el futuro inmediato de tantas empresas que luchan por sobrevivir cada día.

Los impagos siempre han sido un lastre económico en cualquier sector y en cualquier época, pero si ponemos el foco en el sector de la logística y analizamos la situación desde que comenzó la crisis sanitaria provocada por el Covid-19, la realidad para la mayoría de las empresas es insostenible. El promedio de tiempo que tiene que esperar actualmente un transportista para poder cobrar el trabajo que ha realizado supera con creces los 80 días, antes de febrero de 2020 esta media estaba en 78 días.

Lejos de ser un problema de unos pocos, la morosidad afecta a todos los agentes que están implicados en el proceso logístico. Según un informe realizado a nivel europeo y en el que ha participado Fenadismer, revela que un 78% de las pymes a las que se ha encuestado dicen haber aceptado plazos de pago desfavorables, lo que supone un 20% más respecto a 2019.

Una situación totalmente descontrolada que, además de ir contra el sentido común, va contra la ley, ya que la última reforma de la Ley de lucha contra la morosidad de 2014 establecía un plazo normalizado de pago de 30 días contados desde la entrega del bien o la prestación del servicio, prohibiendo en todo caso que el plazo máximo superara los 60 días. Actualmente estamos viendo como, ante la falta de multas que penalicen la falta de pago en dichos plazos, en la práctica la ley se incumple totalmente. Siete años después de esa ley, este 9 de febrero se aprobó en Consejo de Ministros el texto legal que establece un régimen sancionador contra la morosidad del sector del transporte por carretera, que ahora tendrá que pasar por el Parlamento para su tramitación y aprobación final.

Concretamente, el proyecto de ley establece que las multas pueden variar de los 1.000 hasta los 6.000 euros, dependiendo del precio del transporte. Además, se introduce un nuevo tipo infractor por el incumplimiento del plazo máximo legal de pago de sesenta días y se prevé que se publiciten las sanciones impuestas contra las empresas que incumplen los plazos, algo que tiene fines disuasorios ya que afecta a la reputación empresarial.

Mientras se cumplen los plazos parlamentarios miles de empresas luchan cada día por sobrevivir en un endiablado sistema que acaba por condenar a las más vulnerables. Muchos transportistas son los que se ven obligados a pactar plazos de pago por encima de la ley por lo que en algunas ocasiones tienen que incurrir en sobrecostes o créditos bancarios para cubrir los retrasos de otras empresas. Una situación que a muchos les lleva a abandonar la profesión por no poder hacer frente a los impagos o por la quiebra de sus clientes.

Esta situación también afecta a las agencias y empresas de transporte, ya que estas también sufren retrasos por la mala praxis generalizada, sobre todo entre grandes empresas. Son muchas las empresas dedicadas al transporte que no tienen la liquidez necesaria para hacer frente a los pagos necesarios y que no pueden pagar en el plazo que les gustaría hacerlo además de verse afectada su reputación como empresa solvente.

Ante esta situación, en Webtrans han querido ayudar de nuevo a todos los agentes del sector logístico. Desde hace unas semanas, en su web ewebtrans.com se puede acceder a Fast Payment, la herramienta con la que los transportistas pueden cobrar las facturas en un plazo de 48 horas sin intereses. Una acción más de esta innovadora empresa que desde hace años apuesta por la digitalización de todo el sector y que ahora permite acabar de una vez por todas con los plazos interminables que provoca la morosidad.

Así, desde la compañía española se han propuesto acabar con las facturas impagadas para todos. Transportistas, agencias, empresas de transporte, centros de producción, comercios, todos pueden acceder a este nuevo sistema en el que no se piden avales ni hay comisiones. Webtrans sólo cobra una tasa fija por cada factura que se suba al sistema, facturas de cualquier bolsa de cargas, de cualquier cuantía y de cualquier país.

Si eres transportista, puedes despreocuparte de sobrecostes y de tener que acudir a un banco para financiarte. Podrás cobrar en 48 horas el trabajo que hayas realizado sin ningún tipo de interés. Así tendrás el dinero en tu cuenta y podrás seguir haciendo tu trabajo.

Si tienes una agencia, empresa de transporte, centro de producción o un comercio tendrás liquidez para afrontar cualquier gasto. De la manera más fácil puedes incrementar la capacidad de pago de tu empresa, adquiriendo un músculo financiero difícil de conseguir de otra manera.

Webtrans sigue de esta forma apoyando a todo el sector logístico con el objetivo principal de que todos los actores sean más rentables a través de la digitalización de todo el proceso.

Foto: Archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas