Criticar es más fácil que actuar

Criticar es más fácil que actuar

Cada vez con más frecuencia escucho las críticas como “los sindicatos son unos mantenidos”, “están subvencionados”, “no sirven para nada”, “los delegados de mi  empresa solo buscan su beneficio personal”, “han sido escogidos a dedo”, “solo ellos están protegidos contra el despido”.

Haceros estas preguntas a vosotros mismos los que criticais; Hago algo por mejorar mis condiciones y salario?. ¿Porque no me afilió al sindicato?. ¿Porque no me presento a delegado?. “Criticar es más fácil que actuar”. Son muchas críticas que en muchos de los casos no dan lugar, sin conociendo ninguno de la causa, sino que son más bien “dichos” que “críticas‘, sin saber ni entender. Los convenios colectivos están para que nosotros mismos hagamos que se  cumplan o acordar entre las partes mejores condiciones laborales y salario, no pretendamos que vengan el “Mesías salvador” a solucionar nuestros problemas.

Los medios de comunicación han hecho bien su trabajo a lo largo de los años dando una imagen de los sindicatos algunas veces equivocada, y ello ha  motivado que la confianza a los sindicatos y afiliación haya bajado y que se estigmatice su actividad sin ningún poder de negociación (las huelgas no funcionan porque nadie las secunda) . Hay sindicatos que no hacen bien su función, pero también, existen otros que cumplen con todas sus funciones, y llamémoslo “X”.

Una de las mayores causas que a hecho que el modelo de sindicato defensor del trabajador tradicional se haya  quedado obsoleto, es la ideología “típic spanish”, (no vemos más haya de un partido de fútbol y una cerveza) o como lo define el diccionario del laboro “PADETO“, PAso DE TOdo. Los viejos dinosaurios que negocian los convenios colectivos deberían renovar su manera de actuar, bajando a pequeñas y medianas empresas, que es lo que predomina en este sector del transporte, más que a las grandes multinacionales y sectores públicos, pero no por eso debemos criticar lo que no entendemos y dar nuestro voto de confianza a cualquier sindicato, y llamémoslo “X” que nos informe, asesore y represente legalmente.

Nos creemos dioses negociando nuestros salarios y condiciones

Nos creemos con el poder suficiente de negociar nuestras condiciones y salarios teniendo un Estatuto de los Trabajadores, un  Convenio Estatal y un convenio provincial haciendo ojos ciegos de ellos, tragamos con todo lo que nos imponen y nos pagan, dejando un legado a los que vienen detrás después de irnos de la empresa, eso sí,  después de haber denunciando por las horas de exceso o cualquier otra cosa que se nos ocurra o se le ocurra al abogado laboralista que nos representa. Criticar se nos da mucho mejor que actuar.

Sí nos mentalizamos de hacer las cosas bien, entendemos el poder que tenemos de cambiar esta situación en este colectivo estando unidos. Se hubieran prohibido legalmente todas las imposiciones de casi todas las empresas de Transporte que lo hacen mal,  jugando con nuestras condiciones y salarios como pepe por su casa sin que nadie les frene.

En cuanto a las subvenciones que reciben los sindicatos que muchos critican,  es la ley de ordenación donde toda asociación recibe ayudas de los fondos públicos que el gobierno asigna a toda asociación en España, y no todas las subvenciones van destinadas a los sindicatos, también hay subvenciones dirigidas a asociaciones del transporte, cooperativas de transporte, asociaciones feministas, fundaciones etc, etc .

Delegados elegidos a dedo, por su beneficio, blindados ante el despido y por castigo

Delegados de personal los hay de varios tipos, los escogidos a dedo, porque el empresario tiene miedo de que su empresa se sindicalice y los trabajadores pidan lo suyo, ni más ni menos, estos delegados suelen ser sumisos con todo lo que la empresa le impone y le dice, dando  para firmar todo lo que sea necesario, obrando en su beneficio y jugando con las condiciones y salarios de sus compañeros. ¡Eso sí! el mejor camión y mejor viaje que no le falte, a si no se revela y lo tiene contento.

Luego están los delegados “PADETO” resbalando todo lo que pasa en su empresa y a sus compañeros, estos pueden actuar de varias maneras, cogiendo las horas sindicales para irse de parranda o también dando sus horas sindicales a otros delegados, a si no pierden comba en los viajes y cobra más dinero.

También hay delegados por castigo, porque nadie de su empresa quiere ser delegado, que después de trabajar sus doce o quince horas, atender a su familia, cobrar menos que sus compañeros, estal mal mirado por su empresa, luego tiene que atender a sus funciones de delegado dando el do de pecho y el puño en la mesa cuando su empresa hace algo mal, y muchas veces ni agradecido, ni respetado. Y criticar se nos da mucho mejor que actuar.

Fuente: Conductores del Puerto de Valencia  Publicado en Diario de Transporte con autorización del autor

Foto: Archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas