Actualidad: El impacto del coronavirus en el sector del transporte

Actualidad: El impacto del coronavirus en el sector del transporte

El impacto del coronavirus en el sector del transporte

El coronavirus ha traído nuevas formas de vida. La tan ya manida nueva normalidad ha provocado el aumento del consumo de productos online, sea a través de restauración o de cualquier otro objeto.

Este incremento de compras online ha hecho también que empresas especialistas en cajas de cartón y packaging se encontrasen con un pico importante de producción. De hecho, según algunos estudios publicados sobre las tendencias durante el confinamiento, las compras online crecieron cerca de un 75 %.

Si bien siempre se podía salir a hacer la compra, muchas personas prefirieron, con el objetivo de no ponerse en peligro, hacer la mayor parte de los pedidos desde casa y todo apunta a que sea una tendencia que, como el uso del gel hidroalcohólico o el teletrabajo, ha venido para quedarse.

Bares, tiendas, supermercados…todo se ha digitalizado para poder llegar a un público que cada vez pasa – o tiene que pasar – más tiempo en casa y que no quiere acudir directamente a la tienda o a centros comerciales.

Si antes lo que movía a las personas a la hora de consumir online era la comodidad, ahora la salud es uno de los motivos. Así, muchos market place y negocios tradicionales han puesto gran interés en formar a sus transportistas en hacer la entrega sin contacto, como un valor diferencial para generar confianza al consumidor.

El packaging y la distribución, los grandes retos ante el crecimiento de las ventas online

Pero no sólo el contacto es uno de los retos que ha tenido que asumir el sector del transporte de mercancías en este tiempo. En un negocio que no para de crecer se deben adaptar también las distintas formas de trabajar para hacerlo de una manera sostenible y al mismo ritmo.

Así, el packaging es una de las patas más importantes en las que exige una continua innovación hacia productos más respetuosos con el medio ambiente. De hecho, según el estudio realizado por Aecoc Shopperview “’Importancia del embalaje en la entrega del pedido en e-commerce”, el 30 % de los consumidores estaría dispuesto a pagar un poco más por un packaging sostenible.

Esto demuestra que el mensaje de que hay que cuidar del medio ambiente empieza a calar. Si bien el coronavirus pareciera que ha aparcado la lucha por el cambio climático, este tema sigue estando latente de un modo u otro y las compañías lo saben.

De hecho, el mismo estudio indica que cerca del 50 % de los encuestados afirma que el embalaje afecta en la percepción de marca.

Las cajas de cartón, hoy por hoy, son el sistema de embalaje más aceptado por los usuarios y es muy difícil competir con otro tipo que sea más sostenible, por lo que se presume que los esfuerzos irán encaminados a hacer una producción más eficiente.

Además del packaging la propia distribución de la mercancía supone un reto. Cada vez existen más sistemas de última milla que buscan ser sostenibles. Motos eléctricas para hacer las entregas, bicicletas o los famosos buzones en centros donde se puede retirar e, incluso, ya existe un piloto de distribución a través de drones. El futuro pinta interesante.

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas