17 consejos de conducción segura para superar los efectos de la tormenta Filomena

17 consejos de conducción segura para superar los efectos de la tormenta Filomena

17 consejos de conducción segura para superar los efectos de la tormenta Filomena

Redacción.– Los expertos en conducción de ALQUIBER, compañía española líder en renting  flexible, habituados a la conducción y preparación de su flota de vehículos para  sobrellevar temperaturas extremas, ofrecen 17 recomendaciones clave para evitar los  dañinos efectos de las placas de hielo y conseguir que el coche esté listo para emprender  la marcha sin problemas.

Las Autoridades recomiendan que se evite coger el vehículo  privado, desde Alquiber están operativos en todas las delegaciones para atender a  aquellas empresas que son esenciales en estos momentos. 

Consejos para quitar la nieve y hielo de los vehículos. 

  1. Los expertos de Alquiber recomiendan retirar las capas de nieve y hielo utilizando un  cepillo de goma y un líquido anticongelante, de tal forma que se evitan daños en la  carrocería. Es importante retirar la nieve del capó y del techo por su peso, para impedir que se derrame circulando, ocasionando un auténtico peligro. 
  2. Es primordial dejar los parabrisas limpios sin arrancar el vehículo, una labor que  requerirá su tiempo siempre haciendo uso de un rascador para dejar el cristal con un  campo de visión óptimo. 
  3. No hacer uso de agua caliente debido al contraste térmico que puede ocasionar que la  luna se parta. Ni tampoco hacer uso de la sal, ya que terminaría rayando el parabrisas  además de ser corrosiva para la chapa. 

Consejos para circular con placas de hielo 

  1. Conducir con suavidad, reduciendo la velocidad antes de llegar a la zona congelada sin mover el volante ni pisar el freno.

5. En el caso de encontrarte atrapado con un bloque de nieve, utilizar las marchas largas  ya que con las cortas pisando el acelerador rápidamente puede terminar en una pérdida de control total, por lo que hay que acelerar despacio.

  1. Mantener la calma en el caso de derrape, los neumáticos vuelven a agarrarse a la carretera, por lo que hay que evitar movimientos bruscos con el volante, frenazos o acelerones. 
  2. No alcanzar el límite de velocidad. La mayoría de las señales son para una conducción sin hielo y nieve por lo que ante esta situación hay que desplazarse por debajo del límite de velocidad. 
  3. Hacer un correcto uno de los frenos y aumentar la distancia de seguridad entre los demás vehículos. 
  4. Detectar las zonas más peligrosas con el termómetro del vehículo, las temperaturas por debajo de los 3º C es más probable que encontremos hielo en la carretera.  
  5. Máxima precaución en las entradas y salidas de túneles, las zonas sombrías, y el asfalto brillante.

Consejos para proteger tu coche del frío 

  1. Una lona 

La mejor manera de proteger el coche del frío es utilizar una lona que lo cubra completamente,  de ese modo se evita la congelación de las piezas y se protege al vehículo contra agresiones  como el granizo. Hay modelos que se adaptan a todo tipo de vehículos, y son realmente fáciles  de colocar gracias a la goma autoajustable que suelen llevar. Si no te convence esta solución por antiestética, también puedes optar por usar una lona solo para la zona del limpiaparabrisas  (disponibles desde 5 a 20 euros) que evitará que tengas que rascar el hielo y no destacará tanto  como una lona completa.  

  1. Limpiaparabrisas 

Si las lonas no te convencen, puedes al menos dejar levantadas las gomas del limpiaparabrisas,  así evitarás que se congelen en la luna y resulten inservibles. Otra opción es utilizar unos tapones  de corcho para evitar que estén en contacto directo con el parabrisas y queden adheridas a él  por el hielo. De esta forma, evitarás que la goma se endurezca y se cuartee mucho antes de la  cuenta por culpa de las heladas. El líquido del limpiaparabrisas también es importante.  Asegúrate de que no lo has rellenado solo con agua, ya que entonces se congelará muy  fácilmente y no cumplirá su función.  

  1. Batería 

La batería es uno de los elementos del vehículo más susceptibles al frío y es la causante de que,  tras una noche de heladas, el coche no arranque adecuadamente. Para evitar estas situaciones,  comprueba la antigüedad de la batería, y si ha cumplido su vida media de uso, es mejor que la  reemplaces al primer signo de agotamiento. Es importante saber que partir de los 4 años las  baterías suelen perder efectividad. 

  1. Líquido refrigerante 

Casi todo el mundo comprueba el nivel del líquido refrigerante. Sin embargo, esta tarea no es  suficiente: también es necesario asegurarse de que no está caducado, ya que con el uso va  perdiendo sus propiedades. Normalmente, el anticongelante se presenta como un líquido de un color vivo, pero si este se ha puesto translúcido, ha perdido intensidad, o está ennegrecido,  debes cambiarlo cuanto antes. Lo mejor es vaciarlo y reponerlo todo para evitar sorpresas. El  líquido del circuito de refrigeración puede congelarse a partir de -20ºC. Sin embargo, con el paso  del tiempo va acumulando impurezas que hacen subir su punto de congelación. Por eso es  recomendable el purgado de circuito y la sustitución completa cada cinco años como mucho. 

  1. Cerraduras 

Cuando las temperaturas bajan mucho, el mecanismo de las puertas se puede congelar. En este  caso, no es nada recomendable utilizar la fuerza bruta para tratar de abrir el coche, dado que se  podría dañar el mecanismo. Lo recomendable es utilizar alcohol, o incluso un secador de mano  para abrir las puertas sin forzarlas. Para eludir definitivamente el problema, existen unos  aerosoles lubricantes con los que evitarás su congelación. 

  1. En ralentí 

El frío afecta también al interior del coche, y especialmente a los líquidos. Si se inicia la  conducción cuando el aceite, el líquido de dirección, y el líquido de los frenos están aún  demasiado fríos, se podrían dañar algunas piezas importantes. Antes de lanzarte a la carretera,  mantén el vehículo en ralentí unos minutos para que pueda calentar toda su mecánica. Además,  si tienes que dedicar unos minutos a quitar el hielo del parabrisas, lo mejor es arrancar el coche  antes de empezar a rascar y poner la calefacción para que las lunas se vayan calentando por su  parte interior. 

  1. Accesorios 

Si mantienes en el coche un pequeño kit con los accesorios que necesitarás para hacer frente al  invierno, será mucho más fácil poner a punto tu coche por las mañanas. Lo más recomendable  es llevar una rasqueta para retirar el hielo de las lunas, así como algún producto descongelante  para emergencias. Los líquidos descongelantes son muy cómodos porque actúan de manera  inmediata, pero acaban disolviendo las gomas y dañando el coche con el uso habitual. En este  ‘kit’ tampoco pueden faltar unos guantes y otros accesorios que podrías necesitar, como las  cadenas, una manta, y una lata de aceite y combustible. 

Según la situación del temporal, las Autoridades recomiendan que se evite coger el vehículo  privado. Desde Alquiber se está operando en sus 20 delegaciones repartidas por todo España para atender a aquellas empresas que son esenciales en estos momentos.

Foto: Archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com. Teléfono de contacto: 649 43 26 91.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas