Un transporte en ruina. «Camionero García». Opinión

Un transporte en ruina

IRU ( International Road Transport Union ) es una asociación internacional que engloba a las diferentes asociaciones y federaciones internacionales del sector a nivel mundial y que trabaja de la mano de la UE para formular iniciativas e influir en las decisiones en las políticas sobre transporte, tanto de mercancías, autobuses y autocares, como de los taxis. Además, IRU posee el estatus de órgano consultivo del Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, que le da el poder de negociar en su nombre el convenio TIR, así como otras cuestiones en 57 países asociados.

Pues bien, IRU alerta de una posible ola de quiebras en el sector del transporte, tanto de mercancías como de pasajeros. Para poner soluciones pide a los gobiernos una serie de puntos que garanticen la supervivencia.

Entre ellos piden, subvenciones directas temporales, facilitar el acceso a préstamos o refinanciación de los actuales a bajo interés o a coste 0, facilitar extensiones para los pagos de los préstamos, reducir temporalmente o renunciar a impuestos, cargos y aranceles, incluidos los impuestos, cotizaciones sociales e impuesto a los combustibles, reducir o paralizar primas de seguro para los vehículos que no estén operativos, apoyo financiero para contratar personal cualificado que haya quedado en paro debido a la crisis, establecer carriles verdes para el paso de los camiones por las fronteras, designar a los trabajadores del sector como trabajadores clave para facilitarle todos los medios de seguridad y protección adecuados por parte de los gobiernos, permitir una flexibilización en la interpretación de las reglas de conducción y descanso así como las restricciones a la conducción y medidas de tolerancia para aquellos documentos de control vencidos, incluyendo visados, certificados y licencias.

Todo muy bien por la supervivencia del sector, pero ante estas peticiones a mí me surge una pregunta, ¿Y las empresas de transporte que aportan como entidades para superar esta situación? Acaso, más competencia desleal, peores condiciones y salarios para sus trabajadores, incapacidad de gestionar sus negocios, supeditarse a los poderes e intereses de los cargadores, etc. Vamos, que lo que piden es barra libre para circular sin que puedan controlar sus abusos en cuestiones laborales y fiscales.

Y a mi modo de ver, están pidiendo también una intervención de los poderes públicos de estas empresas privadas y que sea el dinero público el que asuma el riesgo para garantizar a estas empresas un beneficio que ellas, por sí solas, han demostrado ser incapaces de conseguir.

Son ellas las que, en una estrategia de canibalismo, han aumentado las flotas hasta lo innecesario, con el único ánimo de eliminar competencia en el sector. Estas súper empresas transnacionales necesitan liquidez inmediata para sobrevivir, al contrario que los autónomos que, con una buena gestión, pueden mantener su negocio aún sufriendo mucho más las condiciones que impone la crisis.

Quizás haya llegado la hora de los cierres de empresas para que el mercado se ajuste solo, como dicen los gurús liberales. No tengan miedo a desaparecer, pues son ustedes los que con sus estrategias han llevado al sector a la ruina.

Dicen que el sector puede colapsar si no se atienden las peticiones de sus asociados y es verdad, pero el sector también puede colapsar si no encuentra mano de obra para llevar sus camiones, hasta que aquellos a los que ustedes presionan encuentren la panacea que les permitan seguir obteniendo beneficios a costa del DUMPING social. Ese que ustedes no quieren que desaparezca y queda demostrado en su apoyo al PAQUETE DE MOVILIDAD y sus recursos a aquellos puntos que no les gustan.

Piensen que no pueden ceder ni un ápice en sus postulados, porque si los trabajadores del sector se ponen en su sitio, el colapso y la gravedad del problema va aumentar sustancialmente y le van a trasladar a los estados un problema que han creado ustedes y solamente ustedes.

Ya que ustedes son órgano consultivo e influyen en las decisiones políticas internacionales sobre el transporte, pónganse a trabajar por la dignidad del sector, la de sus trabajadores y paguen los impuestos y cotizaciones que les correspondan para así aportar a la sociedad todo aquello por lo que ustedes dicen que son esenciales y no caigan en la situación de ser un sector subvencionado.

Que para este viaje no hacen falta alforjas.

Más artículos de opinión de Camionero García  Prohibida su reproducción parcial o total sin el permiso expreso del editor.

Foto: Archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas