Los vaivenes de 2020. «Camionera Metalera». Opinión

Los vaivenes de 2020. La opinión de Camionera Metalera

Este 2020 nos ha llevado de un lado a otro en un vaivén sin control. En unos momentos nos hemos creído héroes. Pasando por darnos golpes en el pecho por lo valientes y desinteresados que fuimos afrontando los primeros momentos de la pandemia para que a nuestros conciudadanos no les faltara lo más básico en su confinamiento, como si no fuera nuestro trabajo y cobráramos por ello, como si no lo hubiéramos hecho para no perder nuestros trabajos (asalariados) o empresas (autónomos). Poco después, pasamos a considerarnos utilizados y ninguneados por la sociedad cuando fuimos conscientes de que una vez la población fue desconfinada todo volvía a ser como antes. 

Pero de todo lo acontecido en estos 12 meses, me quedo con lo último, lo que aún colea en las redes: el cierre de las fronteras durante 48 horas por parte de Francia. Este hecho ha sacado lo peor de nosotros. Hemos dado el último paso y hemos utilizado el chantaje emocional para dar mucha pena y mucha lástima, curiosamente, por hechos que son muy frecuentes en nuestras vidas profesionales. 

No sé si repetir lo de la memoria de pez ahora o luego. Vayamos por partes:

Han dejado a 10.000 camioneros españoles… no, espera… que eran 3.000… o no…. depende quién escriba el post las cifras varían exageradamente. Repito, han dejado a no sé cuantos mil camioneros españoles en Gran Bretaña sin comida, bebida ni servicios para higiene. Primero, me llama la atención que no he leído ni una sola letra de los camioneros atrapados al otro lado de la frontera, en Francia. O no había ninguno (!!) o no tienen importancia (!!) o por alguna extraña razón a nadie le ha importado. 

Sigamos… No todos los compañeros paralizados en Reino Unido han estado en tan ínfimas condiciones, ya que los que fueron desviados al aeropuerto fueron atendidos con comida, bebida y servicios portátiles. Al menos, eso nos han contado algunos de ellos. Esto no minimiza que otros, en los arcenes de la carretera sí estuvieron desabastecidos. Deberíamos nombrar los dos casos.

A todo esto hay algún dato que no me cuadra. ¿Cómo es posible que todos los compañeros, desde el minuto uno de la paralización en la frontera, no tuvieran comida ni bebida? Por experiencia propia de muchos años en transporte internacional, cuando sales de viaje para al menos una semana, la inmensa mayoría de nosotros llevamos comida para ese tiempo. De hecho, ya hace bastante tiempo que las áreas de servicio y routiers de Francia están vacíos a la hora de comer, ya que comemos “de cajón”.

Los que intentaban pasar la frontera hacia Francia, estaban a mitad de viaje, faltándoles aún dos o tres jornadas para llegar a casa, según a que zona de España se dirigieran. ¿A mitad de viaje ya no tenía ninguno comida? ¿Ninguno de los no se cuantos miles? ¿Todos se  habían llevado suministros para la mitad del viaje sólo? Y si algún compañero, por falta de previsión o porque era de los pocos, muy pocos, que comen en routiers no tenía nada que comer… ¿ninguno de los miles de camioneros españoles que le rodeaban le pudo pasar un poco de comida? ¿Ninguno?

Otro detalle que no me cuadra. Hemos visto vídeos de compañeros quejándose incluso llorando por haber estado esos dos días paralizados, como un hecho absolutamente excepcional que nunca ha pasado… «los peores momentos pasados en mi vida»…  Dando por hecho, que supondréis, que soy la primera en lamentar situaciones como ésta, ya que yo las he vivido en demasiadas ocasiones, volvedme a perdonar que recurra a mi frase favorita: tenemos memoria de pez. 

¿Nadie de esos miles de camioneros de transporte internacional ha aguantado año tras año, nevada tras nevada, las horas y horas incluso días en un París colapsado en cada nevada? ¿Ninguno de esos compañeros ha pasado dos, tres y hasta cuatro días paralizado por la nieve en el nordeste francés? ¿Habré sido yo la única atrapada en la Selva Negra de  Alemania a -25º viendo como las quitanieves pasaban de largo durante dos días porque se dedicaban sólo a la carretera y no entraban al parking en el que estábamos los camiones sin poder salir, y estábamos con el gasoil congelado (dos días) sin poder arrancar los camiones para calentarnos, con las botellas de agua congeladas (dos días) sin poder beber nada, con el gas de los hornillos congelado (dos días) sin poder calentarnos comida? ¿De verdad que dos días tirados en una carretera sin nada es un hecho tan excepcional como para todo lo que hemos visto en las redes sociales? Para los tiquismiquis, vuelvo a repetir, que no estoy justificando estos hechos, muy al contrario, ya que soy la primera que denuncio al vivirlos en primera persona más de una vez.

Me va a quedar alguna cosilla en el tintero, pero acabo con una duda:

Los que se han dejado los dedos en los teclados y la voz en los vídeos culpando al gobierno de nuestro país de esta situación, por cierto, ¿porqué no han culpado a sus jefes por haberlos mandado cuando Francia avisó de lo que iba a hacer?… ”tú tira y ya veremos…”. Vaya, que me pierdo otra vez. Los que han culpado al Gobierno español ¿Qué tenía que haber hecho éste a su modo de ver?  ¿Mandar la Armada Invencible a Reino Unido? ¿Invadir Francia enfrentándose a los Cien Mil Hijos de San Luis? 

Está claro que es más fácil exigir cualquier cosa al Gobierno que pedir explicaciones a nuestros jefes y así, bajo a «toda hostia» a España y me da tiempo a subir con otro viaje.

Nota aclaratoria: eso que se ha divulgado del ejercito polaco acudiendo en ayuda de los camioneros españoles… vaaamossss…. Según los medios de comunicación polacos, ese país mandó 20 SANITARIOS para ayudar…20 sanitarios…. y a no ser que todo el ejército polaco conste de esos 20 sanitarios, es una noticia falsa como tantas otras. 

Me pregunto qué intereses están moviendo todo esto. Qué o quienes sacan beneficio de todo esto. Quién está manipulando todo este tinglado. Quién sale ganando con este chantaje emocional. Tengo mi propia teoría, pero es eso, mi teoría.

El transporte internacional es lo que tiene, te vas y no sabes cuando vuelves con seguridad, especialmente en invierno, debido a las nevadas, temporales marítimos que no dejan salir a los barcos y tantas variables de las que dependemos. Y todos somos conscientes de ello. Así que voy a devolver una lamentable frase que un compañero de profesión me dijo: “si no aceptas las condiciones de tu trabajo es que te has equivocado de profesión”. 

Esto es parte de lo que opino y lo tenía que decir. Lo demás, me lo guardo para otra ocasión.

¡¡Feliz 2021!!

Más artículos de opinión de Camionera Metalera  Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización expresa del autor y el editor.

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas