¿Estamos perdiendo el contacto humano?. "El camionero ácrata". Opinión

¿Estamos perdiendo el contacto humano?. «El camionero ácrata». Opinión

La verdad, que mi idea hasta hoy, era escribir un artículo típico mío, es decir, repartiendo estopa; pero esta tarde ha pasado algo que me lo ha quitado de la cabeza. Ya bastante agobiante ha sido este año con todo lo que ha pasado con el covid-19, como para que ahora, que estamos llegando a estas fechas, yo siga con el martillo.

Normalmente mi trabajo es en contenedores, lo cual me permite dormir a diario en mi casa. Pero esta semana ha tocado cambio de faena y aquí estoy, escribiendo esto en un área de servicio a 200 km de París.

La verdad, que ya salí de casa con el colmillo retorcido. El día de salir era el cumpleaños de mi amada pareja y me fastidió bastante dejarla sola ese día. Ya sé que para los que estáis fuera a diario, os puede parecer una chorrada, pero ese no es mi caso. Como os digo, la cosa ya salió torcida desde que arranque, viaje relámpago, muy apretado de tiempo, etc. Ya sabéis a lo que me refiero.

Bueno, pues hoy para rematarla, me encontré un pedazo «bouchon» en Burdeos de los que hacen historia; lo cual ya sabéis que supone, más apreturas de tiempo, más estrés, etc. Pero lo maravilloso de esta vida, es que a veces el detalle más tonto te alegra un mal día.

Una vez pasado el atasco, paro a comer en un área de estas que no hay nada; saco mis enseres y me pongo a cocinar unas chuletas. Al lado mío, una cisterna alimentaria de una empresa de Asturias. Veo que baja el compañero y cruzamos tres palabras. Cuando bajo a fregar los cacharros, veo que este compañero está con una caja de madera haciendo algo y por curiosidad le pregunto.  Me cuenta que es una caja vieja de un reloj y que en los descansos aprovecha para restaurarla.

Empezamos a hablar, me cuenta que lo está restaurando no por el precio, si no por el cariño y para entretenerse. Yo le cuento que también tengo un proyecto de restauración de una Derbi Variant que me he comprado hace poco. Casualidades de la vida, aunque la empresa de él es asturiana, él es de Reus y trabajó muchos años repartiendo motos Derbi por Europa.

Supongo que a la mayoría os parecerá una chorrada, pero estar a 1.000 km de casa, cabreado, estresado y de repente, tener una charla tan amena con alguien, aunque sea corta, se agradece mucho.

Muchas veces paramos a comer o a hacer los 45 minutos de descanso y no bajamos ni del camión. Nos ponemos a hablar por redes sociales con gente que está a kilómetros, sin prestar atención a lo que tenemos al lado, perdiendo ese contacto humano que es tan necesario.

Más artículos de El camionero ácrata  Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del editor

Foto de archivo

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com.
, , , ,

Etiquetas

, , , ,

Las noticias más leídas