Contestación a la Organización Internacional del Transporte por Carretera IRU

Contestación a la Organización Internacional del Transporte por Carretera IRU

Contestación a la Organización Internacional del Transporte por Carretera IRU

La propaganda barata ante la escasez de conductores:

Hace unos días leí un artículo de IRU, la Organización Internacional del Transporte por Carreta, uno de tantos, haciendo referencia, a que el reducir la edad para obtención de carnés de camión y autobús atraería a jóvenes de 18 años al sector del transporte, y que aliviaría la escasez de conductores.

Pues bien, le voy a contestar Señor Umberto de Pretto, secretario general de IRU, porque veo que no sabe muy bien de que es debido la escasez de conductores profesionales y el paro juvenil que expone como uno de los medio de escusa para reducir la edad, y razones hay varias:

En primer lugar, las condiciones laborales de los conductores no pueden ser más precarias hoy en día, ya que se pasan 24 horas metidos en la cabina, comen, duermen y hacen su vida en el camión como “perros de caseta” y que en rutas nacionales e internacionales pueden llegar a estar sin ir a sus hogares durante días y incluso semanas, con una conciliación familiar prácticamente nula, y le pregunto; ¿Cuántos de estos jóvenes de 18 años tendrán oportunidad de crear una familia y ver crecer a sus hijos?. ¿Cara el futuro reducirán la edad a los 16 años?. Fijándonos en los reglamentos, leyes vigentes y convenios colectivos que no son cumplidos por ninguna empresa de transporte en España, o bien solo en lo que les interesa, y a mi punto de vista siendo un cajón desastre, sin que ninguna administración o competencial legal vea más allá de donde quiere ver, y sin que pongan un orden y cumpliendo de estas, que para eso están.

A si pues, hay un aprovechamiento de las empresas de Transporte que son las que imponen sus reglamentos y leyes como si tratara de un “manual del conductor” para dar instrucciones a sus conductores, actuando a su libre albedrío, con jornadas rozando lo irrazonable, de hasta 15 horas diarias, realizando en algunos casos las cargas y descargas del camión, (como si se convirtieran en “mozos de almacén” cuando llegan a su destino) y que en numerosas situaciones realizan trabajos que no corresponden a la categoría de Conductor-Mecánico.

En segundo lugar, entra la parte salarial, que como a sucedido con las condiciones laborales a lo largo de los años se han ido perdiendo, llegando hasta el punto de que las empresas de transporte siempre, y lo más fácil, es atacar los costes salariales de sus conductores para poder obtener o bien más rentabilidad, y por otra parte, “entrar en sus  batallas de competencia desleal con portes a la baja en un mercado atomizado.

El 99’9% de las empresas, aquí en España sólo cumplen en pagar las tablas salariales de los convenios donde tienen su razón social, eso sí, instalando su sede donde más bajos son los salarios, fomentando el trabajo a destajo con el pago por kilometraje, porcentajes, viajes, y la mas ridícula forma las tarifas planas, sacadas de la chistera como buenos magos, y todo esto traducido en dietas para abaratar los costes de las nóminas y defraudar al Instituto de la Seguridad Social INSS.

En tercer lugar, Señor Umberto de Pretto, secretario general de IRU, no dudó que si un joven de 21 años pueda llevar un camión, uno de 18 años también pueda llevarlo. ¿Se cree que un joven de 18 años querrá llevar un camión o autobús con condiciones laborales y salarios precarios?.¿Se cree que no abra más accidentes de camiones?. La cuestión no está en reducir la  edad ante la renovación generacional y el paro juvenil, sino en una armonización laboral en todos los aspectos para poder hacer atractiva esta profesión, porque seguramente si se cumplieran convenios colectivos, con condiciones laborales y salarios acordes a esta profesión no tendría que hacer proponga barata  de la falta de conductores y el paro juvenil”, sobrarían para cubrir los 15.000 puestos de conductores profesionales supuestos, y digo supuestos, porque si mirarán las listas del paro aquí en España cubrirían esos puesto más que de sobra.

Por otra parte, le contesto al comentario que hace alusión de que los conductores más jóvenes no son más propensos a sufrir accidentes que sus contrapartes mayores; no se trata de la capacitación, se trata de la cuestión de condiciones laborales acordes al puesto, retribución de las horas de excesos con periodos de descanso compensatorios, no quieran otra vez esclavos a largo plazo.

Muy atentamente un conductor más entre los 253.000 conductores aquí en España.

Autor y foto interior: Conductores del Puerto de Valencia. Foto noticia: Archivo. Publicado con permiso expreso de su autor para su publicación en Diario de Transporte

 

Síguenos en Telegram
¡Publicamos tus noticias, fotos, vídeos y opiniones junto con los avisos de vehículos de transporte robados! Por favor envíanos la información únicamente a través de e-mail: lectores@diariodetransporte.com. Teléfono de contacto: 649 43 26 91.
, , , , , , , , ,

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Las noticias más leídas